www.madridiario.es
La portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, y el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en el Pleno.
Ampliar
La portavoz del Gobierno municipal, Inmaculada Sanz, y el alcalde, José Luis Martínez-Almeida, en el Pleno. (Foto: Chema Barroso)

Almeida recurrió a Sanz para consultarle cómo abordar el "rumor" del espionaje en diciembre

miércoles 04 de mayo de 2022, 09:34h

La portavoz municipal, Inmaculada Sanz, conoció el rumor del espionaje a Isabel Díaz Ayuso en diciembre, "un par de días antes de que el alcalde enfermara con Covid". Lo ha reconocido este miércoles en la comisión que investiga el caso, donde ha expuesto que José Luis Martínez-Almeida recurrió a ella para consultarle "de qué manera podíamos actuar" tras ser informado el regidor "por una persona de confianza de la presidenta de la Comunidad" de la supuesta contratación de detectives por parte de la Empresa Municipal de la Vivienda (EMVS) para espiar al entorno de esta.

En esa reunión entre la concejala del PP y el primer edil, este último le traslada que va a encargar al presidente de la EMVS, Álvaro González, el esclarecimiento de la situación a fin de "comprobar que no se ha producido nada parecido -a un espionaje-" en este organismo público, algo que pareció "correcto" a Sanz. La también delegada de Seguridad y Emergencias ha negado que se produjese un encuentro entre ella, el regidor y el delegado de Medio Ambiente y Movilidad, Borja Carabante, para abordar un tema que involucraba a la cúpula del PP nacional. "Yo hablé con el alcalde", ha incidido.

No obstante, ha manifestado que "entiende" que Almeida informó de los "rumores" a Carabante en diciembre, dos meses antes de que la prensa revelase la trama. "No tengo información de que lo supiera nadie más", ha remarcado. Tampoco supo, ha apuntado, los detalles de las actuaciones que se pusieron en marcha para aclarar los hechos. Así, Sanz ha señalado que se enteró "a posteriori" de la reunión que mantuvieron el 12 de enero el delegado de Medio Ambiente, el consejero delegado de la EMVS, Diego Lozano, el concejal Álvaro González, y el ya dimitido jefe de prensa de dicha Empresa Municipal de la Vivienda, David Fernández, para indagar si este último podría haber intentado contactar con el detective Julio Gutiez, encausado por las escuchas del Partido Popular a Ignacio González en Colombia.

La mandataria 'popular' ha expresado su convencimiento de que no se utilizaron recursos públicos para tratar de espiar a Ayuso. "Los controles del Ayuntamiento son suficientes para que esta situación no se pudiera producir", ha sostenido. Sanz, que ha negado haber hablado con alguien de Génova de la cuestión "en ningún momento", ha acusado a la oposición de "tener ya escritas las conclusiones" de la comisión. "No tienen demasiado interés en esclarecer nada, sino en que esto suponga un problema al Gobierno", ha lanzado.

Levy entona el "rumore, rumore, rumore"

Acto seguido ha comparecido su compañera Andrea Levy que, a diferencia de Sanz, se enteró de los hechos "por los medios". No ha dado mayor importancia a que el alcalde la mantuviese al margen pese a que ostenta la portavocía del Grupo Municipal Popular: "Igual es porque como es un rumor y no tiene trascendencia considera que la delegada de Cultura no tiene tiempo para esto", ha justificado. Así, la concejala cree que el caso se resume en "rumore, rumore, rumore, como dice la canción", porque "no hay nada".

Como directora del Comité de Derechos y Garantías del PP, Levy fue la encargada de abrir un expediente informativo a Isabel Díaz Ayuso en paralelo a la publicación del espionaje a petición de Teodoro García Egea y con la aprobación del Comité de Dirección. Sin embargo, la edil ha negado cualquier relación con esta trama. "Se abre por unos contratos que parecían tener irregularidades. Nada tiene que ver con el caso que es objeto de esta comisión", ha explicado sin mencionar que el protagonista de esta historia es Tomás Díaz Ayuso, quien presuntamente se embolsó una comisión de un contrato de mascarillas vendidas por un amigo al Gobierno regional. El proceso se cerró, ha indicado Levy, tras aportar la presidenta de la Comunidad la información requerida y después de que el entonces presidente del PP, Pablo Casado, la considerara "válida y esclarecedora".

El tercer compareciente de esta octava sesión de la comisión, el director general de Comunicación del Ayuntamiento de Madrid, Daniel Hidalgo, también ha asegurado que se enteró del caso por la prensa el 16 de febrero. Ha negado, asimismo, que algún medio lo contactara antes de la publicación de la noticia que destapó la operación contra Ayuso. Tampoco le consta, ha declarado, que alguien intentara evitar que esta informacón saliera a la luz.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+
0 comentarios