www.madridiario.es
Concentración de los vendedores ambulantes del Rastro por segundo domingo consecutivo
Ampliar
Concentración de los vendedores ambulantes del Rastro por segundo domingo consecutivo (Foto: Chema Barroso)

Los vendedores del Rastro vuelven a concentrarse para exigir la instalación de un 50 por ciento de los puestos

Los vendedores del Rastro vuelven... pero a manifestarse

domingo 12 de julio de 2020, 13:32h

El Rastro es uno de los eventos más icónicos de la capital. Celebrado cada domingo, los madrileños pasean por La Latina y Embajadores siguiendo el entramado de pequeños puestos donde los comerciantes venden todo tipo de productos.

El coronavirus se llevó esos domingos de rastro, paseo y vermut, pero para este domingo 12 de julio, el concejal de distrito Centro, José Fernández, ya dio luz verde a la vuelta del Rastro, con diferentes medidas de seguridad. A pesar de ello, no se ha celebrado.

Ya en el pasado mes de junio, el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, anunció que se volvería a la actividad en esta zona de la ciudad en la fase 3 de la desescalada, pero con aforo limitado y sin todos los puestos que componen este tradicional mercado madrileño.

En aquel momento, la Asociación El Rastro Punto Es, que representa al 60 por ciento de los titulares de puestos del Rastro madrileño, consideró que "las medidas de seguridad e higiene propuestas para la reapertura de los mercadillos son muy difíciles de implementar en la inmensa mayoría de los mercadillos y especialmente en el Rastro de Madrid".

Por ello, celebraron hace una semana una manifestación con el apoyo de las entidades 'Agartsana' y 'Asiveras', en contra de las medidas propuestas por el Ayuntamiento.

Los comerciantes recibieron una propuesta remitida por el concejal-presidente del distrito de Centro basada en tres zonas delimitadas, con despliegue de puestos alternos y una apertura programada en tres fases, con vistas a arrancar la actividad este 12 de julio.

Para la primera fase se planteó la reapertura solo en la Calle Ribera de Curtidores (desde Plaza de Cascorro a Ronda de Toledo) con un máximo de 143 puestos, un 12 por ciento de los que actualmente cuentan con autorización, y con un tamaño por puesto de dos metros de largo por uno de ancho.

A ello se sumaría un control del aforo, con entrada y salida en la zona perimetrada, sin conexión con las tiendas de la zona, distancias de 1'5 metros además de la acera y otra delante de los puestos, también de 1,5 metros.

En la segunda fase se acometería la instalación de alrededor de 70 puestos en la Plaza General Vara del Rey, con un control del aforo, también, individualizado y con las mismas características que el establecido en Ribera de Curtidores.

Para la fase tercera, el criterio pasa por instalar 50 puestos en la Plaza del Campillo del Mundo Nuevo con similares características.

Estas fases y su ejecución no han gustado a los comerciantes, que este mismo domingo se han vuelto a manifestar en la zona del rastro para exigir la instalación de un 50 por ciento de los puestos y el domingo siguiente el 50 por ciento restante, para así facilitar que todos los puestos puedan vender al menos dos domingos al mes.

Las asociaciones de comerciantes y puestos ambulantes del Rastro de Madrid han ratificado su posición y reenviado su propuesta al Consistorio, una postura que aseguran haber expuesto "en todos y cada uno de los escritos y reuniones posteriores".

Han apuntado que este proyecto "sigue estando muy alejado de lo que significa el Rastro y de lo que se necesita para reabrirlo". Por último, han indicado que la seguridad no estaría en peligro con la propuesta que han comunicado al Ayuntamiento. "Está implícita las distancias interpersonales de un metro y medio para vendedores y clientes se aplicarían todas las recomendaciones sanitarias", han concluido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios