www.madridiario.es
    8 de diciembre de 2019

obispo de Alcalá de Henares

El Gobierno regional ha anunciado que investigará si los polémicos cursos sobre homosexualidad ofertados por el Obispado de Alcalá de Henares violan la legislación regional contra la LFGTBfobia.

El Observatorio Español contra la LGBTIfobia ha asegurado este martes que está siendo "víctima" de una "campaña de coacciones" por parte de "movimientos ultraconservadores" tras la denuncia de la carta de los Obispos de Getafe y Alcalá de Henares contra la 'Ley de Protección Integral contra la LGTBIfobia y la discriminación por razón de orientación e identidad sexual'.

Arcópoli ha denunciado que el comunicado de los obispos de Alcalá y Getafe, Juan Antonio Reig Pla y Joaquín María López, "perpetúa una visión estigmatizadora y culpabilizadora de la diversidad sexual, aumentando el tormento de quienes sufren acoso por el mero hecho de ser LGTB".

Los obispos de Alcalá de Henares y Getafe critican en un comunicado conjunto la ley contra la LGTBIfobia aprobada por unanimidad en la Asamblea de Madrid el pasado 14 de julio. La normativa, que salió adelante tras mucha negociación, apuesta por incluir contenidos por la igualdad y a favor de la visibilidad de este colectivo en centros educativos públicos y concertados. Para Juan Antonio Reig Pla y Joaquín Mª López de Andújar se trata de una "ataque" a la libertad religiosa y de conciencia, así como al derecho de los padres a educar a sus hijos en sus propias creencias. El observatorio contra la LGTBIfobia ha denunciado esta carta ante la Fiscalía especializada en delitos de odio.

El Observatorio Español contra la LGBTFOBIA ha elevado a la Fiscalía el "infame discurso del odio" que representa la carta de los obispos de Getafe y Alcalá y estudian la interposición de una querella.

La Audiencia Provincial de Madrid considera que las palabras pronunciadas por el obispo de Alcalá de Henares, Juan Antonio Reig Plá, durante una homilía emitida por TVE en Semana Santa de 2012, "no contienen incitación alguna al odio, a la discriminación o a la violencia contra los homosexuales, sino que se limitan a poner de manifiesto las ideas del obispo sobre las personas de esa orientación sexual". Desde la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales (FELGTB) "lamentan produndamente esta resolución judicial que interpreta como libertad de expresión unas palabras con alto contenido de homofobia y odio".
  • 1