www.madridiario.es

El alcalde recorre durante una hora y media las obras de la vía

El túnel que enlazará la M-30 Sur y la Avenida de Portugal, el primero en abrirse

El túnel que enlazará la M-30 Sur y la Avenida de Portugal, el primero en abrirse

Por MDO/Efe
viernes 08 de diciembre de 2006, 00:00h

De los 60 kilómetros de túneles que tendrá la M-30 en torno al río Manzanares, el primero en abrirse será el enlace entre la M-30 en sentido sur y la avenida de Portugal. Así lo ha anunciado el alcalde, Alberto Ruiz-Gallardón, en una visita que ha realizado a las profundidades de la M-30, acompañado por el ingeniero responsable de estas obras, Manuel Melis, y la concejala de Urbanismo, Pilar Martínez. También ha revelado que el puente de hormigón para tráfico rodado situado al sur del de Segovia se convertirá en pasarela peatonal y para bicis.

 

El alcalde de Madrid ha vuelto a los túneles de la M-30 para comprobar en persona que los "muchos obstáculos y dificultades" encontrados "se han superado" y que la gran obra de su mandato terminará en el plazo marcado ". Alberto Ruiz-Gallardón ha recorrido durante hora y media los seis kilómetros de uno de los dos túneles que transcurren paralelos al cauce del Manzanares, en concreto el que llevará a los coches en sentido norte-sur, desde el paseo del Marqués de Monistrol hasta casi el Nudo Sur, pasado ya el Puente de Praga.

Lo ha hecho al volante de un todoterreno, acompañado por el coordinador general de Infraestructuras del Ayuntamiento de Madrid e ingeniero responsable de estas obras, Manuel Melis, y la concejala de Urbanismo, Pilar Martínez. El director general de Infraestructuras del Ayuntamiento, Manuel Arnáiz, e ingenieros, jefes de obra -"jefas" en uno de los tramos- y técnicos de las constructoras y compañías que intervienen en la ejecución del proyecto han dado respuesta a todas las cuestiones, en ocasiones muy técnicas, que les ha planteado el alcalde en sus distintas paradas a lo largo del recorrido.

Especialmente, en una de las 32 instalaciones que se construyen a lo largo del trazado -una cada 600 metros- para la ventilación de las galerías, en las que enormes ventiladores de 500 megavatios de potencia acoplados a potentes silenciadores, entre otros sistemas -"lo más novedoso, lo mejor que había", según informaba a Ruiz-Gallardón su concejala de Urbanismo- se encargarán de evitar que el 80 por ciento de la contaminación producida por los coches en los túneles llegue hasta las ventanas de los madrileños.

Sólo hacía una semana que Ruiz-Gallardón y Melis habían hecho el mismo recorrido, sin periodistas, pero han asegurado a Efe que el avance de los trabajos "se nota y mucho" en tan corto periodo de tiempo. Tanto es así que nadie en el Ayuntamiento duda ahora de que el calendario de inauguraciones, establecido entre el próximo día 20 y el 31 de marzo, se cumplirá con rigor.

El primer tramo que se inaugurará
El primer tramo que se abrirá, de los 60 kilómetros de túneles de entre uno y cuatro carriles que se construyen en esta zona de Madrid, en torno al río Manzanares, será el enlace entre la M-30 en sentido sur y la avenida de Portugal. Después, sin comprometer fechas concretas, vendrán la conexión de la avenida de Portugal con la glorieta de San Vicente en ambos sentidos, los túneles principales junto al Manzanares, en primer lugar el que va en dirección norte, y enseguida el "by pass" sur.

La avenida de Portugal será transitable en subterráneo a lo largo del mes de enero y antes de mayo estará remodelada en superficie, al igual que medio kilómetro de lo que se llamará el "Salón de pinos", junto a la avenida del Manzanares, para el que ya están comprados un millar de estos árboles, de seis metros de altura, procedentes de viveros belgas, catalanes y madrileños.

El futuro parque fluvial del Manzanares, en las 50 hectáreas que dejará libres la desaparición de las actuales calzadas de la M-30, no se ejecutará hasta la próxima legislatura, pero en primavera será una enorme explanada en la que se organizarán exposiciones temporales, entre ellas una floral, e incluso un gran concierto por San Isidro al lado del espacio cultural del Matadero. También en ese parque, se reconstruirá un puente del siglo XIV, uno de los que fueron sustituidos por el de Toledo en el siglo XVII, cuyos restos, puestos al descubierto por las obras de la M-30, están siendo desmontados ahora piedra a piedra para su traslado.

Puente para bicis
Ruiz-Gallardón ha anunciado, además, que el puente de hormigón situado al sur del de Segovia por el que todavía hoy cruza el tráfico de una orilla a otra del Manzanares no será destruido cuando pierda su función, ya que el Ayuntamiento ha aceptado la propuesta de los arquitectos encargados del diseño del futuro parque de convertirlo en pasarela peatonal y parte de la red de carriles bici de la ciudad.

Respecto a los muros que delimitan el cauce del río, destruidos en parte por las obras, serán reconstruidos en la misma piedra y con la misma altura que tenían, aunque la superficie del agua, gracias a las antiguas esclusas, que se conservarán, será elevado respecto a su nivel anterior para dar al Manzanares mayor visibilidad desde las orillas transitables.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios