www.madridiario.es

Los buses del 'cinturón obrero' se sitúan en el siglo XXI

Por Enrique Villalba
martes 12 de noviembre de 2013, 07:30h
El Grupo Avanza ha modernizado la flota de autobuses urbanos e interurbanos que gestiona en el corredor de la A-42 entre Getafe y Parla para convertirla en una de las más avanzadas de Europa.
  • Autobuses interurbanos del grupo Avanza

    Autobuses interurbanos del grupo Avanza
    Kike Rincón

  • Autobuses interurbanos del grupo Avanza

    Autobuses interurbanos del grupo Avanza
    Kike Rincón

  • Autobuses interurbanos del grupo Avanza

    Autobuses interurbanos del grupo Avanza
    Kike Rincón

  • Autobuses interurbanos del grupo Avanza

    Autobuses interurbanos del grupo Avanza
    Kike Rincón

Hasta que llegó la crisis, la A-42 era el sistema nervioso de uno de los corredores metropolitanos más pujantes económicamente de España. Cada año, unos 15 millones de viajeros se subían al autobús para ir a sus lugares de trabajo en la industria y los servicios del cinturón sur de la Comunidad de Madrid. Desde 2008, la situación económica fue deteriorándose y la correa de transmisión que suponía esta autovía se detuvo.

Sin embargo, los autobuses se mantuvieron como parte del ecosistema social de los municipios de la carretera de Toledo, a pesar de los problemas. El Plan de Modernización de Interurbanos establecido por el Consorcio Regional de Transportes de Madrid instó a las empresas concesionarias a actualizar sus flotas y ponerlas a la vanguardia de los sistemas de transporte de viajeros por carretera de Europa.

El Grupo Avanza echó el resto con las 32 líneas que gestiona en la A-42, al considerarlo un eje estratégico para la movilidad en la región, a pesar de que fue una de las zonas más afectadas por la crisis. Desde 2008, el número de viajeros ha caído de 21 a 16 millones. "El 80 por ciento de los 150 autobuses con los que contamos en esta zona han sido totalmente renovados", comenta José Luis Román, director de Cercanías de la compañía, desde la cochera que poseen en Getafe.

Todos los nuevos vehículos cumplen con las normativas más avanzadas en materia medioambiental, tienen cámaras de videovigilancia y conexión con el servicio de atención a la explotación de la compañía. Están adaptados para personas con movilidad reducida mediante una rampa de acceso y hasta ocho butacas reservadas, y cuentan con lector de billetaje homologado para aceptar la tarjeta sin contacto, que está a punto de ponerse en marcha en las áreas de transporte exteriores a la capital. También se han revisado las 900 paradas de la red y se han dado 8.000 horas al año de formación a los 425 empleados que operan este corredor, que necesita de forma urgente un carril reservado, según Román, para reducir atascos, accidentes y contaminación; y aumentar la velocidad del servicio.

Y concluye: "Hemos querido ofrecer el mejor servicio a un corredor que siempre ha tenido al sector del autobús como su medio de transporte prioritario, aunque ahora esté siendo muy afectado por la crisis".

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios