www.madridiario.es
El Hospital de Getafe incorpora a su cartera de servicios la cirugía sin incisión en Urología

El Hospital de Getafe incorpora a su cartera de servicios la cirugía sin incisión en Urología

domingo 22 de abril de 2012, 00:00h
El Servicio de Urología del Hospital Universitario de Getafe ha sumado a su cartera de servicios la cirugía sin incisión en Urología, de modo que ya son más de cuarenta y cinco los casos consecutivos de pacientes intervenidos por cáncer de próstata con esta técnica y quince casos por patología renal.
Según ha informado la Comunidad de Madrid, la cirugía laparoendoscópica a través de puerto único supone una evolución mejorada de la laparoscopia convencional y consiste en la utilización de un solo orificio de entrada a través del cual se introducen los elementos quirúrgicos dentro de la cavidad abdominal.

Esta técnica tiene como ventaja para el paciente el que únicamente produce una pequeña incisión de 2,5 centímetros, en lugar de múltiples pequeñas incisiones como en la laparoscopia o una gran incisión como en la cirugía abierta.

En esta ocasión, el Servicio de Urología practica sistemáticamente esta incisión a través del ombligo, que es de por sí una cicatriz natural. Esto supone varias ventajas para el paciente, pues no deja cicatriz ninguna al quedar enterrada la incisión dentro del ombligo, reduce el dolor postoperatorio y mejora el tiempo de recuperación, lo que además disminuye los costes hospitalarios.

Experiencia en Urología
Esta técnica, que nació en el año 2007, se había utilizado en otras especialidades, pero es la primera vez que un servicio de Urología alcanza esta experiencia acumulada. Para lograr esta práctica, ha sido necesario no sólo tener un alto nivel en el ámbito de la laparoscopia sino también llevar a cabo una formación específica en simuladores y quirófano experimental de cerca de 1.800 horas.

La cirugía sin incisión a través del ombligo requiere una lente de precisión más larga y fina de lo habitual, una cámara de alta resolución para aprovechar la escasa luminosidad, un trócar especial y dos elementos de inserción curvos, con diferentes aplicaciones.

Es precisamente la curvatura de estos elementos lo que dificulta esta técnica, pues el cirujano debe acostumbrarse a trabajar de forma invertida. A pesar de dicha dificultad, y gracias a la amplia experiencia adquirida, esta cirugía --que comenzó realizándose en torno a seis horas-- se practica ya en dos horas y media.

Por el momento el Hospital Universitario de Getafe ha utilizado esta técnica para tratar el cáncer de próstata, tumores renales y litiasis renal, aunque no descarta ampliar la indicación a otras patologías urológicas.

Una técnica que no deja cicatrices
El uso de un único puerto de entrada para llevar a cabo la cirugía es una nueva forma de operar que está comenzando a implantarse en los hospitales, las especialidades quirúrgicas poco a poco se van sumando a las posibilidades que ofrece, aunque dada la dificultad que supone son de momento pocos los procedimientos que se utilizan.

La habilidad técnica que exige esta cirugía dificulta que se amplíen las patologías a operar o se realicen series tan largas como las que se están llevando a cabo en el Hospital Universitario de Getafe, pero desde su servicio de Urología se ha alcanzado una experiencia que ha permitido incorporar está técnica a la cartera de servicios, aspirando además a ser un referente en la cirugía laparoendoscópica de este país.

Hasta el momento se han realizado más de 65 intervenciones de este tipo, destacando la serie de 45 prostatectomías, siendo los resultados de los pacientes excelentes, tanto desde el punto de vista clínico, como postoperatorio y estético.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.