www.madridiario.es
Tras el manifiesto contra el paro en el monumento a la Memoria Histórica en el Cementerio de la Almudena de  Manuela Carmena, los concentrados invaden el espacio.
Ampliar
Tras el manifiesto contra el paro en el monumento a la Memoria Histórica en el Cementerio de la Almudena de Manuela Carmena, los concentrados invaden el espacio. (Foto: Chema Barroso)

Miembros de colectivos memorialistas irrumpen en el monumento vallado del Cementerio del Este para depositar claveles

Un manifiesto para no olvidar

sábado 02 de noviembre de 2019, 17:36h

Alrededor de unas 200 personas han irrumpido en la zona donde se encuentran las obras paralizadas del memorial a los fusilados entre 1939 y 1944 para protestar sobre la decisión del Ayuntamiento de Almeida, que congeló la construcción de este proyecto de Manuela Carmena el pasado 17 de julio.

Distintos colectivos memorialistas, representantes políticos y miembros de diferentes asociaciones y organizaciones por la defensa de la memoria histórica se han concentrado este sábado en el Cementerio de La Almudena -en la zona del Cementerio del Este- junto al muro de las 13 Rosas para leer un manifiesto contra la paralización de este monumento y rechazar cualquier intento de resignificación del mismo por parte del actual gobierno municipal.

"Consideramos que el nuevo diseño del memorial, que pretende borrar los nombres de las personas fusiladas por su compromiso leal a la II República, supone un castigo post mortem añadido a las familias de las personas ejecutadas allí y un grave atentado a la memoria democrática del pueblo de Madrid y de todos los pueblos del Estado español", reza este manifiesto.

Y añade: "El gobierno del señor Martínez Almeida no sólo quiere borrar los nombres de quienes pagaron el más alto precio en Madrid por defender la libertad frente al fascismo, sino que pretende modificar el criterio con el que fue erigido el Memorial para reconvertirlo en un falso homenaje a la concordia. (...) Denunciamos cualquier intento de manipulación y resignificación del Memorial a las víctimas de la represión franquista en el Cementerio del Este, que pretenda llevar a cabo el equipo de gobierno municipal de Madrid".

Tras su lectura, varios asistentes han levantado las vallas que cercan el monumento y han depositado claveles ante los muros ya construidos. Entre cánticos, han abandonado la zona antes de llegar la policía.

Dos memoriales anónimos

El Ayuntamiento de Madrid paralizó, según adelantó el diario ABC, la tramitación del expediente del memorial que el anterior Ejecutivo aprobó levantar en el Cementerio del Este a los fusilados entre 1939 y 1944 por el franquismo el pasado verano. La confrontación surgió en dos líneas paralelas.

Por un lado, porque “algunos miembros del Comisionado” –según Francisca Saquillo- sugirieron que se tratara de un monumento “anónimo”, que no incluyera el nombre de los 2.937 asesinados en la tapia del camposanto; una recomendación que finalmente se incluyó en las conclusiones del órgano consultivo antes de su disolución en el verano de 2018, pero que no se reflejó en el proyecto aprobado por el Gobierno de Carmena, en el que sí figuran los nombres y apellidos esculpidos en mármol.

Por otra parte, porque el Comisionado abrió la puerta a la construcción de una segunda placa que recordara a los muertos del otro bando. “No se puede seguir adelante con una imposición del anterior gobierno y se ha abierto un tiempo de reflexión para decidir sobre el memorial”, aseguraron al respecto fuentes del actual Consistorio en julio.

A día de hoy, el memorial en el Cementerio del Este continúa vallado y a medio construir a la espera del próximo movimiento del Ayuntamiento de Madrid.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

6 comentarios