www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Portada de la obra 'Divinas Palabras', de Valle Inclán.
Portada de la obra 'Divinas Palabras', de Valle Inclán. (Foto: Cervantes Virtual)

De una aldea gallega al Teatro Español: Divinas Palabras se estrena en Madrid

viernes 16 de noviembre de 2018, 08:10h
Una obra atemporal. Un estilo, el del esperpento, que ensombreció al teatro negro europeo y despertó la fiebre por Valle-Inclán en cerca de una veintena de países donde Divinas Palabras se ha reinterpretao tanto en el cine como en el teatro. En Madrid se estrenó el 16 de noviembre de 1933 en el Teatro Español, donde caló su reflejo de la miseria humana.

"Es difícil encontrar en el teatro europeo de todos los tiempos una obra más negra y atrevida". Así definió el director teatral Domingo Pérez Minik Divinas Palabras, de Ramón María del Valle-Inclán. Su cóctel de misticismo, personajes sórdidos y retrato de la miseria humana -bajo un marco conectado con las tradiciones de la Galicia rural- no ha sucumbido a modas ni ha perdido eficacia narrativa.

Publicada en 1919 bajo el nombre de Tragicomedia de Aldea, la obra forma parte de las comedias bárbaras del dramaturgo más universal de la Generación del 98. No obstante, se encasilla en la línea del esperpento que triunfaría con la archiconocida Luces de Bohemia. La lujuria y la avaricia se dan la mano en un texto que cobró vida en el escenario del madrileño Teatro Español el 16 de noviemmbre de 1933.

Bajo la batuta de Cipriano Rivas Cherif, Divinas Palabras se estrenó en Madrid con los papeles protagónicos de Margarita Xirgú, Enrique Borrás y Amalia Sánchez Ariño. Sobre las tablas del Real, una reinterpretación de la Galicia tradicional capaz de extrapolarse a cualquier rincón de la geografía española: la historia de una pareja -el sacristán Pedro Gailo y su mujer, Mari Gaila- que exhibe a su sobrino -un enano hidrocéfalo huérfano- para conseguir dinero. Para más dramatismo, otra pariente disputándose al niño (o más bien su explotación). Y como desencadenante del verdadero esperpento, Mari Gaila en un encuentro con su amante mientras un grupo de gente emborracha al niño hasta matarlo.

Semejante trama no podía quedar recluida al territorio nacional y la obra comenzó su periplo extranjero. Así, cuenta con hasta 35 montajes en 18 países repartidos por Europa, Asia y América. El mismísimo Plácido Domingo no rechazó la oportunidad de formar parte del reestreno en el Teatro Real en 1997. Tampoco ha escapado esta tragicomedia a la gran pantalla. En el exterior, destaca la versión de Ingmar Bergman. Un clásico de manual.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.