www.madridiario.es
Teatro La Latina.
Ampliar
Teatro La Latina. (Foto: MDO)

El teatro de La Latina: 1919-2019 (I)

martes 15 de enero de 2019, 17:52h
El 18 de enero cumple cien años el actual teatro de La Latina. Pero una década antes ya existía en ese enclave un salón con el mismo nombre.

A finales de enero de 1906 apareció en la plaza de la Cebada, casi enfrente del teatro Novedades, el Gran Cinematógrafo de La Latina. Lo había proyectado Mauricio Calvo. Era poco más que un barracón, aislado de otros edificios y con diecisiete puertas a la calle. Esa capacidad de evacuación le permitió superar revisiones municipales para garantizar la seguridad del público en caso de siniestro. Como era habitual en la primera década del siglo pasado en la sesiones cinematográficas se incluían algunas actuaciones de variedades. En enero de 1910 se realizaron algunas obras de importancia para construir palcos y modificar la distribución de las localidades. A partir de la Semana Santa se dedicó más activamente al teatro incorporando una compañía que dirigía el primer actor Juan Bejarano. En el verano de ese mismo año apareció allí la zarzuela, con piezas del conocido como género chico, a cargo de la compañía de Salvador Orozco y Francisco Montosa. El maestro Porras dirigía la orquesta. Durante dos años mantuvo la actividad escénica, pero desapareció de las carteleras a final de 1912. A principio del año siguiente se anunciaba el Cinema-Dora, aclarando que era el antiguo teatro de La Latina.

Sobre el solar del antiguo edificio se construyó un nuevo cine-teatro. En Mayo de 1918 el Ayuntamiento de Madrid otorgó la licencia para la construcción de un cinematógrafo en la plaza de la Cebada, 1. El hombre de negocios y anticuario don Juan Lafora Calatayud fue el empresario que lo levantó y Pedro Muguruza el arquitecto. Siete meses más tarde, el 18 de enero de 1919, se inauguró con las películas Judex y La sortija fatal. Como corresponde a la época del cine mudo, el local tenía orquesta para interpretar en directo las partituras de acompañamiento. Leemos en el periódico El Día (19-1-1919):

El edificio es realmente merecedor de los mayores elogios, tanto por lo que respecta a la fachada, modernísima y elegante, como por el simpático conjunto y distribución acertadísima de su interior en el que no se ha omitido detalle para que el público disfrute de todas las comodidades. Hay en la sala 600 butacas, amplias y cómodas, y muchas más podrían haberse instalado, pero la empresa ha preferido sacrificar sus rendimientos en pro de la comodidad del público.

Este recinto tendría una gran actividad escénica en las dos décadas siguientes, convirtiéndose en centro de reunión para el barrio.

Esta zona de Madrid tuvo desde el siglo XIX numerosos teatritos caseros de tercer orden para entretener al vecindario de la barriada. Entre ellos estuvieron el teatro de la Risa (c/Estudios), el de las Aguas (c/de las Aguas), el teatro Nuevo (c/Encomienda); teatro España (plaza de Paja), de las Tres Musas (plaza de la Cebada) o el teatro del Genio en la Costanilla de San Pedro.

La Latina primitiva apareció en plena fiebre del cinematógrafo y también en los alrededores del Rastro se abrieron otros como los de Duque de Alba, Encomienda, Ave María y Torrecilla del Leal.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • El teatro de La Latina: 1919-2019 (I)

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    12565 | Pilar A.-Villaverde Muñoz - 16/01/2019 @ 10:03:48 (GMT+1)
    Da la casualidad que mi hijo pequeño nos regaló el día de Reyes unas entradas para asistir el viernes 18 centenario del día que se insuguró

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.