www.madridiario.es
Pórtico del cementerio de La Almudena
Ampliar
Pórtico del cementerio de La Almudena (Foto: Veranos de la Villa)

El Comisionado de Memoria quiere “explicar” a Almeida su trabajo tras la paralización del Memorial de La Almudena

jueves 18 de julio de 2019, 07:33h

Madrid Central, los semáforos de la A-5, los desarrollos del Sureste... y las acciones en materia de memoria histórica. La decisión del nuevo Gobierno de la ciudad de paralizar el proyecto del memorial a los fusilados entre 1939 y 1944 en el Cementerio de la Almudena se suma a la lista de medidas con las que el equipo de Almeida está liquidando buena parte del 'Madrid de Carmena'. El actual Consistorio quiere revisar el expediente para, aseguran, "dar cumplimiento a las recomendaciones del Comisionado de Memoria Histórica", el órgano consultivo impulsado por el Ejecutivo de Ahora Madrid y consensuado por todos los grupos.

Sin embargo, la expresidenta de este grupo de expertos, que trabajó entre 2016 y 2018 asesorando al Ayuntamiento para recuperar la memoria histórica de la ciudad, no cree que paralizar el proyecto vaya en línea con sus recomendaciones. De hecho, Francisca Sauquillo ha adelantado a Madridiario que los miembros del antiguo comisionado pedirán después de verano una reunión con alcalde de Madrid para, “si no lo tiene”, entregarle el informe que recoge las conclusiones de sus dos años de trabajo.

Dos memoriales anónimos

El Ayuntamiento de Madrid ha paralizado, según adelantó el diario ABC, la tramitación del expediente del memorial que el anterior Ejecutivo aprobó levantar en el Cementerio del Este a los fusilados entre 1939 y 1944 por el franquismo. La confrontación surgió en dos líneas paralelas.

Por un lado, porque “algunos miembros del Comisionado” –según recuerda ahora Saquillo- sugirieron que se tratara de un monumento “anónimo”, que no incluyera el nombre de los 2.934 asesinados en la tapia del camposanto; una recomendación que finalmente se incluyó en las conclusiones del órgano consultivo antes de su disolución en el verano de 2018, pero que no se reflejó en el proyecto aprobado por el Gobierno de Carmena, en el que sí figuran los nombres y apellidos esculpidos en mármol.

El Ayuntamiento defiende que el Comisionado pidió un monumento anónimo y un segundo memorial a las víctimas del otro bando

Por otra parte, porque el Comisionado abrió la puerta a la construcción de una segunda placa que recordara a los muertos del otro bando. “No se puede seguir adelante con una imposición del anterior gobierno y se ha abierto un tiempo de reflexión para decidir sobre el memorial”, aseguran al respecto fuentes del actual Consistorio.

“No es lo mismo”

Sin embargo, Saquillo no ve razones suficientes para paralizar la tramitación del homenaje y resta importancia a las supuestas fricciones entre las conclusiones del Comisionado y lo aprobado por el Gobierno de Ahora Madrid.

La abogada laboralista recuerda que se realizó un profundo estudio junto a varios historiadores para investigar y recoger esos 2.934 nombres de personas fusiladas en la tapia de La Almudena, entre los que figuran, por ejemplo, los de las jóvenes conocidas como Las 13 Rosas. “Se puede ahora pedir que se estudie a los ejecutados por el bando republicano en el cementerio durante la guerra, pero hasta la fecha, ese estudio no está hecho o, al menos, no está presentado. El que puede ponerse en práctica es el que está hecho”, zanja.

Y va más allá con respecto a ese segundo homenaje: “Que se haga. Pero lo que también está claro, y creo que la ciudadanía de Madrid tiene que entender es que, aunque desgraciadamente para las familias sí pueda ser así, históricamente no es lo mismo el haber sido fusilado o ejecutado durante la guerra, que fue un horror lo que ocurrió en nuestra querida ciudad de Madrid, que lo que ocurrió ya en pleno Gobierno de Franco; eso hay que distinguirlo clarísimamente”.

Nombres de calles

Otra de las áreas de trabajo del Comisionado de Memoria Histórica que más controversia ocasionó y que, ahora, con el cambio de Gobierno, ha resurgido con fuerza es la relativa a los cambios en el callejero madrileño para borrar los nombres con referencias franquistas.

A pesar de que la Fundación Francisco Franco y la Plataforma Millán Astray han pedido el restablecimiento de los 52 nombres que el anterior Ayuntamiento modificó en base a las propuestas del Comisionado, el actual alcalde, José Luis Martínez-Almeida, ha asegurado que “estará a lo que digan los tribunales”. Así, el nuevo Gobierno municipal parece estar únicamente abierto a reponer las antiguas nomenclaturas en los ocho casos (General Millán-Astray, Hermanos García Noblejas, General Asensio Cabanillas, Caídos de la División Azul, Cirilo Martín Martín, El Algabeño, Comandante Zorita y Paseo del Doctor Vallejo-Nájera) que se encuentran con recurso abierto, siempre y cuando así lo determine la Justicia.

Saquillo recuerda la obligación de cumplir la Ley de Memoria Histórica de 2007

“Creo que el trabajo que hicimos desde el Comisionado fue bastante riguroso; intentamos ser lo más objetivos posible con lo que significó la historia de nuestra ciudad”, asegura hoy Sauquillo, que confía en ese compromiso del Ayuntamiento por deshacer, a priori, los cambios.

Cierre de la Oficina de Derechos Humanos y Memoria Histórica

Una de las primeras medidas desarrolladas por el equipo de Almeida fue el cierre de la Oficina de Derechos Humanos y Memoria Histórica que encabezada el que fue tercer teniente de alcalde de Carmena, Mauricio Valiente. "No ha servido a sus fines, sino a ser correa de transmisión del sectarismo del gobierno de Carmena", justificaban desde el Ayuntamiento.

Para Saquillo, sin embargo, no hay justificación alguna. “Una cosa es que piensen que esa oficina tiene que depender de otro sitio, que es un problema burocrático del Ayuntamiento actual, pero es increíble que se cierre”, opina la abogada, y señala que los cometidos del órgano dirigido por Valiente tenían que ver con exigencias tanto nacionales –“derivadas de la Ley de Memoria histórica de 2007, que está vigente”, recuerda- como de organismos internacionales como las Naciones Unidas.

"Me parece que es empezar mal una nueva etapa"

“Me parece que es empezar mal una nueva etapa y que responde a algo como querer decir ‘hemos llegado y hacemos algo diferente a los anteriores’, pero no me parece que eso sea positivo”, resume.

Por eso pedirán una reunión con Almeida de cara a septiembre para “explicarle y que sea consciente del trabajo” que hicieron Saquillo y sus compañeros. “No es solamente el trabajo sobre el callejero o La Almudena, sino que también planteamos una serie de reconocimientos, de placas... un trabajo amplio de todo lo que habría que hacer en nuestra ciudad de Madrid para que se tenga en cuenta lo que pasó aquí, sin ningún tipo de revanchismo”, finaliza.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.