www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Cines Alphaville, en la actualidad Golem, en el barrio de Arguelles
Ampliar
Cines Alphaville, en la actualidad Golem, en el barrio de Arguelles (Foto: MDO)

Alphaville, la sala que cambió el rumbo del cine en España

domingo 26 de noviembre de 2017, 09:54h

Este icónico cine de la capital fue pionero en casi todo. La versión original llegó a Madrid gracias a sus salas, que convirtieron a este espacio de la calle Martín de los Heros en el primer multicine de España. El día del espectador se gestó en su taquilla y la sesión golfa de madrugada también le debe su nacimiento.

Exhibir ‘lo más marginal del cine comercial y lo más comercial del cine marginal’ es la vocación con la que nacieron el 26 de noviembre de 1977 los cines Alphaville. Su nombre, el de la ciudad futurista homónima de un film de Jean-Luc Godard, inspiró a un grupo de amigos apasionados por el séptimo arte a crear una sala por la que desfiló el star system del celuloide.

Su ubicación, un marco inmejorable para hacer despegar el circuito cinematográfico español: el barrio de Argüelles, donde se concentraban, y aún persisten, algunos de los cines en versión original más importantes de la capital. Precisamente, Alphaville fue el pionero en implantar este método de exhibición en Madrid, que pronto sería imitado por sus competidores.

Desde sus butacas, los espectadores disfrutaron también del mejor cine de autor, lo que le valió ser el punto de encuentro obligatorio para los cinéfilos en su época más gloriosa. Las películas independientes, que no llegaban tanto al público, fueron promocionadas con una nueva fórmula en estos cines: encuentros con los actores y directores en su estreno que bien podrían ser la antesala de las premieres actuales.

En algunas ocasiones, se podían ver gratis cortometrajes, películas antiguas o nuevas que no habían pasado por el circuito comercial. Además, los cineastas noveles encontraban en los Alphaville el lugar donde proyectar sus obras. Opera Prima, la primera película de Fernando Trueba, se estrenó en sus salas.

Su programación inició en 1977 con La batalla de Chile, de Patricio Guzmán, a la que siguió un ciclo de cine cubano de la Revolución. Después desfilarían con sus películas Eric Rohmer, Werner Herzog, Wim Wenders, Robert Altman o el propio Godard. Polanski, Bertolucci o Pasolini fueron algunos de los grandes nombres de arte y ensayo que exhibieron sus títulos en los cines Alphaville.

Siempre pensando en el público

La obsesión por la calidad de la proyección, el confort de la sala, la atención al espectador y el rigor de la programación de sus dueños marcó la diferencia con la competencia. El público cobró un papel de especial relevancia para la empresa y, por ello, fueron los primeros en poner a disposición del espectador las hojas informativas de las películas, suprimir la publicidad en las salas o respetar los horarios y formatos de las películas. No vender palomitas en su cafetería fue uno de sus métodos de resistencia al cine más comercial.

No obstante, la revolución del panorama cinematográfico y el éxito que alcanzaría desde su apertura, no fue prevista por el Ayuntamiento de Madrid, que en un primer momento se resistió a otorgarle la licencia de apertura. Finalmente, la concesión de la misma llegó gracias a la intermediación de Alfonso Guerra.

En junio de 2005 los Alphaville cambiaron de dueño. Venció el contrato de arrendamiento que tenían los antiguos propietarios y la distribuidora pamplonesa Golem se hizo cargo de estos cines que sembraron el amor por el cine en muchos madrileños.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

Foro asociado a esta noticia:

  • Alphaville, la sala que cambió el rumbo del cine en España

    Últimos comentarios de los lectores (1)

    7658 | Robespierre - 27/11/2017 @ 23:44:15 (GMT+1)
    ¡Gloriosos años, nunca se repetirán!

  • Normas de uso

    Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

    No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

    La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

    Tu dirección de email no será publicada.

    Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.