www.madridiario.es

TAL DÍA COMO HOY

Hospital San Pedro de los Naturales, en la calle San Bernardo.
Ampliar
Hospital San Pedro de los Naturales, en la calle San Bernardo. (Foto: Kike Rincón)

El hospital que enterró entre cenizas a Calderón de la Barca

El hospital de San Pedro de los Naturales fue construido en 1902 para ayudar a los sacerdotes madrileños que necesitaban asilo y para aquellos que se encontraban en su lecho de muerte.

Destinado a la atención y asilo de sacerdotes, el hospital de San Pedro de los Naturales fue inaugurado el 12 de septiembre de 1902 en la calle San Bernardo tras haberse situado durante 283 años en la calle de la Torrecilla del Leal. Su construcción comenzó en 1896 con el objetivo de continuar con las labores que en el edificio de Torrecilla del Leal se llevaban a cabo.

El fundador del antiguo hospital, Jerónimo de Quintana, fue el creador de esta congregación benéfica que atrajo a ilustres como Lope de Vega y Calderón de la Barca. Este último donó al hospital gran parte de su fortuna y en 1666 fue nombrado capellán mayor.

Calderón fue enterrado por la congregación en la iglesia de San Salvador, tal como señalaba en su testamento: “Ser llevado a la parroquial iglesia de San Salvador de esta villa. Será mi sepultura la bóveda de la capilla que con el antiguo nombre de San José está a los pies de la iglesia. Aquí habrá prevenida otra caja sin más adorno que cubierta de bayeta, en que sepultado mi cadáver…”.

Los restos de Calderón de la Barca pasaron por varios sitios hasta que en 1936 desaparecieron. Estando allí sus restos, el hospital de San Pedro de los Naturales se incendió y nunca más se supo del escritor.

En 1946, los hermanos Luis y Ramiro Moya reconstruyeron el edificio que, hoy en día, sigue siendo sede de la congregación, dedicada a la asistencia para personas con discapacidad intelectual, enfermedad mental y con drogodependencia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Desarrollo Editmaker

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.