www.madridiario.es
La portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno.
Ampliar
La portavoz municipal, Inmaculada Sanz, en la rueda de prensa posterior a la Junta de Gobierno. (Foto: Ayuntamiento de Madrid )

El Gobierno aún confía en entenderse con Vox: "No damos los Presupuestos por prorrogados"

jueves 02 de diciembre de 2021, 11:57h

Negados a sentarse a dialogar con la izquierda y con Vox cerrado en banda a negociar, al Ayuntamiento de Madrid se le ha complicado aprobar los Presupuestos de 2022. El alcalde, José Luis Martínez-Almeida, avanzó este miércoles que si no llegan a un acuerdo con los de Javier Ortega Smith antes del 31 de diciembre, las cuentas de este año se prorrogarían el mismo 1 de enero. No obstante, la portavoz municipal, Inmaculada Sanz, ha trasladado esta mañana tras la Junta de Gobierno un mensaje menos tajante: "No los damos por prorrogados", ha afirmado.

Pese a la esperanza que aún mantienen de poder dialogar con Vox, no niegan su intranquilidad. "Estamos preocupados", ha reconocido Sanz. Sin embargo, rehúsan explorar otras alternativas apara sacar adelante los Presupuestos, fiando los Presupuestos a un entendimiento con sus socios de investidura. Recupera Madrid se ha ofrecido como comodín a la ultraderecha, pero la misma política de no sentarse a negociar que ha adoptado Ortega Smith es la que pratica el equipo de Gobierno con la izquierda. La portavoz lo ha justificado en que nunca han apoyado rebajas fiscales en el Consistorio madrileño, una "absoluta línea roja" para Partido Popular y Ciudadanos. "Es una vía difícil", ha aseverado.

El Ejecutivo local reprocha a Vox su actitud "irresponsable" y les advierten sobre las consecuencias que reportará a la capital no aprobar los Presupuestos. "Nos abocaría a una situación que no beneficia a nadie, que no podamos bajar impuestos, y nos complicaría muchísimo la gestión", ha expuesto la también delegada de Seguridad y Emergencias. Así, PP y Cs han iniciado una campaña para difundir entre la ciudadanía qué proyectos y partidas se perderían si no pactan unas nuevas cuentas, una ofensiva que Inmaculada Sanz ha defendido. "Estamos evidenciando una situación que entendemos no es responsable, porque lo honesto y transparente es decir cómo quedaría la ciudad -si se produce la prórroga-".

Una táctica con la que esperan forzar la "reflexión" de los cuatro ediles de Vox, quienes no se mueven de su rechazo a negociar "en despachitos". Estudiarán el proyecto presupuestario, han manifestado, en el seno del partido y después mostrarán su posicionamiento "donde corresponde, en las comisiones y el Pleno". Difieren así en su modus operandi con su compañera de filas Rocío Monasterio, quien ha llegado a un acuerdo con el Gobierno de Isabel Díaz Ayuso a puerta cerrada para que la Comunidad de Madrid estrene los primeros Presupuestos en tres años. "Me da envidia", apuntó ayer Martínez-Almeida tras afear a Vox no querer trabajar por los madrileños a la par que seguía tendiéndole la mano para, al menos, hablar.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios