www.madridiario.es
Tala de dos acacias en la Latina
Ampliar
Tala de dos acacias en la Latina (Foto: Agrupación Socialista de Latina)

La tala de dos acacias centenarias enfrenta a vecinos y Ayuntamiento en el barrio de Latina

Por Cristina Valdivielso
jueves 16 de septiembre de 2021, 07:28h

A principios del mes de agosto se procedió a la tala de dos acacias casi centenarias en la Avenida de los Apóstoles del barrio de la Latina, a la altura de los números 29 y 31, y que medían 18 metros.

Una acción que ha provocado el malestar de los vecinos de este distrito. Andrés Vales, miembro de la Asociación de Vecinos de Puerta del Ángel, explica que “las quejas surgen debido a que se han talado estas acacias que, aparentemente y por lo que dice el propio Ayuntamiento de Madrid, estaban en buen estado”.

Desde la asociación apuntan que las razones de la tala no persiguen objetivos de protección vecinal, sino que se ha ejecutado “con la única intención de ganar entre seis y ocho plazas de aparcamiento”.

Vales explica que “estas plazas de aparcamiento corresponden a otro tramo de la calle donde han tenido que ser eliminadas debido a la ejecución de una obra requerida por los vecinos para arreglar y mejorar la accesibilidad de dos calles, ya que estaban en muy mal estado y que se enmarcan en los Planes Integrables de Barrio (PIBA)”.

En esta línea, el portavoz asegura que nada tiene que ver un proyecto con el otro: “No se deben habilitar nuevas plazas de aparcamiento a costa de dos acacias, porque además también han quitado una mediana verde arbolada y ajardinada que cuidaban los propios vecinos”.

Sin embargo, fuentes municipales aseguran que ambas obras guardan relación una con la otra, y que "responden a una reivindicación vecinal histórica desde hace más de 30 años". Además, "en la parte inferior (tramo entre las calles Sepúlveda y Perales) se han previsto cuatro alcorques en acera, lo que supone que, donde se retiraron dos árboles, ahora se contemplan cuatro".

Desde el Consistorio madrileño añaden que "a ello se suma el arbolado de alineación que ocupará la zona intermedia (desde la calle Perales hasta la rampa), unos diez ejemplares, donde se generará un área estancial de nueva creación y se suprimirá totalmente la zona de aparcamiento".

Para realizar esta obra, el Consistorio confirma que "había que talar los dos árboles situados en la mediana, que ya amenazaban la seguridad por su gran tamaño".

El patrimonio arbóreo en conservación municipal cuenta con 1,74 millones de árboles de más de 500 especies distintas. Todos ellos se sitúan en unas 5.000 calles arboladas y más de 6.000 hectáreas de zonas verdes de la capital. Filomena dañó 800.000 ejemplares, el 46 por ciento de su masa. De esta cifra, el 10 por ciento (80.000, que supone el 4,6 % del total) cayeron o han sido talados.

La controversia entre Ayuntamiento y vecindario

Desde el colectivo vecinal aluden a las razones por las que se han sentido molestos los vecinos en varias ocasiones. En primer lugar, “no se les ha pedido ningún tipo de opinión o se les ha comunicado previamente”. Por otro lado, el portavoz señala que “los árboles aportaban a los vecinos protección contra las inclemencias del tiempo, les beneficiaba porque atribuía frescor e incluso contribuían a aumentar su nivel de intimidad, ya que los edificios afectados están muy juntos entre ellos”.

En esta línea, Pedro Barrero, portavoz de la Agrupación Socialista de Latina, apunta que las talas de árboles tienen un gran “impacto emocional y psicológico” en las personas.

Barrero explica que el área de Medio Ambiente justifica esta acción por la posterior y prevista “implantación de 14 árboles nuevos”, aunque este proyecto al que hacen referencia no está contemplado todavía, dice.

El portavoz de la asociación vecinal califica sarcásticamente de “gracioso” que estén publicitando el nuevo Bosque Metropolitano de Madrid “y luego en los barrios se dediquen a talar acacias de 80 años solo para habilitar seis u ocho plazas de aparcamiento”.

A pesar de que al principio pensaban que se iba a reconsiderar la tala, tres o cuatro días después, los operarios de la Junta Municipal de Latina se presentaron junto a dos o tres unidades de la Policía Municipal y se procedió a la tala de los árboles y a la destrucción de una pequeña mediana arbolada y ajardinada la cual, además, cuidaban los vecinos”.

El nuevo proyecto no contemplado

A pesar de que en uno de los plenos aseguraron que esa zona no servirá para crear un mayor número de aparcamientos, Barrero explica que “todo lo dicho fue de palabra, porque no nos han proporcionado documentación oficial, pero todo apunta a que son nuevas plazas de aparcamientos”. Sin embargo, el portavoz advierte de que todas estas afirmaciones están basadas en su percepción, reiterando que no han ofrecido documentación que explique cuál es el proyecto y acusa al Ayuntamiento de una enorme falta de comunicación, ya que cree que este “es el mayor problema”.

“El área de Medio Ambiente debería evitar cualquier tipo de talado en la ciudad, pero menos en las áreas urbanas que es donde menos hay”, apunta el portavoz de la asociación vecinal.

Sin embargo, el portavoz socialista señala que en la tala de estas acacias se incumplen varias normas: “Por un lado, no sabemos cuál es el criterio técnico medio ambiental del Ayuntamiento para proceder a la tala, ni si se han comunicado con el colectivo de la Mesa del Árbol y tampoco han aclarado si el proyecto alberga ensanchamientos de aceras o colocación de más arbolado (o simplemente qué tienen previsto hacer en esa zona, porque las zonas de aparcamiento no están claras)”.

Por su parte, desde el Ayuntamiento explican que "con la nueva rampa de la parte superior de Avenida de los Apóstoles, se plantarán arriba también nuevos árboles". Y añaden: "Al ampliar las aceras, se pierden plazas de aparcamiento, por lo que se recuperarán plazas de aparcamiento en parte inferior para compensar la pérdida de la parte superior y se mejorará la accesibilidad de la zona".

Sin embargo, Barrero apunta, de manera más concreta, que “se ha incumplido la Ley 8/2005 del 26 de diciembre de protección y fomento del arbolado urbano de la Comunidad de Madrid donde se prohíbe la tala de árboles protegidos que llevan muchos años”, y recuerda que, tras Filomena, se perdieron muchos árboles que siguen sin ser repuestos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

2 comentarios