www.madridiario.es

ENTREVISTA

Gema Gil, candidata de Podemos en Leganés, en un momento de su entrevista con 'Madridiario'.
Ampliar
Gema Gil, candidata de Podemos en Leganés, en un momento de su entrevista con 'Madridiario'. (Foto: Kike Rincón)

Gema Gil, 'espartana' de Coca Cola en Lucha y candidata de Podemos en Leganés: "El fichaje de Rivera es un perdedor"

domingo 14 de abril de 2019, 09:00h

Es tímida y está nerviosa, pero la espartana de Coca Cola -cuyo exvicepresidente es ahora miembro de Ciudadanos- tuvo valor suficiente no solo para salir desnuda en la portada de Interviú, sino también para seguir en política pese a los ataques sufridos desde la derecha. Gema Gil (Elda -Alicante-, 1976), representante de los Círculos de Podemos, es ahora candidata a la Alcaldía de Leganés. Para su municipio quiere mejoras en servicios sociales que pongan el foco, sobre todo, en sus mayores. Para su partido, la unión perdida desde la escisión de Más Madrid. Para la sociedad, que despierte y pelee por los derechos laborales. Ella promete seguir haciéndolo: "Rendirse no está en mi vocabulario", sentencia. Lo único capaz de arrancarle las lágrimas es hablar de sus hijos.

Se encuentra ya en plena campaña electoral. Para alguien que no conozca Leganés, explíquele cuáles son los principales problemas del municipio.

Leganés tiene muchísimos problemas, de hecho, yo creo que es el municipio con mayor número de asociaciones vecinales. Faltan centros de salud, en el Severo Ochoa hay una falta de especialistas muy grande y los mayores están totalmente olvidados. En Leganés hay mucha población mayor y, por ejemplo, no tienen oculista en Urgencias. Tienen que ir acompañados al Doce de Octubre, y sus cuidadores no siempre pueden perder un día de trabajo para ir a acompañarles. Además, también hay fallos en el transporte, por lo que todo se complica en exceso.

En medio ambiente, una de sus medidas es plantar arbolado. ¿Alguna más?

Estamos reuniéndonos con los colectivos para ver cómo cerramos el programa. Hemos hablado con animalistas y ecologistas para ver cómo lo gestionamos. Mejor que ellos no sabe nadie lo que se necesita.

"Nos reunimos con distintos colectivos para elaborar el programa"

También ponen el foco en la burbuja del alquiler...

Es que hay un problema de infravivienda en Leganés. Hemos tenido varios casos de incendios. Leganés es el municipio de la Comunidad que menos invierte en servicios sociales y eso hay que reforzarlo.

Hay detalles pequeños que se pueden solucionar desde el Ayuntamiento pero, ¿qué se puede hacer desde los municipios para arreglar cuestiones como la Sanidad que dependen de instancias superiores como la Comunidad o, incluso, el Gobierno central?

La Comunidad se tiene que implicar, claro, para empezar, con más presupuesto. Y si se hace presión desde los ayuntamientos, al final, se consiguen cosas.

(Kike Rincón)

Usted es representante de los Círculos de Podemos y ahora quiere formar su programa con medidas de expertos y afectados. ¿Significa eso una vuelta a los orígenes del partido? ¿Se había desdibujado ese Podemos de los inicios en los últimos años?

"Si se hace presión desde los ayuntamientos, se consiguen cosas"

Todos sabemos que ha habido un problema interno, pero muchos estamos peleando para solucionarlo. Yo siempre he estado acostumbrada a trabajar en colectivo y por eso fue muy bueno entrar en Podemos como representante de los Círculos. De todas formas, ahora mismo los Círculos se están organizando de otra manera, ha salido gente que estaba haciendo daño al proyecto y los demás hemos recuperado la ilusión. Yo estoy mucho mejor que hace un año y veo mucho más ánimo en la gente. Sí es verdad que ha habido muchas cosas que han hecho daño, pero eso ya es pasado.

¿Cómo está su relación con Leganemos?

Relación...yo antes tenía mucha, sobre todo, por Coca Cola. Era un ejemplo. Ahora que soy rival parece que soy el enemigo y me da mucha pena. Eso demuestra cuál es un proyecto y cuál es otro.

¿Cree que esa división de la izquierda, cada vez en más grupos, terminará beneficiando a la derecha?

Sí, claro. Totalmente.

(Kike Rincón)

Cuando usted entró en Podemos Comunidad de Madrid fue uno de los nexos de unión que siempre intentó agrupar a pablistas y errejonistas. ¿Va a seguir siendo su misión?

Siempre. Yo estoy acostumbrada a trabajar en colectivo y lo seguiré haciendo. Intentaré coger lo mejor de cada uno, como siempre he hecho desde Podemos. A mí me gusta organizar equipos y que cada uno explote sus cualidades. Por ejemplo, que un abogado o una persona que trabaje en un banco ayude a la gente mayor a entender sus recibos. Eso es hacer colectivo y hacer que todas las personas se sientan importantes.

"Ha habido personas que han hecho daño a Podemos, pero eso ya es pasado"

Entiendo que se ha reestructurado el partido y ha recuperado el lema de los inicios: 'los de abajo contra los de arriba', ¿no?

Sí, así es.

Hablemos de Coca-Cola...

Sí, por favor. Yo quiero a Coca Cola en Lucha como a Podemos. De hecho, yo conocí a Irene Montero el día de la carga policial en la fábrica. Hasta ese día yo no había estado dentro de la política.

¿A qué se dedicaba antes de dar el salto?

Yo he trabajado desde el sector de los zapatos, en Elda (Alicante), mi pueblo natal donde este sector es tradicional; llegué a Madrid trabajando con bolsos y, en los últimos nueve años, en Mapfre.

Se lo pregunto porque habrá quien piense que usted trabajaba en Coca Cola pero, en realidad, es su pareja quien era miembro de la fábrica...

Sí, es mi compañero el que es trabajador de la fábrica de Coca Cola.

¿Cómo está ahora el conflicto?

Han llegado a un acuerdo, que es el primero que se alcanza con la marca a nivel mundial. Coca Cola se ha comprometido a hacer una fábrica donde todos los trabajadores y trabajadoras de Coca Cola en Lucha se irán voluntariamente a ese centro. Si no, tienen derecho a prejubilarse.

¿Una batalla ganada?

Sí, totalmente. A ver, está claro que no les interesa que los trabajadores de Coca Cola en Lucha sigan ahí. Pero al menos se irán con lo que se merecen. Ha costado mucho, así que lo tomamos como una victoria.

(Kike Rincón)

Usted que es una activista que lucha por los derechos laborales y por ello entró en política, ¿qué piensa hacer desde el municipio para preservarlos?

Se pueden hacer muchas cosas. Lo primero, sentarse con los sindicatos, que son necesarios, igual que los políticos, aunque a veces reneguemos de ellos. Hay que sentarse con ellos, conocer cómo está la plantilla del Ayuntamiento, etc. Faltan profesionales en todos los sitios y, por eso, es necesario que también la Comunidad de Madrid se implique para buscar una salida juntos. Muchas veces los Consistorios se escudan en un problema de competencias para lavarse las manos. Pero se puede hacer mucho si ejerces presión sobre las instancias superiores. Un simple tuit puede hacer que se arreglen unas escaleras mecánicas del Metro para que nuestros mayores no se ahoguen mientras las suben o que se refuercen los profesores de la Escuela de Música, por ejemplo.

"Algunos medios intentaron que yo no entrase en política. Publicaron mi historial médico"

En Podemos son partidarios de ejercer presión públicamente, pero reniegan muchas veces de los medios de comunicación...

Es al contrario. Yo sé que hay muchos periodistas que nos apoyan. Pero también hay casos, se está viendo con el tema de [el comisario José Manuel] Villarejo, que son denunciables. Yo misma tuve ver cómo un medio de comunicación [Libertad Digital] publicaba mi historial médico. Intentaban que yo diese un paso atrás en la época de Vistalegre II, cuando empecé en política. Pero no les voy a dar ese gusto. Yo hago esto por mis hijos y por todos los demás. (Se emociona) Yo decidí dar un paso adelante hace casi seis años y voy a seguir.

¿Llegó a denunciar su caso en los tribunales?

Sí, me querellé contra Alfonso Rojo, Libertad Digital, Periodista Digital y denunciamos ante la Asociación de Protección de Datos. Se archivó porque, como yo era política -que en aquel entonces no lo era, sino solo una militante más- corría ese riesgo. Publicaron hasta mis fechas de baja por maternidad. Y me acusaban de estar de baja (por depresión) e ir a los mítines y a las manifestaciones de Coca Cola en Lucha. A mí me han reconocido una incapacidad tras haber sufrido acoso en el trabajo. Pasé un proceso muy duro (se le entrecorta la voz) porque estos medios se dedicaron a decir que mis compañeras estaban sobrecargadas de trabajo por mi culpa. Fue brutal.

"Soy libre para hacer lo que quiera con mi cuerpo"

También se le echaron encima cuando salió desnuda en Interviú...

Así fue. Nosotras -las espartanas- habíamos recibido muchísimas presiones de Coca Cola, ese gigante mundial. Teníamos que hacer algo muy potente que no se esperasen. Nos llegó la oferta de Interviú y, aunque a mí la portada no me gustó, se portaron genial con nosotras. Las fotos estaban muy cuidadas, nos trataron muy bien y conseguimos que nos publicaran 16 páginas sin ningún tipo de edición de la entrevista. Sin censuras. Nos consta que se intentó parar, pero eso también estaba en el contrato: nosotras no cobramos un duro, pero ellos se comprometieron a publicarla, pasara lo que pasara.

¿Le dijeron algo en el partido por 'usar su cuerpo' como llamada de atención?

(Kike Rincón)No. Al revés. Yo les llamé antes de que se publicara. Y recibí todo su apoyo. Me dijeron: 'Gema, vuestro caso es diferente. Es Coca Cola. Adelante'. Es verdad que se abrió un debate entre feministas, pero al final todos estuvimos de acuerdo en que el gesto había cumplido su función. Y yo soy libre para hacer lo que quiera con mi cuerpo y con mi vida mientras no haga daño a nadie. Además, objetivo conseguido. Estoy muy orgullosa.

También usamos nuestro cuerpo los días de carga policial. O, en San Isidro, hace dos años, cuando acudimos a protestar porque Coca Cola estaba ofreciendo bebida gratis, haciendo competencia desleal a los demás negocios, también usamos nuestro cuerpo. La Policía intervino -pese a que habíamos avisado al Ayuntamiento de que íbamos, con niños y todo, a manifestarnos de forma pacífica- después de que un señor de la caravana de Coca Cola me tirase el móvil al suelo de un manotazo.

Mi hija todavía se acuerda de eso. Hace poco me dijo que no sabía si quería que yo siguiera con esto (se emociona, de nuevo). Eso es tan duro, cuando estás defendiendo tus derechos...

¿Cuántos años tienen sus hijos?

El niño va a hacer seis. La niña, diez. Por suerte, entienden perfectamente los motivos por los que sigo. De hecho, el día que mi marido llegó a casa tras firmar el acuerdo con Coca Cola, y dijo que habían ganado, mi hijo le preguntó: '¿Y cómo lo habéis conseguido?'. Eso es una prueba de que ya tienen el sentimiento de 'colectivo' metido dentro.

En su casa no entrará Coca Cola, supongo...

"En mi casa no entra Coca Cola"

(Ríe) No, no. En mi casa solo marcas blancas.

Cree que la imagen de Ramón Espinar con dos Coca Colas en la mano el día que se votaba la prohibición de su venta en el Senado, ¿dañó la lucha en su día?

Es que ahí los medios... ¿No les daba vergüenza sacar las dos botellas de Espinar en vez de contar la lucha que estábamos manteniendo, las sentencias que ya existían y lo mal que nos lo estaban haciendo pasar?

También sufrieron acoso, ¿cierto?

Sí. Mi marido era químico, trabajaba en el laboratorio. Le pusieron de jardinero. Y no había jardín. Había otros compañeros que se pasaban ocho horas con el ordenador apagado porque nadie les daba trabajo. Estaban sin calefacción. Eso también es acoso.

¿Y por qué fueron las mujeres de los trabajadores las que protagonizaron esta lucha y no ellos?

"En todas las luchas, las mujeres están detrás"

Ellos habían firmado una cláusula que tienen muchas multinacionales: no podían atacar a la marca. Por eso entramos nosotras. Pero en todas las luchas, las mujeres están detrás. Si en una familia una mujer no le dice a su pareja 'adelante', ese trabajador no sigue adelante.

Usted ha denunciado que la clase trabajadora está dormida. ¿Sigue pensando lo mismo o su ejemplo sirvió para animar a otros?

Así fue. Cada vez hay más trabajadores que dan pasos adelante, también las mujeres. Como en el caso de las 'kellys' (camareras de piso de los hoteles).

(Kike Rincón)

¿Para ahondar en la senda del feminismo, opina como Isa Serra, que considera que hacen falta más mujeres al frente en Podemos?

Totalmente. Cada vez somos más las que damos pasos al frente, pero cuesta.

Usted que ha sufrido el machismo de muchos, precisamente, por aquella portada de Interviú, ¿teme que la irrupción de Vox sirva para dar marcha atrás en este movimiento?

Yo creo que Vox no tiene mucho recorrido. Así lo espero. Pero nosotras cada vez estamos más empoderadas. 'No volverán'. Lo vamos a conseguir. Hay que hacer mucha campaña, pero creo que vamos a conseguir que no pasen.

(Kike Rincón)¿Y qué le parece el fichaje de Albert Rivera, el exvicepresidente de Coca Cola, Marcos de Quinto -número dos de Ciudadanos al Congreso?

Pues me da mucho miedo. (Se pone seria). Nos lo ha hecho pasar muy mal. Es mala persona. Y, además, es un perdedor. Ciudadanos lo vende como si fuera lo más, pero es un perdedor: destruye lo que toca, no ha sido capaz de sacar adelante la mejor fábrica de Europa, que generó 920 millones en el ejercicio de 2013. Ha destruido puestos de trabajo y no solo eso, familias enteras. Porque hemos hablado de las familias de los trabajadores de Fuenlabrada, pero también estaban las contratas. Él dirá que no tiene nada que ver. Pero claro que tenía que ver. Además, es un peligro: no hay más que ver sus mensajes de Twitter dirigidos a la clase obrera, son brutales.

¿Cree que si llega a gobernar el trío PP, Cs, Vox se dará marcha atrás también en derechos laborales?

Sí lo creo. Perderíamos mucho. Pero no creo que vayan a gobernar. Eso sí, tenemos que estar todos juntos. En Coca Cola en Lucha había más de 200 trabajadores más sus familias. ¿Todos eran de izquierdas? No. ¿Todos teníamos el mismo objetivo? Sí. Pues a por ello. Eso es lo que hay que conseguir.

(Kike Rincón)

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Gema Gil, candidata de Podemos en Leganés: "El fichaje de Rivera es un perdedor"

    Últimos comentarios de los lectores (3)

    13808 | Laura V. - 20/04/2019 @ 07:49:54 (GMT+1)
    Para el caso, prefiero leer a la Moderna de Pueblo, similar de ficción que también lleva a veces lunares y al menos me dibuja una sonrisa...
    13760 | davilin - 14/04/2019 @ 18:46:01 (GMT+1)
    Ad hominem, no saben hacer otra cosa. Lo peor es que están convencidos que con soltar un par de falacias argumentativas van a conseguir nuestro voto.
    13758 | Ana Sánchez - 14/04/2019 @ 10:15:43 (GMT+1)
    Mira quién habla...y Potemos va a perder unos 35 escaños en el mejor de los casos gracias a sus mentiras y radicalismos derivados de ser el comunismo más rancio de siempre.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.