www.madridiario.es

De lunes a jueves se cerrarán las urgencias del ambulatorio de La Fortuna

En huelga de hambre contra el cierre de urgencias

Por MDO
martes 04 de septiembre de 2012, 00:00h
El vecino del barrio de La Fortuna de Leganés Lucrecio Teba ha iniciado una huelga de hambre a las puertas del centro de salud Marie Curie, en protesta por el cierre parcial de su servicio de urgencias, que se hará efectivo el próximo 1 de octubre.
Este vecino de Leganés de 67 años ha decidido hacer este gesto de protesta en contra de la decisión del Gobierno regional de cerrar el servicio de urgencias del ambulatorio de La Fortuna de lunes a jueves.

"La huelga de hambre la he iniciado porque aquí hay un porcentaje de señores mayores que no tienen medios y matrimonios jóvenes, con hijos, que están parados y tampoco tienen medios, ni dinero para ir al hospital, que se encuentra a 6 kilómetros de distancia", ha explicado Teba.

Cerca de un centenar de vecinos del barrio se han acercado al centro de salud para apoyarle en el primer día de este acto reivindicativo, que se produce dos meses después de que por la misma causa otro grupo de vecinos se encerrara en el centro de salud y de la manifestación del pasado 19 de julio.

Aunque en un principio, el cierre de urgencias de lunes a jueves se iba a hacer efectivo el pasado 1 de julio, el Gobierno regional ha decidido posponerlo hasta el 1 de octubre, cuando se hará extensivo también a los centros madrileños de Doctor Esquerdo y Barajas.

Asimismo, el Gobierno regional tiene previsto cerrar los centros de especialidades de Arganda del Rey, Aranjuez, Alcobendas y Argüelles, en Madrid, ha recordado el diputado y portavoz en materia sanidad de IU-Los Verdes, Rubén Bejarano, que ha acudido a apoyar al vecino de La Fortuna.

Bejarano considera "preocupante" la política de cierres del Gobierno regional, ya que "sobrepasa las líneas rojas permitidas", motivo por el cual, su grupo parlamentario va a pedir la comparecencia en la Asamblea de Madrid del consejero de Sanidad, Javier Fernández-Lasquetty.

Por su parte, la diputada y secretaria de Sanidad del PSM, Laura Oliva, también presente, ha señalado que el cierre del servicio de urgencias no supone un ahorro económico, como dice el ejecutivo regional, y sí un perjuicio para los vecinos de este barrio de 20.000 habitantes.

Oliva considera que con esta medida se vuelve a "discriminar" a La Fortuna, y ha instado a la presidenta madrileña, Esperanza Aguirre, a que muestre "más sensibilidad que en otras ocasiones", para que la huelga de hambre de Lucrecio no derive en un problema grave "por defender algo tan básico como el derecho a la salud". Por su parte, la asociación de vecinos Nueva Fortuna de Leganés ha recogido ya 3.000 firmas en contra del cierre del servicio de urgencias, que registrarán este mes en la Asamblea de Madrid.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios