www.madridiario.es
    19 de octubre de 2021

Economía Colaborativa


Los abogados del sindicato UGT especializados en derecho laboral Manuel de la Rocha y Bernardo García, han denunciado este miércoles que los repartidores a domicilio al servicio de plataformas habituadas a la economía colaborativa no son trabajadores autónomos ya que tienen una actividad "asumible dentro de la relación laboral". Ambos han llamado a la "protección del trabajador precario" ante el "abuso" de estas empresas.

Si algo bueno se puede sacar de periodos difíciles, como la crisis económica en España, es la oportunidad que se nos presenta para dar rienda suelta a nuestra imaginación y crear proyectos nuevos, novedosos y originales. Y esta oportunidad es la que han sabido aprovechar en Click&Boat, una start-up que ha conseguido que el alquiler de barcos sea una opción muy interesante, tanto para los propios propietarios de las embarcaciones, como para aquellos que ansían disfrutar del mar en estado puro durante unos días.

Análisis de la llamada economía colaborativa, un terreno de luces y sombras.

A una semana de que comience el evento más importante de 2017 es prácticamente imposible encontrar alojamientos turísticos en el distrito de Centro. Sin embargo, los hoteles madrileños se quejan de que han sufrido un descenso de reservas por culpa del incremento de alojamientos no reglados.

BlaBlaCar seguirá funcionando en España después de que un juzgado madrileño, el mismo que prohibió la actividad de Uber en 2014, haya considerado que es una web de de contactos sin ánimo de lucro.

La red social de viajes compartidos Blablacar denunció este lunes a España ante la Comisión Europea por la apertura de dos expedientes sancionadores a sendos usuarios y de tres a la compañía francesa por parte de la Comunidad de Madrid. Blablacar considera que se vulnera su derecho a la libre prestación de servicios de la sociedad de información.

La Comunidad de Madrid ha sido la primera administración europea en multar a BlaBlaCar y a sus usuarios, con la apertura de cinco expedientes, tres a la compañía y dos a usuarios que ofrecían su vehículo. El Gobierno regional ha fijado en 0,19 céntimos el precio por kilómetro que puede cobrar como máximo un conductor, basándonse en una norma nacional.

Airbnb cuenta hoy con 13.000 anuncios en Madrid, una cifra que no ha parado de crecer en los últimos años. Ante la falta de una regulación específica, las páginas de alquileres vacaciones están cambiando el modelo turístico mientras que Comunidad y Ayuntamiento comienzan a abrir expedientes por no ajustarse a la normativa actual. El Gobierno regional prepara una nueva ley de apartamentos y viviendas turísticas, mientras que el Ayuntamiento estudia el sector por si tuviera que modificar sus planteamientos.

La economía colaborativa viene pisando fuerte y parece que aún a pesar de todas las polémicas legales en los diferentes sectores, también dispuesta a quedarse.
  • 1