www.madridiario.es
‘La monja alférez’, travestismo en el Siglo de Oro
Ampliar
(Foto: Antonio Castro)

‘La monja alférez’, travestismo en el Siglo de Oro

viernes 01 de julio de 2022, 17:22h

El Festival Iberoamericano de teatro clásico trae este fin de semana al teatro Cervantes de Alcalá, La monja alférez. El montaje es una coproducción del festival alcalaíno con la Compañía Nacional de Teatro de México. Lo dirige Zaide Silvia Gutiérrez, una de las actrices más prestigiosas en cine, teatro y televisión.

Catalina de Erauso, la protagonista de esta historia, es una de las leyendas del Siglo de Oro. La mujer donostiarra pasó a la posteridad, entre otras cuestiones, por haber guerreado como hombre. Falleció en México por lo que parece lógico que los estudiosos de aquella nación hayan escrito e investigado frecuentemente sobre el personaje. La obra teatral que nos llega ahora está atribuida a otro mexicano, Juan Ruiz de Alarcón, una de las figuras de nuestro Siglo Oro. Se supone que llegó a España -murió en Madrid- hacia el año 1600. También en México, María Félix protagonizó la primera versión cinematográfica el año 1944.

La monja alférez está protagonizada por Guzmán, un soldado que, realmente nació mujer -Catalina- educándose en un convento de monjas. Antes de profesar como religiosa huyó de San Sebastián vestida de hombre y como militar logró el grado de alférez en la batalla contra los Araucanos. Pasó a Perú, donde también vivía su hermano Miguel de Erauso, advertido de las andanzas de Catalina. La monja alférez está enamorada de doña Ana, a la que también pretende don Diego. Los tres se encuentran una noche en la que se plantean todos los conflictos que conlleva asumir la personalidad real de cada uno.

(Foto: Antonio Castro)

Que una mujer asumiera roles masculinos fue relativamente habitual en el Siglo de Oro teatral. Tirso de Molina convirtió a doña Juana, una dama vallisoletana, en Don Gil de las calzas verdes. Calderón presenta a Rosaura disfrazada de hombre en las primeras escenas de La vida es sueño, para desconcierto posterior de Segismundo. Lope de Vega, en Las bizarrías de Belisa, viste de hombre a la protagonista para descubrir el engaño de su enamorado. En la mayor parte de estas obras los autores plantearon situaciones de puro enredo. El travestismo de Catalina de Erauso tiene más enjundia, pues no se trata solo de un disfraz circunstancial, sino de que la mujer asuma y lleve hasta sus últimas consecuencias sus propios deseos. Ella dejó escrita su propia historia en una biografía varías veces reeditada.

En 2013 el Centro Dramático Nacional estrenó una versión de esta historia escrita por Domingo Miras y dirigida por Juan Carlos Rubio. También el cineasta Javier Aguirre filmó La monja alférez en 1986, con Esperanza Roy como protagonista y escasa repercusión entre el público. Existe una curiosa versión zarzuelera estrenada en noviembre de 1875 con música de Miguel Marqués y libreto de Carlos Coello. No gozó del favor del público ni de la crítica. Hubo quien publicó (El Globo, 28-11-1875): “Catalina de Erauso es un personaje real que parece engendro de una imaginación delirante”. No tengo noticia de que tras ese estreno en La Zarzuela, volviera a salir a escena.

La monja alférez se representa el viernes 1 y sábado 2 en Alcalá de Henares.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios