www.madridiario.es

OPERACIÓN SANA

Imagen de archivo de dos mujeres ejerciendo la prostitución en el Polígono Marconi
Ampliar
Imagen de archivo de dos mujeres ejerciendo la prostitución en el Polígono Marconi (Foto: Juan Lus jaén)

Una de las menores se escapaba del centro para ejercer la prostitución a cambio de droga

Por MDO
viernes 14 de enero de 2022, 08:54h

Cada día salen a la luz nuevos datos sobre la impactante trama de explotación sexual a menores desmantelada a inicios de este 2022. Este jueves se conocía que de las diez menores liberadas, cuatro vivían en el Centro de Protección de Menores 'Picón del Jarama', en Paracuellos, y otra de ellas en el Centro de Primera Acogida de Hortaleza, en la capital.

El diario El Mundo da a conocer este viernes que una de estas jóvenes, de 14 años, fue obligada el pasado verano a prostituirse en una casa del barrio de Oporto (Carabanchel) con Menores Extranjeros No Acompañados (MENAS). Esta menor fue vendida por su padre a 'el Kalifa', cabecilla de esta trama de explotación, a cambio de dos bolsas de cocaína.

La joven se escapaba del centro en numerosas ocasiones tanto para consumir, como para prostituirse o pasar tiempo con su padre, un toxicómano que vivía en una casa okupada en Puente de Vallecas junto a más drogodependientes.

En el mes de agosto, fue hallada en esta zona de Madrid "en un alto estado de somnolencia, incoherente y portando una mochila con numerosos preservativos, gel íntimo lubricante, ropa interior y utensilios que concuerdan con que la menor, estuviera ejerciendo la prostitución". Sobre ella pesaba una denuncia por desaparición realizada por el propio centro de protección de menores.

Según el informe policial, la menor se encontraba "en condiciones de desamparo total, sucia, con aspecto de yonqui, sin apenas fuerzas, motivo por el que consiguieron que accediese a una analítica", cuyo resultado fue: "Positivo en cocaína y cannabis y enfermedades de transmisión sexual a causa de sus relaciones de riesgo extremo".

Tras este suceso, se decidió trasladarla a un centro de protección de menores especializado en adicciones, del que volvió a escaparse para encontrarse de nuevo con 'el Kalifa' en lugares como San Cristóbal y el polígono Marconi. Allí, la joven de 14 años se acostaba con la gente que acudía a las chabolas a cambio de droga.

Según las diligencias a las que alude 'La Sexta', la Policía avisó varias veces a la Comunidad de Madrid y a la Fiscalía de menores para que reforzaran la protección sobre las menores tuteladas, dado que los agentes las recogían de la calle, las llevaban a esos centros y meses después volvían a encontrarlas en la misma situación.

Al caso concreto de una de ellas se alude en el escrito que dice textualmente "Se dispuso comunicar los hechos de Fiscalía de Menores al objeto de si por parte de esa Fiscalía se estimase oportuno el cambio de la guarda de la menor a un centro de régimen cerrado o que pudiera reunir las condiciones de seguridad necesarias". Solo 15 días después la menor se había vuelto a fugar, por los que la Policía reiteró su petición a través de la Dirección General de la Infancia de la Comunidad de Madrid.

Su testimonio tras ser hallada en agosto ha sido el desencadenante que ha propiciado el fin de esta trama de explotación, que terminó con 37 detenidos. En este momento, todas las menores agredidas están en régimen cerrado con protección Policial o con sus familias.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

8 comentarios