www.madridiario.es
El 20 de agosto se cumplen 20 años del incendio del monte Abantos.
Ampliar
El 20 de agosto se cumplen 20 años del incendio del monte Abantos. (Foto: Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial. )

Un pinar 'pelado' y erosionado: el monte Abantos, 20 años después del incendio

viernes 09 de agosto de 2019, 07:02h

La torre de vigilancia de La Casita recibió el aviso a las 15:45 horas. Un minuto antes, Emergencias 112 había descolgado una llamada de aviso: una finca dentro del paraje del Zaburdón ardía. El agente forestal y el retén de El Escorial llegaron a la zona afectada en menos de diez minutos e intentaron sofocar las llamas con una autobomba ligera, pero a las cinco de la tarde, el incendio ya arrasaba la cima del monte Abantos.

El próximo 20 de agosto se cumplen dos décadas de uno de los mayores desastres ecológicos registrados en la Comunidad de Madrid, el más dañino de los conocidos en San Lorenzo de El Escorial. Más de 170.000 árboles resultaron calcinados por unas llamas que alcanzaron los 40 metros de altura. Se vivieron horas dramáticas, con alrededor de 87.000 personas desalojadas por prevención.

En total, 425 hectáreas abrasadas de las 3.092 acotadas como superficie de los montes afectados. Una dimensión similar a sendos fuegos que han asolado esta semana Miraflores y la Sierra de Guadarrama -este último con principal afección en La Granja-. En ambos, cuando se replieguen los efectivos de vigilancia se iniciará el proceso para reforestar el terreno y recuperar el entorno paisajístico. En el monte Abantos comenzó con la conmoción aún en el ambiente.

"La regeneración se hizo excesivamente deprisa, rápido y mal", indica Juan Escario, actual concejal delegado de Medio Ambiente del Ayuntamiento de San Lorenzo. Quizá ahí radica la causa de por qué los árboles plantados no se han agarrado a la tierra y han perecido. La asociación Entorno Escorial añade otro factor determinante: la sequía estival. "Muy pocos tallos han logrado sobrevivir, apenas los que parten de las bellotas", lamenta. Un manto de frondosas coníferas reducido a un pinar 'pelado'.

El monte Abantos tras el incendio. (Foto: Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial)

Una reforestación compleja

Para la repoblación se eligió el pino como especie principal por su rápido crecimiento. Una decisión que no comparten en Entorno Escorial, pues consideran que otros árboles autóctonos como el roble melojo, el arce montpellier o el fresno "aguantan mejor los incendios". "Debieron plantear un modelo de bosque distinto, uno de reforestación natural", comentan. No obstante, la segunda repoblación recogía la plantación de frondosas como el álamo blanco, el chopo, la encina o los citados roble y fresno como complemento a variantes del pino como el silvestre, el laricio, el resinero y el piñero.

"Una reforestación se programa a 40 o 50 años; aquí se hizo a 20"

En la década siguiente al fuego, en el monte Abantos afloraron una serie de 'catastróficas desdichas' que han ralentizado el rebrote de la naturaleza y que aún persisten. El uso público muy intenso, la presión de la cabaña ganadera, los suelos 'esqueléticos', las plagas forestales, los eventos deportivos masivos o la recogida descontrolada de setas constituyen algunos de los hándicaps a los que se enfrentan los brotes verdes.

Así lo reconoce el Proyecto de Ordenación del Monte de la Jurisdicción (Plan Especial 2015-2024), elaborado por la Comunidad de Madrid, que fija una guía de actuación para los próximos años. "Una reforestación se programa a 40 o 50 años y aquí se hizo a 20", apunta Juan Escario. Por lo pronto, muchas de las medidas sugeridas se limitan al papel, pues no se han ejecutado. "Los cauces administrativos son muy lentos", afirma el edil.

Labores de extinción (Foto: Ayuntamiento de San Lorenzo de El Escorial)

Excesivo tránsito en un pinar del s. XVIII

La excepción se encuentra en el cierre de la pista forestal, una actuación que ha reducido "de forma importante el tráfico", según Entorno Escorial. El Consistorio escurialense tiene la potestad sobre este camino habilitado para la circulación de los Bomberos. "Hemos acotado su acceso y el que quiera transitarlo debe pedir una tarjeta y facilitar su número de matrícula", explica el concejal de Medio Ambiente. Hasta 1.600 peticiones se han realizado, aunque "la mayoría después no sube por los agujeros y socavones que tiene", puntualiza.

"Hay una presión humana preocupante sobre el monte"

Así, la Alcaldía de San Lorenzo se encuentra en la disyuntiva de arreglarlo o no. Si lo hacen, deberían cerrarlo, pues se trata de un atajo hasta la provincia de Ávila y llamaría a más vehículos. En todo caso, se trata de un sendero frecuentado pues por él se llega a un mirador y al Arboreto Luis Ceballos, un centro de interpretación de la naturaleza. Además, es fácil toparse con ciclistas, pues la zona formó parte de una etapa de la Vuelta.

El control de usos es una de las asignaturas pendientes. "Siguen pasando muchas bicis y hay eventos como la Travesía de las Cumbres Escurialenses que cada 15 de agosto atrae a 1.500 personas al monte". "Es una presión humana preocupante", se queja Michael Harris, presidente de Entorno Escorial. El Plan Especial prevé prohibir el ciclismo en senderos de menos de tres metros de anchura", pero por el momento no se ha ejecutado.

Todo este tránsito sin mencionar a senderistas y curiosos que ascienden el Abantos para disfrutar de sus árboles singulares: "pinsapos o hayas que no deberían estar en nuestro ecosistema", precisa Escario. La Escuela Técnica Superior de Ingenieros de Montes, Forestal y del Medio Rural los plantó a finales del siglo XVIII, un par de siglos después de que "Felipe II ordenara talar el monte" y enviara esta madera con destino a la Armada Invencible, relata el concejal.

La erosión, la amenaza más temida

La reforestación resulta fundamental para frenar la erosión. "Si llueve, todo el agua va a parar al pueblo". El Ejecutivo autonómico destaca que el monte "cumple un papel importante en servicios ecológicos como el control de escorrentías y la conservación del suelo", pero por las condiciones expuestas esta barrera natural no ha cogido forma. "No es una cuestión estética", sino de necesidad.

"Si llueve, todo el agua va a parar al pueblo"

Otros puntos se enmarcan en un limbo que podría resolverse pronto, como el que atañe a la caza. La Comunidad propone "ampliar las zonas de seguridad donde no se puede cazar" e incluso "declarar una parte reserva biocinegética". El coto se modifica este verano, avanza Harris, por lo que puede que se produzcan cambios.

El monte, "una máquina de comer dinero"

A todas luces, el resultado de la repoblación del monte Abantos en estos 20 años no ha resultado fructífero. Se han producido avances, pero queda mucho trabajo por hacer para reflotar esta superficie forestal con presencia de hábitats de interés comunitario.

Desde Entorno Escorial reconocen que el Gobierno regional "está gastando en retenes forestales y bomberos" y añaden que esta zona "no está completamente descuidada" porque se realizan labores de desbroce. Juan Escario también comprende que la Comunidad cuenta con unos recursos limitados: "Es imposible tener un presupuesto ajustado a la dimensión necesaria". La superficie natural a proteger resulta inabarcable. "El monte es una máquina de comer dinero", resume.

Colectivos ecologistas e ingenieros de montes achacan al abandono del medio rural y de cultivos y a la meteorología adversa -junto a la mano del hombre- el aumento de grandes fuegos en España en los últimos años. "Tenemos un paisaje que es un auténtico polvorín", advierte Mónica Parrilla, responsable de la campaña de incendios de Greenpeace. Por ello, piden más gestión a las instituciones.

Hasta la fecha, las llamas han devorado 55.554,59 hectáreas en todo el territorio nacional en lo que va de 2019, casi cinco veces más que en el mismo periodo del año pasado y un 6,21 por ciento más que la media de la década, según cifras del Ministerio de Agricultura, Pesca y Alimentación. Entre ellos, el de Cadalso y Cenicientos, el mayor de este siglo en la Comunidad de Madrid. Como ejemplo de las consecuencias, el monte Abantos.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Un pinar 'pelado' y erosionado: el monte Abantos, 20 años después del incendio

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    15157 | Dr - 09/08/2019 @ 09:43:27 (GMT+1)
    Este comentario de la felicísima armada de e contrastarse, no cuadra con el origen de los barcos, el uso recreativo y cinegetico del lugar, ni con su carácter casi sagrado de enmarcar el mausoleo de la dinastía m, carece de sentido y suena a la machacona leyenda. Menos películas y más leer, por favor.

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.