www.madridiario.es
Familias acogedoras reclaman una revisión urgente del sistema de protección a la infancia
(Foto: ASEAF)

Las familias acogedoras reclaman una revisión urgente del sistema de protección a la infancia

Por MDO
miércoles 26 de enero de 2022, 11:04h

Tras los gravísimos y reiterados sucesos que están saliendo a la luz en los últimos meses, relacionados con la explotación sexual de niñas y adolescentes tuteladas en diferentes comunidades autónomas, ASEAF (Asociación Estatal de Acogimiento Familiar) reclama una revisión urgente y profunda de nuestro sistema de protección para la necesaria desinstitucionalización cuanto antes de los 17.000 niños, niñas y adolescentes tutelados que crecen en residencias privados de entorno familiar.

El sistema de protección debe contar con los protocolos de prevención, detección e intervención necesarios para evitar que estos niños, niñas y adolescentes (NNAs*) cuyas circunstancias emocionales, afectivas y psicológicas les convierten en un colectivo de especial vulnerabilidad, sean víctimas de violencia dentro del propio sistema de protección. Y el camino lo marca la ley: garantizarles un entorno protector en una familia de acogida.

Por el contrario, en España en 2020, de los 11.750 NNAs* que entraron en el sistema de protección el 73 por ciento ingresaron en una residencia, frente al 27 por ciento que fueron a acogimiento familiar. Y de los que entraron en residencias, tan solo 11 de cada 100 regresó con su familia de origen, lo que apunta a la falta de trabajo con su entorno para que se produzca el retorno. Los niños entran en las residencias y se vuelven invisibles para la sociedad.

Con una Ley de Infancia de 2015 que obliga a priorizar el acogimiento familiar, una nueva Ley de Protección Integral a la Infancia y la Adolescencia frente a la Violencia y los fondos Europeos destinados a desinstitucionalización, nos encontramos ante una oportunidad que los poderes públicos no pueden desperdiciar, para abordar de una vez por todas, el cambio de paradigma del acogimiento residencial al acogimiento familiar, que desde las 21 Asociaciones de las distintas CCAA que integran ASEAF venimos reclamando desde hace años.

En el Plan de Recuperación, Transformación y Resiliencia de los fondos europeos, el Gobierno de España ha previsto en el Componente 22, relativo a “Plan de choque para la economía de los cuidados y refuerzo de las políticas de inclusión” dos inversiones relativas a la desinstitucionalización y a la modernización de los servicios sociales, donde se menciona específicamente el acogimiento familiar.

Desde ASEAF, solicitamos a todas las administraciones autonómicas que impulsen el cambio estructural de modelo en el sistema de protección, priorizando el acogimiento familiar como la medida de protección más adecuada para el desarrollo de las niñas, niños y adolescentes. Tal y como afirma Jesús Palacios, catedrático de psicología evolutiva y de la educación de la Universidad de Sevilla y uno de los mayores expertos en protección a la infancia: “Aunque es cierto que la institucionalización no crea los problemas, sí los consolida y acentúa. Los NNAs que viven en centros de protección ya traían adversidad acumulada por las situaciones de maltrato, negligencia, abandono, escasez de estimulación, etc. que habían vivido antes de entrar en un centro residencial. La institucionalización añade más adversidad como otro factor de riesgo; además la institucionalización no es un contexto que pueda permitir la recuperación de las adversidades previas.”

María Arauz de Robles, presidenta de ASEAF “La solución no está solo en mejorar los centros residenciales, o los protocolos de detección y actuación, sino en que el acogimiento residencial sea, como establece la Ley de infancia y apunta el comité de los Derechos del niño, una medida de último recurso. Porque los lugares de cuidado colectivo no dan respuesta a las algunas de las dimensiones más necesarias para el desarrollo de la infancia y la adolescencia. Sus necesidades físicas y educativas están cubiertas, pero no así las de tipo emocional y social. Los niños que crecen en residencias se sienten a menudo olvidados, apartados de la sociedad y estigmatizados, cuando ellos no han hecho nada para crecer en un centro residencial privados de su derecho a crecer en familia”.

Los contextos familiares reparadores

Las evidencias científicas demuestran que la familia es el entorno que necesita la persona para su pleno desarrollo. Contextos familiares reparadores, donde poder establecer apegos sanos, reconstruir lo dañado, confiar, crear vínculos y tener figuras de referencia.

Como afirma Palacios: “Estos contextos familiares reparadores se componen de personas dedicadas y entregadas individualmente al niño/a, adultos que les transmiten seguridad y confianza, que les proporcionan estabilidad. Todos los niños y las niñas, en su infancia, necesitan tener un adulto que esté loco por ellos”

Programas de sensibilización, captación y temporales

Todas las comunidades autónomas deberían tener un Plan de Desinstitucionalización a medio plazo, dotado presupuestariamente, y que contara con planes específicos de sensibilización sobre el acogimiento familiar y campañas continuas de captación de familias acogedoras en los diferentes modalidades: urgencia, temporal y permanente. Además, sería conveniente potenciar programas temporales como Un Curso en Familia, Vacaciones en Familia o Familias Colaboradoras.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios