www.madridiario.es

El dispositivo contra incendios de la Comunidad permite llegar a un fuego en un máximo de 7 minutos

Por MDO
sábado 24 de agosto de 2013, 13:05h

La Comunidad de Madrid cuenta, a través del INFOMA, con un dispositivo de lucha contra incendios forestales que gracias a las brigadas helitransportadas permite llegar a un fuego en un tiempo máximo de 7 minutos. La región posee cuatro de estas brigadas helitransportadas con bases en Navas del Rey, Valdemorillo, Bustarviejo y Arganda del Rey que dan cobertura a todo el territorio madrileño.

  • Uno de los helicópteros con base en Navas del rey

    Uno de los helicópteros con base en Navas del rey
    Comunidad de Madrid

  • Helipuerto de Navas del Rey

    Helipuerto de Navas del Rey
    Comunidad de Madrid

  • El consejero de Presidencia, Salvador Victoria, saluda a efectivos del INFOMA

    El consejero de Presidencia, Salvador Victoria, saluda a efectivos del INFOMA
    Comunidad de Madrid

  • Victoria en el interior del helicóptero

    Victoria en el interior del helicóptero
    Comunidad de Madrid

El consejero de Presidencia, Justicia y Portavocía del Gobierno, Salvador Victoria, ha visitado este sábado una de estas bases, en concreto, la de la zona suroeste, ubicada en la localidad de Navas del Rey, que abarca once municipios: Villamanta, Villamantilla, Chapinería, Aldea del Fresno, Villa del Prado, Navas del Rey, Pelayos de la Presa, San Martín de Valdeiglesias, Cenicientos, Cadalso de los Vidrios y Las Rozas de Puerto Real, que son zonas de especial protección ya que el 75 por ciento de su terreno es forestal.

55 intervenciones este verano

La brigada de Navas del Rey está integrada por una cuadrilla de diez especialistas que se desplazan a los siniestros en helicóptero. Desde el 15 de junio, fecha de comienzo del INFOMA, hasta hoy, se ha activado en 55 ocasiones. De ellas, 31 eran de las denominadas de "despacho automático", es decir, actuaciones en las que la brigada helitransportada se pone en marcha tras detectar una simple sospecha de fuego en el monte, incluso sin confirmar.

Salvador Victoria explicó que "las características medioambientales de la zona suroeste hacen que sea fundamental extremar su vigilancia ya que de las 56.204,90 hectáreas que la componen, 41.511,61 son terreno forestal, es decir, el 75 por ciento del total". De estas, 13.526,25 hectáreas son arboladas predominando el pino piñonero y la encina. El matorral está formado, fundamentalmente, por jara y cornicabra.

"La zona suroeste es una de las más ricas de la región en términos medioambientales, por eso desde el Gobierno regional diseñamos un amplio dispositivo que ayude a que esto pueda seguir siendo así mucho tiempo más", explicó Victoria, quien felicitó a los integrantes de esta brigada cuya rápida intervención evitó que algunos de los fuegos originados este verano en la zona suroeste prosperasen y que también colaboraron en el incendio que se declaró en el municipio de Cebreros, en Ávila, a principios de agosto.

Amplio dispositivo

El helicóptero de la base de Navas cuenta con un depósito en forma de cuba con capacidad para transportar 1.200 litros de agua. Cuando se produce un aviso de incendio la aeronave sale hacia el lugar. Una vez en el incendio, el personal comienza las tareas de extinción, mientras la aeronave descarga agua sobre las llamas.

El operativo está integrado, además, por otro helicóptero bombardero con base en San Martín de Valdeiglesias que apoya a las brigadas helitransportadas también descargando agua. Además, durante las 24 horas del día, hay dos patrullas móviles que realizan vigilancia y disponen de una bomba ligera.

En esta zona también se encuentran instaladas tres cámaras de videovigilancia, controladas permanentemente desde el Centro de Coordinación Operativa (CECOP). Estas cámaras, que están ubicadas en el Alto de la Mira, en el término municipal de San Martín de Valdeiglesias, y dos en Navas del Rey, concretamente en la Finca del Santo y en las instalaciones de la estación de seguimiento espacial, también dan aviso sonoro en el instante que detectan el humo.

Además, toda la comarca está permanentemente controlada por cuatro puestos de vigilancia situados en Peña Cadalso (Cadalso de los Vidrios); Peña Cenicientos (Cenicientos); Valdeyerno (San Martín de Valdiglesias) y La Almenara (Robledo de Chavela). El objetivo es tener controlada la zona y dar aviso a los medios de extinción a la primera señal de humo.

Más información:

La región ha sufrido 37 incendios forestales este verano

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios