www.madridiario.es
Derribo en El Gallinero
Derribo en El Gallinero

Vuelven las excavadoras a El Gallinero

Por Lucía de la Fuente
martes 18 de junio de 2013, 11:27h

Hoy han vuelto las demoliciones al poblado de El Gallinero, junto a la Cañada Real, a catorce kilómetros del centro de Madrid. Operarios del Ayuntamiento han derribado, al menos, siete chabolas.

A las 7.15 horas de este martes varias patrullas de Policía Municipal, así como técnicos de Urbanismo y del Samur Social "han sacado de la cama" a varias familias para demoler sus casas. A las 12.00 horas habían derribado "siete y el templo evangélico", sostiene Javier Baeza, voluntario en El Gallinero y párroco de la San Carlos Borromeo (Entrevías).

Parece ser que los residentes del poblado estaban avisados de que se iba a cambiar de lugar el barracón prefabricado que se utiliza para dar clase a los niños, pues Cáritas había alertado del riesgo de desprendimiento de un muro contiguo. Lo que no sabían es que, aprovechando el desplazamiento, los operarios iban a efectuar nuevos derribos.

La versión oficial del Ayuntamiento es que tan solo dos de las infraviviendas demolidas estaban habitadas y que, para ambas, se contaba "con orden judicial". Sus residentes han rechazado la ayuda de los servicios sociales municipales, según una portavoz de Urbanismo. Patuca Fernández, abogada defensora de los residentes del poblado, explica el porqué de este rechazo: "Se les ofrece un internamiento de acogida en barracones, donde no se respeta la intimidad, lo cual incumple normas de Naciones Unidas sobre desalojos forzosos". Fernández dice además que uno de los desalojos corresponde a un hombre "con una discapacidad grave".

Las otras cinco construcciones derribadas estaban deshabitadas, según el Ayuntamiento. Sin embargo, los voluntarios que cada día trabajan en el asentamiento niegan la mayor y aseguran que "en todas" vivía gente. Contabilizan a un total de "veinte niños y catorce adultos" que se han quedado en la calle.

El Gallinero es un asentamiento de gitanos rumanos (178 de los cuales son menores) que está emplazado a catorce kilómetros de la Puerta del Sol, junto a la A-3 y que, desde 2005, constituye un gran problema social y urbanístico en la capital. El Ayuntamiento de Madrid alega que los desalojos corresponden a la legítima voluntad de los propietarios del suelo.

Más información:

Octubre: nuevos derribos despiertan a El Gallinero

Octubre: Botella presenta su plan para erradicar El Gallinero

'Vida en los bordes': la realidad de El Gallinero

 

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios