www.madridiario.es

Confían en que ofrezca "respuestas" a los afectados para que puedan "pasar página"

El juicio por los atentados del 11-M comienza este jueves

Por MDO/E.P.
domingo 11 de febrero de 2007, 00:00h
La presidenta de la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M, Ángeles Domínguez, se mostró hoy confiada en que el juicio sobre el atentado del 11 de marzo del 2004 que comienza la próxima semana ofrezca "respuestas" a los afectados para que puedan "pasar página".

Domínguez lamentó que "a día de hoy" todavía no se sepan "cantidad de cosas" sobre lo ocurrido el día del atentado, y aseguró que es precisamente esta situación lo que les impide seguir con sus vidas. "Este juicio es una forma de pasar página, cosa que no podemos hacer aún porque no sabemos la verdad", dijo. Según explicó, "el no saber lo que pasó y la incertidumbre, es lo que más molesta y lo más lastimoso" para las víctimas. Domínguez subrayó que el juicio arroja "esperanza" y "confianza en la justicia", que es "lo único" que les queda a las víctimas.

La Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M ha sido una de las más críticas con la versión 'oficial' que sobre los atentados se ha ofrecido desde el Gobierno y las instituciones. Al respecto, su presidenta señaló "no descartar" dicha versión, pero pidió que durante el juicio pueda ser demostrada y respaldada por la investigación. Sobre los imputados también puso en duda la responsabilidad de algunos de ellos, que fueron detenidos con pruebas que declaró "no saber hasta qué punto son ciertas".

Por último, advirtió de que este proceso judicial va a ser algo "duro" para las víctimas, que van a tener que revivir y recordar lo sucedido aquel día durante las numerosas sesiones que se prevé tendrán que celebrarse. Por eso, la Asociación ya ha puesto en marcha un 'taller' dirigido por psicólogos para "preparar" a los afectados ante lo que van a tener que afrontar en la sala. Además, recibirán asistencia psicológica de parte de la Comunidad.

El vicepresidente segundo de la Comunidad de Madrid y consejero de Interior, Alfredo Prada, explicó que esta iniciativa busca paliar en la medida de lo posible el impacto que supondrá para todos ellos. Asimismo, explicó que en colaboración con el presidente de la Audiencia Nacional y a través de la Consejería de Sanidad, también van a montar a las puertas de la sala de vistas de la Audiencia un "hospital de campaña".

"Enterrar la tesis conspiratoria"
Por su parte, el PSOE y la mayoría de los grupos minoritarios del Congreso están convencidos de que el juicio servirá para "enterrar la tesis conspiratoria" del PP y ratificar las conclusiones que en su día aprobó la comisión de investigación desvinculando cualquier relación entre ETA y el terrorismo islamista en la masacre. Por su parte, el PP confía en que la "instrucción paralela" que, a su juicio, ha iniciado el tribunal sentenciador contribuya a desvelar "la verdad", mientras que CiU pide que se deje trabajar a la Justicia "sin prejuicios".  

En el juicio habrá más de 650 testigos y se juzgarán a 29 inculpados, nueve de ellos de nacionalidad española y otros veinte procedentes de Marruecos, Argelia, Siria y Egipto, sobre los que recaen penas de entre 4 y 38.656 años de cárcel. Todos ellos serán defendidos por 26 letrados. Participarán en la vista un total de 23 abogados de la acusación, incluyendo los representantes de las acusaciones populares que ejercen la Asociación de Víctimas del Terrorismo (AVT), la Asociación 11-M Afectados de Terrorismo y la Asociación de Ayuda a las Víctimas del 11-M.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios