www.madridiario.es
Enrique Ossorio, portavoz del Gobierno regional
Ampliar
Enrique Ossorio, portavoz del Gobierno regional (Foto: Chema Barroso)

Ossorio defiende que la Enfermería tome el mando cuando no haya médicos

Por Alejandro Navas
miércoles 08 de junio de 2022, 13:48h

"El protocolo recuerda la capacidad resolutiva que tienen las enfermeras de Atención Primaria. Desde hace más de 30 años trabajan en las cosultas, independientes de los profesionales de la Medicina de Familia". Con estas palabras ha defendido el portavoz del gobierno regional, Enrique Ossorio, el "Protocolo de actuación ante la ausencia de médico de familia en un centro de salud" aprobado por la Comunidad de Madrid.

Según el portavoz del Ejecutivo presidido por Isabel díaz Ayuso, esta norma interna adoptada por la Consejería de Sanidad no responde a un déficit de médicos de familia debido a las vacaciones de verano sino que "se basa en una petición de los propios sindicatos de Enfermería y de los médicos". La pretensión de este protocolo es que ante una "eventual falta o ausencia de un médico" en un centro de salud, las enfermeras asuman competencias ajenas a su trabajo ordinario.

Algunas de estas labores añadidas en caso de la ausencia de un facultativo son la derivación del paciente a otro recurso cercano, a un servicio de emergencia ante un caso urgente o la remisión del enfermo a una cita posterior con un médico de familia. Ossorio ha lamentado que en "todo el sistema nacional de salud existe una falta generalizada de médicos de familia", algo que dificulta la cobertura de estas plazas.

Este déficit de profesionales, según el portavoz, ha sido el principal motivo para la elaboración de este protocolo. Además, ha recordado que desde la Consejería de Sanidad se están mejorando las condiciones laborales de este tipo de plazas en forma de subidas salariales, acción que por ahora no resulta suficiente para paliar este problema.

El protocolo

En el texto figura que en el caso de que no haya médicos de familia se comunicará a al dirección asistencial y la enfermera en cuestión responderá a la situación adecuándola "a la gravedad" de la misma. Contempla varios escenarios.

El primero de ellos es para aquellos "procesos demorables" para los que se plantea simplemente que se retrase la cita en el mismo centro. En el caso de que el mismo no se pueda posponer, plantean que las enfermeras sean las que hagan la "valoración del paciente" y que en caso de que no pueda ser resuelto por ellas se "derivará al paciente a un dispositivo cercano" que sí cuente con un médico. "En este caso se derivará al paciente al centro sanitario más cercano, o a aquel centro que se haya determinado por la Dirección Asistencial como centro de referencia", estipulan.

Por último, en casos de urgencias o emergencias la "unidad de atención al usuario" solicitará al Summa la "asistencia urgente", comunicará con el "centro más cercano asignado" para pedir la presencia de un médico y la enfermera iniciará "las actuaciones correspondientes para resolver el problema" según "sus competencias y/o protocolos establecidos, hasta que acudan los servicios de urgencia".

"La Dirección Asistencial podrá reordenar los efectivos a fin de que se refuerce la plantilla de enfermería si fuera necesario", concluye el 'Procedimiento de actuación ante ausencia de médico de familia en un centro de salud" de la Comunidad de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
7 comentarios