www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Cadáver de José Canalejas en el Minsiterio de Gobernación.
Ampliar
Cadáver de José Canalejas en el Minsiterio de Gobernación. (Foto: José L. Demaría López «Campúa» - Mundo Gráfico - Dominio público)

Dos balazos a bocajarro contra el liberalismo de Canalejas

lunes 12 de noviembre de 2018, 07:50h
Un joven anarquista acababa con la vida de José Canalejas en la céntrica Puerta del Sol el 12 de noviembre de 1912. El otrora presidente del Consejo de Ministros se dirigía a pie al Ministerio de Gobernación tras una reunión con Alfonso XIII, pero sus aspiraciones liberales para el país quedaron truncadas por dos disparos en la entrada a la calle Carretas.

Con el personal de seguridad a varios metros de distancia, José Canalejas se dirigía a pie al Ministerio de Gobernación después de visitar al rey Alfonso XIII en el Alcázar. Había hecho una parada intermedia en su domicilio de la calle Huertas y se encaminaba a dirigir el Consejo de Ministros, del cual era presidente.

Se detuvo un instante para echar un vistazo al escaparate de la antigua librería San Martín, en la esquina de la Puerta del Sol con Carretas, pero apenas tuvo tiempo de reparar en ninguna portada. Un hombre descargaba una pistola Browning contra él a bocajarro, a apenas centímetros de su oreja. Un segundo disparo remataba al ferrolano.

El caos se despertó entre la multitud, que se abalanzó sobre el ejecutor, un joven buscado anarquista oscense de 26 años que respondía al nombre de Manuel Pardiñas. Reducido a golpes por los agentes que seguían al abogado y político español, pronto se vio sin escapatoria. Acorralado, se pegó dos tiros en la sien.

Los cinco magnicidios

Nunca fue esclarecido el móvil del asesinato, aunque varias teorías cobraron fuerza. Una de ellas apuntaba a un intento del movimiento anarquista por desestabilizar la monarquía: otras que el propio monarca era el destinatario original de los proyectiles.

Para el periodista y profesor de Criminología Francisco Pérez Abellán, "lo normal" es que Pardiñas "fuese un sicario de alguien que no quería que las políticas -liberales- de Canalejas siguiesen adelante". "No es una casualidad que los cinco magnicidios que ha habido en España siempre hayan estado envueltos en circunstancias muy extrañas. La historia se cuenta con páginas arrancadas", relataba a Madridiario en el centenario de su muerte.

Con estos cinco se refería Pérez Abellán al expresidente del Gobierno Juan Prim, acribillado en 1870 en la madrileña calle del Marqués de Cuba, y al expresidente del Consejo de Ministros Antonio Cánovas del Castillo, asesinado por otro anarquista en un balneario en Mondragón. También a Eduardo Dato, quien murió en un atentado terrorista en 1921, y a Luis Carrero Blanco, víctima en 1973 de la 'Operación Ogro' de la banda terrorista ETA.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.