www.madridiario.es
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida.
Ampliar
El alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. (Foto: Ayuntamiento de Madrid)

Oposición y socios aprietan a un Almeida mudo

viernes 18 de febrero de 2022, 14:22h

El primer apagafuegos de la presunta trama de espionaje del PP sobre Isabel Díaz Ayuso fue José Luis Martínez-Almeida. Compareció este jueves motu propio para sofocar las acusaciones sobre la implicación del Ayuntamiento de Madrid en el caso, pero se negó a apagar las llamas de Génova. Este viernes no ha querido -o no lo han dejado- vestirse de bombero de nuevo y ha optado por el voto de silencio. Con los medios congregados en la Casa de la Villa para la rueda de prensa posterior a la Junta Local de Seguridad, el alcalde no ha admitido preguntas sobre el caso, aunque salpica al Consistorio. Ni como portavoz nacional de los 'populares' ni como regidor.

Fuera, la oposición, e incluso su socio Ciudadanos, cuestionaban las explicaciones que dió ayer tratando de exculpar a la Empresa Municipal de la Vivienda y Suelo (EMVS) de las informaciones que la sitúan como contratante de los detectives que debían inspeccionar las cuentas del hermano de Ayuso en busca de una supuesta comisión cobrada de la Comunidad de Madrid. Mariano Fuentes, concejal de Cs y vicepresidente del organismo público cuestionado, apuntaba esta mañana que Álvaro González, presidente de la EMVS, "viene a desmentir las palabras del alcalde de que se hubiera producido un proceso de investigación interna". Su jefa, Begoña Villacís, habló después de "versiones incongruentes" entre lo manifestado por Almeida y por González.

"Lo más importante es que el presidente de la EMVS, que es del PP, ha enmendado a la totalidad la versión del alcalde, porque ha dicho que no ha realizado ninguna investigación", ha ahondado la vicealcaldesa en una entrevista en La Sexta recogida por Europa Press. Quedaría, por tanto, en entredicho si Cibeles efectivamente realizó pesquisas en diciembre para esclarecer si la Dirección General del Partido Popular utilizó recursos del Consistorio madrileño para espiar a la presidenta regional.

La líder naranja ha matizado después que "confía" en que Martínez-Almeida ha ejecutado la investigación que él defiende y que ocultó a Cs. "Creo que la ha hecho, pero también quiero saber cómo y porqué se ha producido y no se ha dado cuenta al Consejo -de la EMVS- cuando tienen la obligción para ello", ha agregado. Villacís aprieta a su compañero de coalición, pero de momento no ahoga y no se plantea una moción de censura. "No está sobre la mesa", ha subrayado.

Más Madrid afea que se facilite la huida a Carromero

Se suma a esta presión Más Madrid, que ha afeado al alcalde su silencio. "Ha huido porque ayer mintió", ha sentenciado Rita Maestre. La portavoz atribuye esta actitud a que "es incapaz de dar explicaciones ante la gravedad del escándalo de corrupción y espionaje en el que está envuelto su partido". Además, ha denunciado que "esté haciendo fácil la huida de Ángel Carromero", ya exdirector general de Coordinación de la Alcaldía y señalado como el 'fontanero' de la operación.

La líder de la oposición ha retado a este a sentarse ante la ciudad y exponer por qué dimitió la tarde de ayer "si no tiene nada que ver con el caso". Tendrá la ocasión de hacerlo el lunes, pues ha sido llamado a comparecer ante una comisión urgente en Cibeles solicitada por Recupera Madrid.

Ciudadanos ha estrechado el cerco sobre José Luis Martínez-Almeida y aunque rechaza una moción de censura que le quite el bastón de mando podría replantearse esta posibilidad si aparecen nuevas pruebas que incriminen a la EMVS en la trama. Preguntada por esta hipótesis, y por su posible apoyo, Rita Maestre ha manifestado que "si alguien tiene intención de cambiar la actual correlación de fuerzas en Madrid que salga y lo explique", traspasando así la responsabilidad de dar el primer paso a Villacís. "En mi opinión, es necesario", ha admitido.

Mientras tanto, siguen acumulándose las peticiones de auditorías, comisiones de investigación y documentació para fiscalizar si Génova convirtió a la Empresa Municipal de la Vivienda del Ayuntamiento en un instrumento al servicio de su batalla contra Ayuso. El PSOE ha solicitado este viernes al alcalde que convoque una reunión de todos los portavoces políticos para "evaluar esta crisis institucional". Ante un primer edil que "no parece tener la capacidad de gestionar nada salvo intentar que el PP se derrumbe", Mar Espinar quiere limpiar la imagen del Consistorio. "El partido que lo arreglen ellos, pero nosotros no podemos permitir que la institución se vea tan degradada", ha sentenciado.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
2 comentarios