www.madridiario.es
Un plan B para los bus-VAO

Un plan B para los bus-VAO

Por Enrique Villalba
martes 13 de marzo de 2012, 00:00h
El Consorcio Regional de Transportes quiere 'resucitar' ante el Ministerio de Fomento un plan de plataformas reservadas de autobús en las grandes carreteras que hagan las veces de bus-VAO, con un coste mucho menor pero igual de efectivas para aumentar la movilidad en transporte público.
A falta de Bus Vao, buenos son los conos. Eso es lo que proponen los responsables del Consorcio Regional de Transportes a la vista de que Fomento se replanteó en 2010 los plazos del proyecto de construcción de carriles bus-VAO en las autovías radiales en la región a causa de la crisis. Frente al plan que se barajó entonces, el Consorcio Regional de Transportes propone ahora otro mucho más barato y que podría suponer una fase intermedia en la construcción definitiva de estas infraestructuras, que la autoridad única del transporte madrileño ve como prioritarias para la movilidad en carretera.

Según fuentes del ente consultadas por Madridiario, se quiere plantear al Ejecutivo dirigido por Ana Pastor la creación de plataformas reservadas de transporte público solo para autobuses con carriles reversibles en la A-1, la A-2, la A-3, la A-4, la A-42 y la A-5. La implantación se realizaría con conos. En el Consorcio son partidarios de que se coloquen estas vías reservadas en el carril lateral de las carreteras porque facilitaría el acceso de los autobuses procedentes de los municipios situados en el entorno de la carretera; incluso, en algún caso, estas plataformas podrían utilizar las vías de servicio, si las hubiere. Ambas opciones permitirían, además, de producirse un accidente o avería, dar salida a los autobuses que circularan por la plataforma para que el tráfico no se resintiera.

El sistema permitiría facilitar la movilidad de los madrileños entre los municipios situados junto a estas carreteras y Madrid, a través del transporte público y a una velocidad mayor que la que otorga el vehículo privado. Como ya ha señalado el Consorcio en numerosas ocasiones, infraestructuras como el bus-VAO, permiten un transporte masivo mucho más efectivo que el coche. En la A-6, el carril reservado para alta ocupación traslada en dos carriles más personas que el resto de los carriles y el servicio de Renfe Cercanías de la zona juntos. Y eso que solo funciona de 05.30 a 11.30 horas por la mañana en dirección Madrid y de 13.30 a 22.45 horas en dirección contraria. Los técnicos consultados son partidarios de que, a diferencia del bus-vao de la A-6, estas plataformas con conos solo fueran utilizadas por autobuses y no por vehículos privados.

Las claves de la movilidad
La idea de los conos no es nueva y es una demanda de los empresarios de autobuses interurbanos, que, para dar un mejor servicio, consideran indispensable este tipo de infraestructura, cuya inversión está totalmente justificada. Antes de implantarse el carril de vehículos de alta ocupación en 1995, el Gobierno ensayó el método con conos en la A-6. De hecho, cuando la carretera de A Coruña está muy saturada en dirección Madrid, se crea un carril bus-VAO con conos desde el túnel de Guadarrama.

Del millón de nuevos habitantes que ha registrado la Comunidad de Madrid en la última década, 700.000 de ellos residen en los municipios de la corona metropolitana, con el consiguiente aumento del transporte mecanizado en la región. La implantación de esta política de plataformas reservadas cumplería con una de las cuatro claves de la movilidad que barajan en el Consorcio: los intercambiadores urbanos, los intercambiadores comarcales, los bus-VAO que han de unirlos y los aparcamientos disuasorios que permitirían dejar el coche y acceder a la ciudad en transporte público, reduciendo la congestión de vehículos en la región.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios