www.madridiario.es
En la Comunidad de Madrid se venderán este año 2,5 millones de roscones de Reyes, según estimaciones del sector.
Ampliar
En la Comunidad de Madrid se venderán este año 2,5 millones de roscones de Reyes, según estimaciones del sector. (Foto: Kike Rincón)

Navidades, última parada: cada madrileño consumirá 260 gramos de roscón de Reyes

miércoles 02 de enero de 2019, 11:50h
En la Comunidad de Madrid se venderán estos días 2,5 millones de roscones de Reyes, lo que se traduce en que cada madrileño comerá 260 gramos del típico dulce con el que da por cerrada la época navideña.

Los madrileños consumirán este año una media de 1,5 roscones por cada hogar y 260 gramos por persona, de manera que estos Reyes se venderán casi 2,5 millones de piezas del típico roscón artesano, cuyo precio apenas experimenta variación respecto al año pasado.

Además, según ha puesto de manifiesto el consejero de Medio Ambiente y Ordenación del Territorio, Carlos Izquierdo, durante una visita al obrador central de las Pastelerías Manacor, los madrileños se inclinan más por piezas de 500 gramos y un 45 por ciento prefiere el producto relleno de nata o trufa.

Los pasteleros de Madrid, aunque han mostrado su "seria preocupación" por la venta de roscones de "baja calidad" (elaborados mucho antes de su consumo y siguiendo un proceso de congelación), están constatando con satisfacción la creciente tendencia del consumidor por adquirir el roscón realizado artesanalmente y consumido unas horas después, lo que viene a significar que cada día se demanda más y mejor calidad de los productos de pastelería.

Las cerca de 600 pastelerías de la Comunidad de Madrid venderán casi dos millones y medio de piezas del típico roscón de reyes artesano, según estimación de la Asociación de Empresarios Artesanos de Pastelería de Madrid, que preside Juan Antonio Martín Molero.

Los valores de calidad que defiende la Asociación son el cumplimiento de la normativa técnico-sanitaria vigente, así como el proceso artesano y tradicional de las pastelerías de Madrid, por lo que recomienda que los roscones sean adquiridos en los establecimientos con el distintivo de calidad de la Asociación de Empresarios Artesanos del Sector de la Pastelería de Madrid (ASEMPAS).

Izquierdo ha destacado que el roscón de Reyes es el producto estrella de la pastelería en la región, no solo durante la campaña navideña sino durante todo el año, ya que llega a representar hasta el 70 por ciento de la facturación anual de algunos establecimientos.

En la Comunidad de Madrid hay 322 empresas pertenecientes al subsector de pan, pastelería y pastas alimenticias, lo que representa el 20 por ciento del total de la industria alimentaria en la región. De ellas, 43 se localizan en municipios de carácter rural. Además, este subsector es el que ofrece más empleo dentro de la industria alimentaria de la Comunidad de Madrid, con casi 6.000 empleados, y el más importante en número de establecimientos, con un 23 por ciento del total de la industria alimentaria.

Izquierdo ha resaltado también que hay nueve empresas del subsector del pan, pastelerías y pastas alimenticias que ya se encuentran adheridas a la marca de garantía M Producto Certificado, con un total de 699 productos.

El Gobierno regional ofrece ayudas a todas las empresas de este subsector a través de la línea de ayudas a microempresas, pymes y empresas intermedias para el fomento de inversiones y la mejora de las condiciones de transformación y comercialización de productos agrarios. Entre 2013 y 2018 se han concedido a este subsector 515.102 euros, que se destinaron a subvencionar 10 proyectos, con unas inversiones totales de 2,5 millones de euros.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.