www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Santiago San José Pardo
Santiago San José Pardo

Condenado el 'Lobo feroz', el macabro asesino que emparedó a sus víctimas

lunes 28 de enero de 2019, 07:42h
Tal día como hoy, la Audiencia Provincial de Madrid condenaba a Santiago San José Pardo a 72 años y cuatro meses de cárcel por asesinar y emparedar a dos prostitutas en El Lobo Feroz, mesón que regentaba a finales de los años ochenta en calle de Lucientes de la capital. Allí, una tercera víctima consiguió escapar, pero el recuerdo de uno de los casos más macabros de las calles de Madrid todavía perdura en el recuerdo.
Rock and Roll, extravagancia y ruptura con lo viejo. Madrid emergió durante los años ochenta de la oscura dictadura hacia la modernidad para dejar atrás años grises; eran años de transición callejera y no institucional. Los ochenta, sin embargo, esconden una cara oculta, más turbia y espeluznante. Historias de alcohol, heroína, prostitución y crimen que recorrían los recovecos de la capital como las aguas contaminadas que surcan las cloacas.

El 28 de enero de 1991 se ponía fin a una de estas historias que, sin remedio, forman y formarán parte de la memoria de la Madrid más siniestra. Aquel día, la Audiencia Provincial de Madrid condenaba a 72 años y cuatro meses de cárcel a Santiago San José Pardo, autor del doble crimen de dos prostitutas en 1987 y cuyos cuerpos fueron emparedados en el sótano del bar que regentaba, el Mesón del Lobo Feroz, en la Calle Lucientes de Madrid. En ese mismo lugar, también estuvo cerca de sucumbir una tercera prostituta, Araceli Fernández, que gracias a la aparición a tiempo de la Policía consiguió salir con vida de la boca del lobo.

Un 'lobo' anda suelto

Tras el intento de asesinato de Araceli, el juez que se ocupó del caso ordenó su ingreso en prisión, pero pronto saldría en libertad. Santiago ya no regresó a El Lobo Feroz, el cual vendió y se dedicó a otros oficios. Trabajó como agente judicial interino, como portero de una finca e incluso como delineante.

Pasaría poco más de un año, cuando los albañiles que reformaban el mesón descubrieron lo que nunca nadie desearía descubrir. Allí, en lo más profundo del bar, en el sótano, yacían emparedados y momificados los cadáveres de dos mujeres, las dos prostitutas que en una turbia noche del 87, fueron engullidas por aquel tenebroso rincón de las calles laberínticas de La Latina.

Con el hallazgo, la Brigada de Policía Judicial de Madrid no tardó en detener a Santiago San José como presunto autor del doble homicidio. El 'Lobo feroz' confesó los crímenes y admitió que había emparedado a las víctimas usando arpillera y yeso. El tribunal consideró a Santiago San José autor de dos delitos de homicidio, de otro asesinato en grado de tentativa y de dos delitos de inhumación ilegal. Cumplió condena en la prisión de Herrera de la Mancha, en Ciudad Real, pero en 2004, su buen comportamiento lo llevarían a salir en libertad y desde entonces, su rastro se perdió pero las huellas de sangre del 'Lobo feroz' quedaron escritas en la crónica negra española.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.