www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Retrato de Francisco de Cubas
Retrato de Francisco de Cubas (Foto: (La ilustración Católica, 1886))

La alcaldía de Madrid en manos del Marqués de Cubas: 25 días para acabar con la corrupción

martes 06 de noviembre de 2018, 08:08h
Tal día como hoy, y hasta el 1 de diciembre de ese mismo año, fue el efímero tiempo que se matuvo como regente de la Villa de Madrid, el arquitecto y marqués, Francisco de Cubas y González-Montes. 25 escasos días en los que su alcadía le alcanzó para inaugurar la Biblioteca Nacional o eliminar la corrupción de su anterior regidor. Una vez el marqués lo consiguió, abandono su cargo y renunció el dinero.
Más que por su escaso tiempo en el sillón de la regencia de Madrid, también pudo haber sido recordado por ser implacable con los casos de corrupción. El Marqués de Cubas, alcanzó la alcadía madrileña un 6 de noviembre de 1892 a la edad de 64 años y con un propósito.

Durante los 25 días que duró en el cargo municipal -1 de diciembre-, Francisco de Cubas se encargó de deshilachar la corrupción del anterior alcalde, Alberto Bosch, y de los varios funcionarios corruptos de la anterior legislatura. Tras la limpieza dimitió de su cargo y renunció a su sueldo íntegro, pero no sin antes, llevar a cabo algunos actos institucionales como la inauguración de la Biblioteca Nacional o el inicio de una memoria sobre el Presupuesto Municipal.

La rápida caducidad de su mandato hizo al marqués de Cubas pasar inadvertido entre la larga lista de alcaldes emblemáticos de la cápital durante toda la historia, pero Madrid le debía mucho. En 1900, seis años después, el Ayuntamiento puso su nombre a la calle que enlaza la calle de Alcalá con la plaza de las Cortes.

El marqués no quiso reducir su legado a simplemente 25 días de servicios públicos en el Consistorio, por eso, su mejor obra se encuentra en el mobiliario de la capital: su huella como arquitecto. Francisco de Cubas dirigió, a veces de forma altruista, la construcción de edificios de viviendas e introdujo el uso del yeso y la escayola en la ornamentación.

Pero los mayores logros de entre todos sus trabajos, predomina la iglesia y convento de las Salesas Reales, ubicado en la calle de Santa Engracia; el Museo Nacional de Antropología en la calle Alfonso XII, o la iglesia del Sagrado Corazón o el convento de las Siervas de María. Todo ello unido al encargo realizado para el proyecto de la catedral de la Almudena, que iba a ser reformada.

No hubo hueco para la casualidad y Francisco de Cubas, marqués y arquitecto, fue enterrado junto a su esposa, Matilde Erice y Urquijo, en la Catedral de la Almudena, tras fallecer el 1899. Hasta su muerte, la Almudena, fue su única obsesión y el último proyecto que realizó.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.