www.madridiario.es
Edificio de la calle General Pardiñas, donde tuvo lugar la explosión
Ampliar
Edificio de la calle General Pardiñas, donde tuvo lugar la explosión (Foto: Chema Barroso)

Los forjados afectados del edificio de General Pardiñas serán retirados el martes por un robot

Por MDO/E.P.
viernes 13 de mayo de 2022, 17:19h

El delegado del área de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes, ha confirmado que será el próximo martes cuando comiencen las labores de retirada de los forjados afectados en la explosión de la calle General Pardiñas, 35. Tal y como ha asegurado, será un robot el encargado de realizar estos trabajos, mientras que unos técnicos desarrollarán una monitorización real de la demolición parcial del edificio, que ya ha comenzado.

"La demolición en sí ya ha empezado, hemos empezado a retirar todos los elementos que habían sido expulsados (...) con una gran acumulación de escombros, para dar seguridad estructural al edificio de Ayala, 78. Estamos pendientes de apuntalar todo el edificio para que los vecinos del área contraria puedan entrar en sus casas cuanto antes", ha apuntado.

Al mismo tiempo, el delegado ha confirmado también que ya han llegado las grúas y que se ha procedido a la monitorización de la fachada, que es lo que más preocupa, con el objetivo de "tener constancia de cada movimiento" y evitar su posible demolición.

Tal y como ha señalado, el objetivo principal es salvar el torreón del edificio, que en un principio iba a ser demolido, pero que finalmente se ha decidido lo contrario. "Vamos a poner un corsé al edificio para evitar cualquier tipo de movimiento de la estructura”, ha especificado.

Un robot ante el “grave riesgo”

El motivo principal de utilizar un robort para realizar dichas labores es evitar, aseguran, introducir personal en el edificio ante el “grave peligro para las personas” que sigue existiendo. El robot que utilizarán será el mismo que el que se usó en su día en la explosión de la calle Toledo. Además, Fuentes ha trasladado que siguen manteniendo la declaración de ruina parcial del edificio, con los áticos como zona especialmente afectada.

"Estamos en perfecta coordinación y actualizando toda la información con los vecinos para dar seguridad y tranquilidad a estas personas que han perdido gran parte de sus vidas”, ha añadido.

Sobre los tiempos, ha informado de que los trabajos de demolición durarán como mínimo tres semanas. A partir de ahí, la comunidad de vecinos se encargará de seguir trabajando. Por el momento, los vecinos de las viviendas colindantes no han podido regresar a sus casa por el “"riesgo cierto de inseguridad" a la hora de realizar la demolición del número 35.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios