www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Un turista toma una foto al Palacio Real, uno de los principales atractivos para el turismo en Madrid.
Ampliar
Un turista toma una foto al Palacio Real, uno de los principales atractivos para el turismo en Madrid. (Foto: Kike Rincón)

Robada en el Palacio Real la corona del rey Suintila

viernes 05 de abril de 2019, 08:03h
En la noche del 4 al 5 de abril de 1921, sucedió un misterioso robo en la armería del Palacio Real. Había sido robada la corona del rey visigodo Suintila y, a pesar de las investigaciones, nunca pudo ser encontrada.

Tal día como hoy, en 1921, los periódicos se hacían eco de un misterioso robo que aún no se ha podido resolver. Había sido robada la corona del rey visigodo Suintila, que por aquel entonces se encontraba en la armería del Palacio Real.

La corona formaba parte del denominado tesoro de Guarrazar, un conjunto de coronas y cruces de ofebrería del reino visigodo de Toledo. No obstante, dicho tesoro no fue hallado hasta los años 1858 y 1861, en un yacimiento arqueológico situado en el municipio manchego de Guadamur.

Las piezas pasaron por diversas manos con el paso de los años. Algunas de ellas fueron desmontadas y fundidas, y otras, terminaron en museos como el de Cluny, situado en Francia.

No obstante, la corona de Suintila es una de las piezas más llamativas por su historia. Perteneció al rey homónimo, conocido por culminar la unificación de los territorios hispánicos. Tras luchar contra los bizantinos establecidos en la Península Ibérica en el año 620, comenzó su reinado un año después, donde se mantuvo hasta que fue destronado diez años después por Sisenando.

La corona de este monarca visigodo fue encontrada por uno de los vecinos de Guadamur, quien terminó regalándosela junto a otros elementos a Isabel II. Después de esto, la corona fue guardada en la armería del Palacio Real, pero alguien logró sustraerla en la noche entre el 4 y 5 de abril.

El robo sorprendió a muchos y las investigaciones se realizaron con urgencia. No obstante, aunque el caso estuvo a punto de ser resuelto, las fuerzas de seguridad no lograron dar con el culpable o con la pieza. Aún a día de hoy, 98 años después, el paradero de la corona sigue siendo un misterio.

Tal y como se detalló en los medios de comunicación en aquel momento, la corona se formaba de dos semicírculos de doble chapa de oro, con bisagras del mismo material, además de contar con perlas y zafiros como adornos. Otro detalle curioso de esta corona es que de ella pendían unas letras, con incrustaciones de almandinas, que formaban la frase "Suinthilanus Rex Offeret", en latín.

En la actualidad, en el Centro de Interpretación Tesoro de Guarrazar, situado en Guadamur, se pueden encontrar diversas réplicas de las coronas de este tesoro. Por supuesto, entre ellas se encuentra una representación de la corona de Suintila.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.