www.madridiario.es
Vecinos y Ampas del entorno del Calderón reclaman participar en el seguimiento de las obras
Ampliar
(Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Vecinos y Ampas del entorno del Calderón reclaman participar en el seguimiento de las obras

sábado 20 de febrero de 2021, 08:50h

El Consistorio madrileño presentó el pasado miércoles el proyecto de cubrición de la M-30 a su paso por el antiguo estadio Vicente Calderón. El acto en el que se dieron a conocer los detalles de la operación ha suscitado el rechazo de los vecinos y las Aampas afectados por las obras del proyecto ‘Nuevo Mahou Calderón’, pues consideran que “se ha roto con la participación ciudadana que había hasta la fecha” al no informar con antelación a los afectados y negar el acceso a dos de sus representantes al evento.

Los colectivos (Ampas del CEIP Tomás Bretón, IES Gran Capitán, CEIP Joaquín Costa y Asociación de Vecinos Pasillo Verde-Imperial) defienden que estas obras van a afectar a las vidas de los vecinos del barrio a largo plazo, "como mínimo hasta 2024" y, por ello, solicitan al Ayuntamiento que convoque la comisión de seguimiento de las obras para conocer los detalles pendientes. “Queremos estar informados de cómo va y de las medidas que se están tomando para también ver los problemas que quizás no han anticipado pero nosotros sí conocemos” ha explicado a este diario Susana de la Higuera, miembro de la Asociación de Vecinos Pasillo Verde-Imperial.

Hasta el momento, la participación ciudadana por parte del Consistorio se había mantenido constante, Susana asegura que “siempre ha habido reuniones en las que se ha presentado cómo se iban a hacer las obras y hemos podido más o menos participar en esto”. La comisión de seguimiento fue creada en 2019 tras las quejas de estos colectivos ante las afecciones derivadas de la operación. Por ello, la exclusión en la presentación del pasado miercoles ha generado un profundo malestar entre los colectivos.

Según explicaron miembros del Ayuntamiento a los representantes de la asociación vecinal, no permitirles el acceso atendía a razones sanitarias y organizativas; se trataba de una presentación para los medios de comunicación y, además, las medidas antiCovid-19 no lo permitían. “De ser periodistas hubiéramos podido pasar perfectamente”, critica De la Higuera.

Los vecinos del barrio han verbalizado su preocupación de cortar el diálogo que se venía produciendo hasta ahora. Los representantes han dejado claro que no quieren volver a pasar por los problemas relacionados con “el ruido y el polvo” durante las anteriores obras de la zona de la antigua fábrica Mahou. Otra de las molestias relacionadas con los trabajos ubanísticos fue “la movilidad con los camiones, pues en un principio no respetaban los horarios de entrada y salida de los centros escolares. Era peligroso ya que muchos niños iban andando al colegio”, constata Susana de la Higuera.

No obstante, la demolición del propio estadio colchonero, que comenzó en febrero de 2019, no provocó graves molestias. “Lo hicieron bastante bien porque siempre hemos estado bastante pendientes”, explica Susana. De hecho, fruto de la presión vecinal se consiguió que el Gobierno municipal instalara barreras acústicas en los montículos de tierra situados al lado del desvío de la M-30.

Fuentes del departamento que encabeza Paloma García Romero explican a este diario que las razones por las cuales no les dejaron acceder al acto es que se trataba de una presentación dirigida a la prensa. Asimismo, han asegurado que la Junta de Distrito convocará en breve a los vecinos para explicarles el proyecto y resolver sus dudas. “En definitiva, para informarles, como siempre ha hecho, de la marcha de las obras”, han subrayado.

Asimismo, el director general del Espacio Público, Obras e Infraestructuras, José Luis Infanzón, precisó durante la presentación del pasado miércoles que las viviendas más cercanas al ámbito de intervención se encuentran a un mínimo de 80 metros de distancia, por lo que no recibirán un impacto directo. Asimismo, ha recordado que los trabajos "están monitorizados permanentemente" por los medidores de contaminación y ruido instalados durante la demolición del estadio.

Desarrollo a la par de los equipamientos previstos

Además, la Asociación de Vecinos Pasillo Verde-Imperial y las Ampas han vuelto a insistir en que es imprescindible desarrollar, a la par los equipamientos previstos, las ampliaciones del IES Gran Capitán y el CEIP Tomás Bretón, la construcción de vivienda de Protección Oficial y la de un centro de mayores en un proyecto intergeneracional, así como pistas deportivas.

Según han explicado desde la Asociación Vecinal, ya han prestado los proyectos al Ayuntamiento y a su Dirección General de Mayores. “Además, estamos esperando también que nos reciba la concejala del distrito para podérselos mostrar”, ha relatado.

A raíz de la pandemia del coronavirus han observado “todos los problemas” que presentan los centros de mayores tradicionales. En consecuencia, apuestan por modelos alternativos basados en "propuestas interesantes que seestán haciendo en otras regiones de España e incluso en otros países", ha explicado.

En relación con las mejoras que plantean para los centros escolares, expone que están motivadas en que estas instalaciones "están muy abandonadas". En todo caso, fuentes del Área de Obras y Equipamientos recuerdan que la competencia para acometer tanto las ampliaciones del IES y el CEIP como la construcción de vivienda de Protección Oficial recae sobre la Comunidad de Madrid.

El proyecto 'Nuevo Mahou-Calderón'

El proyecto de urbanización Mahou-Calderón es fruto de un convenio firmado por el Ayuntamiento de la capital, Mahou-San Miguel y el Atlético de Madrid y dotado con un presupuesto superior a los 42 millones de euros. De los más de 147.000 metros cuadrados de esta superficie, 73.000 metros cuadrados se destinarán a zonas verdes y unos 17.000 a equipamientos. Además, se prevé la edificación de 1.312 viviendas.

La primera fase de acondicionamiento del terreno acabó en noviembre de 2020. Esta daría paso a las obras de renovación urbana y de mejora del entorno de Madrid Río a su paso por el distrito de Arganzuela.

El proyecto de cubrición de la M-30 en el tramo que atravesaba el estadio comenzará a ejecutarse en la segunda mitad del año. En concreto, se construirá una estructura de 620 metros de longitud y 40 metros de ancho que soterre la vía de circunvalación y ejerza en el exterior como base de un parque. La obra se licitará en un plazo de seis meses, por lo que el inicio de los trabajos sobre terreno se prevé para después del verano. La intervención se prolongará durante 20 meses y su finalización se espera para principios de 2023.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

8 comentarios