www.madridiario.es
Ciclista tratando de cruzar en la carretera de Alcobendas
Ampliar
Ciclista tratando de cruzar en la carretera de Alcobendas (Foto: Distrito Castellana Norte)

Distrito Castellana Norte apuesta por la bicicleta como herramienta de movilidad sostenible

Por Enrique Villalba
martes 22 de septiembre de 2015, 18:44h
El proyecto Distrito Castellana Norte propone una serie de mejoras sustanciales en la red ciclista de Madrid a su paso por el ámbito de ampliación del Paseo de la Castellana: concluir la conexión entre el anillo verde ciclista y el carril bici de Colmenar, ampliar la red ciclista y crear infraestructuras ciclistas en todo el ámbito.
El plan de los promotores pasa por convertir la bicicleta en una alternativa más de movilidad urbana y reducir la contaminación generada por 41.000 vehículos motorizados diarios, favoreciendo el uso de las dos ruedas y del transoprte público. La idea es convertir el nuevo tramo de la Castellana en un eje vertebrador, orientado al transporte sostenible, que dote de conexión a zonas como Las Tablas y Fuencarral.

Por un lado, plantea la conexión definitiva del anillo verde ciclista y el carril bici de Colmenar, aprovechando la remodelación del nudo de Fuencarral. Esta conexión se realizará por el nuevo viario final de la Castellana y mediante una nueva estructura elevada sobre la carretera de Alcobendas. Adicionalmente, se incorporará una nueva pasarela peatonal para el cruce de la carretera M-607 en el mencionado nudo. De esta manera, se eliminarán los peligros que experimentan los ciclistas en el actual recorrido, especialmente, la carretera de Alcobendas.

El anillo verde ciclista recorre dos zonas del ámbito. El primer tramo se inicia en las Tablas y atraviesa la playa de vías de la estación de Fuencarral a través de un túnel, que a su vez hace de conexión con el barrio de Tres Olivos. Este túnel dispone de una iluminación muy deficiente y convive con el tránsito de peatones. El estado precario en que se encuentra este paso por debajo de las vías y su no fácil ubicación ha sido muchas veces objeto de críticas por parte de los aficionados a la bicicleta que usan este anillo. El segundo tramo, discurre desde el final del túnel hasta la carretera de Valverde, donde encuentra un cruce a nivel regulado por semáforos. Este punto es especialmente peligroso para los ciclistas por la elevada intensidad de tráfico. Por su parte, el carril bici de Colmenar, salida natural de los ciclistas desde Madrid a la sierra de Guadarrama, cuenta con una pasarela peatonal que no está acondicionada para ciclistas y genera muchos problemas de movilidad peatonal.

Además extenderá la extensión de la red ciclista en más de 12 kilómetros de nuevo carril bici dentro del ámbito, con plataformas reservadas para ciclistas segregadas de calzadas y aceras.

Por último, se planteará la creación de aparcamientos y estaciones del sistema BiciMAD, así como consignas y aparcabicis para bicicletas privadas ubicadas en los aledaños de los principales puntos de la red de transporte público, garantizando la intermodalidad de las dos ruedas con Cercanías, Metro y autobuses.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios