www.madridiario.es
Rueda prensa de los presupuestos 2021.
Ampliar
Rueda prensa de los presupuestos 2021. (Foto: Chema Barroso)

La carrera por los Presupuestos para 2021 tiene la meta en Vox

martes 26 de enero de 2021, 07:35h

No iba a ser un lunes más el día de ayer. Poco después de las 13.00 horas, la presidenta de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, y el vicepresidente regional, Ignacio Aguado, daban el pistoletazo de salida de la carrera presupuestaria de 2021. Tal y como anunciaban los dos líderes regionales, que aparecían juntos en el patio de la Real Casa de Correos para posar y comparecer ante los medios de comunicación, la coalición había sellado un acuerdo de Presupuestos para 2021, un texto “histórico y excepcional” que persigue como objetivo prioritario reactivar la economía de la región.

De esta manera, parece haberse superado la primera fase de la conformación del borrador, tarea liderada por el veterano y líder en la sombra consejero de Hacienda y Función Pública, Javier Fernández-Lasquetty, y que no ha sido otra que la de poner de acuerdo a ambas partes del Ejecutivo regional: Partido Popular y Ciudadanos. Las desavenencias entre ambos no son novedad a estas alturas, casi hasta han dejado de rechinar públicamente, pero la realidad es que la anotación de los tantos –por mucho que se trate de disimular- no es conjunta.

De hecho, los mentideros de la Puerta del Sol recogían este lunes que la paz se había alcanzado –por fin- el pasado viernes: la presidenta regional habría hecho llamar a todos los miembros del Consejo de Gobierno para, oficialmente, “abordar las líneas maestras de actuación del Ejecutivo madrileño para 2021” en la vivienda dependiente del Canal de Isabel II en la localidad madrileña de Manzanares el Real. En la reunión, “enmarcada dentro de la normalidad del funcionamiento habitual de su Gabinete”, se centraba en profundizar sobre la estrategia contra la Covid-19 y, además, “abordar cuestiones relativas a los próximos presupuestos que diseña”, indicaban desde el Gobierno regional.

Y es que ese mismo lunes, 18 de enero, el vicepresidente regional anunció un proyecto de 1.000 millones de euros en ayudas para paliar la crisis económica y social surgida tras el paso del coronavirus en la región madrileña. Tal y como se pudo conocer, la inclusión en las cuentas públicas del denominado Plan de Rescate Ciudadano elaborado por la formación naranja era condición para que la firma de Ignacio Aguado apareciera en el borrador. Y así ha sido.

A pesar de los temores ante la falta de información al respecto de la opinión de la parte popular el pasado miércoles, cuando el vicepresidente regional llevó al Consejo de Gobierno su propuesta para darla a conocer al resto de consejeros y consejeras –tanto Ayuso como Lasquetty ya estaban al tanto, tal y como indicó Aguado-, parece que finalmente el retiro en Manzanares del Real acabó bien. Según ha confirmado fuentes de Ciudadanos a Madridiario, el borrador de los Presupuestos para 2021 incluye la partida entera, de 1.000 millones, así como las iniciativas presentadas, entre ellas el abono transporte bonificado hasta los 30 años, ayudas directas a pequeñas y medianas empresas y también para familias en situación de vulnerabilidad.

Bien es cierto que se desconoce a cambio de qué. Durante la rueda de prensa de este lunes, ni Ayuso ni Aguado adelantaban ni una sola cifra del acuerdo, tampoco ninguna partida presupuestaria, previsión o detalle. Tampoco lo han hecho a posteriori sus relativos gabinetes, ni el de Hacienda y Función Pública. La respuesta general emplaza a la “negociación con el Grupo Parlamentario Vox”, socio preferente del Gobierno regional desde que apoya la investidura en agosto de 2019 de Isabel Díaz Ayuso.

Recae así, de nuevo, todo el peso de las decisiones presupuestarias del Gobierno sobre la agrupación liderada por Rocío Monasterio, quien por el momento tampoco ha querido pronunciarse al respecto. “Empezaremos a negociar con ellos esta misma tarde”, decía la presidenta regional desde la Puerta del Sol durante su comparecencia, recalcando que el diálogo con Vox será “desde cero” con “responsabilidad y sensatez”. Hasta el momento, se desconoce si realmente tuvo lugar este encuentro entre la partes, y si sobre la mesa ya hay algún tipo de petición por parte de los de Monasterio.

Lo que sí se sabe, y reiteran desde el Grupo Parlamentario Vox a Madridiario, es que cuando Monasterio tenga en su poder el borrador, este será estudiado por su equipo “punto por punto”, con “tranquilidad” y “sin dejar de lado ningún detalle”. De hecho, a finales del mes de octubre, Monasterio indicó a Madridiario: “He transmitido que lo que necesito es que me trasladen un borrador de presupuestos con tiempo suficiente, no como en Andalucía, porque nosotros nos queremos estudiar los presupuestos al detalle y que esté enfocado en lo fundamental: Sanidad, Educación, Dependencia y en la Emergencia Social. Todo lo que no sea eso, tiene que borrarse, todo absolutamente”.

En la misma línea, la líder regional del partido de ultraderecha subrayó tras la prórroga de los Presupuestos para 2019 el pasado mes de diciembre, “una vez que las cuentas se han vuelto a prorrogar ya no hay urgencia para negociarlo”, idea que mantiene añadiendo que “lo importante es que las nuevas cuentas se adapten a la realidad de los madrileños". Asimismo, Monasterio insistió: “Queremos estudiar al dedillo todo el borrador y echar cuentas para ver que son viables”.

Asimismo, desde el gabinete de Monasterio defienden en que lo correcto habría sido aprobar “los Presupuestos de emergencia que Vox solicitó al inicio de la pandemia”, en el mes de abril. Entonces, Monasterio instó al Gobierno regional a, en base a los Presupuestos para 2019, configurar un presupuesto de emergencia que tuviera en cuenta una menor recaudación al tiempo que tomara medidas para recudir el gasto político –en sueldos políticos, alquiler de inmuebles para la Administración, etc.- y aumentar el gasto en Sanidad y en dependencia, en especial por la llegada de nuevas “oleadas de confinamiento en otoño".

De cualquier forma, una de las peticiones del Grupo Parlamentario Vox pasa por ejecutar una bajada en los impuestos de los madrileños. A este respecto, Ayuso señalaba este lunes que en su Gobierno “tenemos la bajada de impuestos en el ADN”, recordando que el Ejecutivo ya llevó a la Asamblea de Madrid su Proyecto de Ley de Deducciones en el IRPF –que fue tumbado- y que continúan con la idea de llevarlo a cabo, porque “ahora sí saldrá adelante”. Respecto a la reducción del gasto político en forma de “chiringuitos ideológicos” y “cargos innecesarios” y algunas estructuras administrativas (como comisionados, direcciones generales o subvenciones a asociaciones) que Monasterio pide desde que llegara a la Cámara regional, Ayuso avanzaba que “se reducirán los organismos que demuestren ser innecesarios” una vez planteadas las cuentas con Vox.

Del mismo modo, la presidenta regional hizo hincapié- durante la rueda de prensa de este lunes- en que “estos Presupuestos reforzarán la Sanidad, la Educación y los Servicios Sociales, pero muy especialmente la economía porque son momentos muy difíciles para todos”. ¿De dónde vendrá el dinero para ello?, por ahora no se sabe.

En cualquier caso, se confirma que no habrá movimientos hasta que Vox no dé luz verde, al igual que se ha podido comprobar que desde el Ejecutivo tienen muy en cuenta lo que sus socios preferentes han solicitado ya. Monasterio indicaba a Madridiario hace unos meses que “el borrador, por supuesto, tiene que venir firmado también por el vicepresidente Ignacio Aguado”, patente opositor de pactar la investidura de Isabel Díaz Ayuso con el Grupo Parlamentario Vox y principal piedra en el camino para los populares, quienes han continuado mostrándose más cercanos y conciliadores con los de ultraderecha. Misión cumplida.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

3 comentarios