www.madridiario.es
Campaña de inspecciones en los centros municipales de ocio

Campaña de inspecciones en los centros municipales de ocio

lunes 03 de agosto de 2009, 00:00h
Los centros municipales de ocio pasarán este mes de agosto por una campaña de inspección específica puesta en marcha por el Ayuntamiento de Madrid coincidiendo con las vacaciones estivales ya que es el periodo en el que más público acude a este tipo de instalaciones.
Los establecimientos objeto de la campaña son grandes centros de ocio, parques temáticos, y por otro, los pequeños establecimientos ubicados en el interior de los mismos, como tiendas de regalos, ropa, fotografía, recreativos... En conjunto, está previsto realizar durante este verano unas 50 inspecciones. En la campaña, operativa hasta el mes de septiembre, inclusive.

Su objetivo primordial, como explican desde el Ayuntamiento, es verificar el grado de cumplimiento de los derechos de los consumidores y comprobar que no se lesionan. Y es que en la Oficina Municipal de Información al Consumidor (OMIC) se han recibido en los últimos años alrededor de dos centenares de reclamaciones que afectan a estos centros. Los motivos son diversos aunque el más común está relacionado con la adquisición y utilización del bono de entrada a estos establecimientos. También se han registrado reclamaciones a causa de instalaciones cerradas, cortes de luz o trato inadecuado del personal.

Los inspectores controlarán que se exhiban correctamente los precios de las localidades de acceso en las taquillas de entrada, tanto las cargas como los descuentos aplicables y las condiciones de los descuentos. También que se entreguen a los consumidores tickets, facturas o cualquier justificante del pago de las entradas y que incluyen los requisitos obligatorios que recoge la normativa.

Reclamaciones
Asimismo velarán por que los establecimientos cumplan la normativa en lo referente a la presentación de reclamaciones por parte de los usuarios y que no exista publicidad y cláusulas que induzcan a error a los consumidores o vulneren sus derechos. En cuanto a las tiendas situadas en el interior de los recintos, los inspectores comprobarán aspectos generales, recogidos en la normativa de consumo, como la exhibición correcta los precios de los artículos o servicios que oferten, que estén etiquetados de manera adecuada y que se entregue a los consumidores tickets, facturas o cualquier justificante de las compras efectuadas.

También es obligatorio que este tipo de establecimientos dispongan de hojas de reclamaciones y las entreguen a los clientes cuando éstos las soliciten y que anuncien su existencia al público mediante el cartel ajustado al modelo oficial y que no exista publicidad y cláusulas que induzcan a error a los consumidores o vulneren sus derechos. En las actuaciones donde se detecten indicios de infracción se iniciarán los expedientes sancionadores correspondientes.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios