www.madridiario.es
Aguado (Cs) y Monasterio (Vox), en la reunión a tres bandas del pasado martes.
Ampliar
Aguado (Cs) y Monasterio (Vox), en la reunión a tres bandas del pasado martes. (Foto: Archivo. Chema Barroso)

La nueva guerra entre Cs y Vox, esta vez sobre los contactos para la investidura de Ayuso

jueves 18 de julio de 2019, 15:53h

Son los dos extremos de una cuerda cuyo único nexo de unión es la posible Presidencia de Isabel Díaz Ayuso. Ciudadanos y Vox mantienen activa su animadversión mutua (al menos, de cara a la galería) a pesar de que en el PP cuentan con poder investir a su candidata antes de las vacaciones de agosto.

Así lo manifestó ayer la propia aspirante a conquistar la Puerta del Sol, que dio casi por cerradas las negociaciones al considerar que ya no hay "escollos" entre las tres derechas y se mostró esperanzada sobre la posibilidad de poder cerrar el pacto definitivo esta misma semana.

Sin embargo, la ami-enemistad de sus dos necesarios socios de Gobierno sigue manteniendo las dudas sobre el éxito de las negociaciones. Escenificación o no, los líderes de Ciudadanos y Vox continúan con su guerra abierta. Este jueves ha sido la existencia (o no) de contactos entre ellos la causa que provocó la última batalla.

Ayuso, Aguado y Monasterio, en el pleno sin candidato del pasado jueves en la Asamblea. (Archivo. Chema Barroso)

Comunicaciones permanentes vs. una semana sin hablar

En un rincón del ring, Ignacio Aguado, líder de Cs, que aseguró que no ha habido avance alguno desde hace 10 días. Es decir, más o menos, desde que se produjo la primera reunión a tres bandas en la Asamblea de Madrid. Además, agregó, hace siete días que no sabe cuáles son las condiciones que ponen ahora en la región.

En el otro, el secretario general de Vox, Javier Ortega Smith, que afirmó que "hay comunicaciones permanentes pese a lo que algunos quieran escenificar". En el PP, asimismo, mantienen su postura habitual en las últimas jornadas: hay contactos, pero discretos.

¿Quién miente?

'Quién miente' y 'por qué' son incógnitas sin despejar que, según parece, seguirán cuestionándose hasta que llegue el desenlace final con el anuncio de un acuerdo cerrado que permita a Ayuso presentarse a un pleno de investidura con probabilidades de éxito.

Mientras, continúa el cruce de acusaciones entre sus futuros socios. Aguado acusa a los de Rocío Monasterio de seguir "en el bloqueo por el bloqueo", así como de no definir qué es lo que quieren exactamente. "Hace un mes decía que no quería entrar en gobiernos, a los sietes días que sí, luego ya no y empezó a pedir hablar de programa. Ahora hemos visto cómo en Murcia dicen que ya no quieren ni programa, ni más reuniones a tres", ha lanzando en una entrevista en Telecinco, recogida por Europa Press.

La amenaza de nuevas elecciones

El líder autonómico de la formación 'naranja' cree que están utilizando las comunidades autónomas "como táctica para algo", aunque no sabe muy bien para qué. Por ello, les ha pedido "un poco de respeto" y que se tomen "en serio el Gobierno". Lo único que le ha pedido al partido de Santiago Abascal es que les dejen "trabajar" tanto en Murcia como en la Madrid porque si no sale de "ese empecinamiento" es posible hasta que se lleguen a convocar nuevas elecciones.

Javier Ortega Smith, en una entrevista con 'Madridiario'. (Archivo. Chema Barroso)

Mientras, Ortega Smith negó la mayor y, en declaraciones a Telemadrid recogidas por EP, acusó a Aguado de intentar boicotear el acuerdo. "Los contactos seguirán siendo permanentes hasta que alguien quiera romper esa línea de comunicación", advirtió. Y aclaró que "no es una cuestión de una foto o de un único documento, sino de que exista voluntad para llegar a un entendimiento".

Sin cheques en blanco

El dirigente de Vox ha hecho hincapié en que, desde su formación, no solo quieren un cambio de "sillones" sino que apuestan por un cambio de "políticas". Por ello, ha defendido que no darán "un cheque en blanco" en ninguna comunidad. Quieren que les pidan una colaboración con sus votos para "cambiar de una manera honrada las políticas de izquierda".

"Seguiremos hasta el último minuto para convencer al PP y a Ciudadanos de que se olviden de cordones sanitarios", ha sostenido. En este sentido, ante las críticas de bloqueo que les lanzan desde formación 'naranja', ha aplicado el refranero para señalar "te diré de qué presumes y te diré de qué careces", ha concluido.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.