www.madridiario.es

Abiertos en agosto: dónde comer en Madrid

martes 25 de julio de 2017, 08:29h

Proponemos una serie de restaurantes para comer en la capital que no cierran sus puertas durante el mes de vacaciones por excelencia: agosto.

Cuando llega agosto, lo ideal es huir de la capital para desconectar y disfrutar de las vacaciones, tomar cócteles en la playa o respirar el aire puro de la montaña. Pero, si no eres de esos afortunados que pueden viajar, Madrid siempre tiene un plan para ti. Además de la oferta cultural, la gastronomía madrileña es digna de admirar y degustar, por lo que proponemos varios restaurantes a los que acudir este verano.

Restaurantes abiertos todo agosto

La gastronomía no cierra por vacaciones y en la capital existen varios restaurantes que abren sus puertas durante el mes más caluroso del año.

Amargo place to be (Calle del Pez, 2) reúne en su local arte, gastronomía y música, ofreciendo menús para desayuno, mediodía y noche que poder degustar mientras disfrutas de conciertos de música en vivo de soul, jazz o funk. La oferta cultural se completa con exposiciones de arte, microteatro y espectáculos diarios cada noche para amenizar la cena de los comensales.

En BACIRA (Calle Castillo, 16), América, Asia y el Mediterráneo se dan la mano en su carta, sorprendiendo a los clientes más curiosos con sus platos. Ostenta la distinción 'Bib Gourmand' de la Guía Michelin por su gran relación calidad/precio.

"El Arte de cocinar no está en transformar la materia prima, sino en sacar lo mejor de ella", señala Luis Martín, encargado de los fogones de Goizeko Kabi (Calle Comandante Zorita, 37). Este restaurante es un referente en el panorama gastronómico de la capital, ofreciendo una cocina de corazón, de esencias puras, evolucionada y actualizada, pero en la que la tradición se percibe como esencial, y trabajando con materia prima de alta calidad.

En el Hotel Santo Domingo (Plaza de Santo Domingo, 13) se encuentra La Barra de Sandó, restaurante en el que se pueden saborear una gran variedad de pinchos disfrutando del vaivén de turistas que entran y salen dando vida a este céntrico hotel.

Para aquellos amantes de la verdura y las hortalizas de huerto está La Huerta de Almería (Calle Corredera baja de San Pablo, 47 / Calle San Millán, 2 / Calle Moratín, 25). En cualquiera de sus tres restaurantes, la oferta gastronómica saludable incluye tartas caseras, pan recién horneado, aceites, batidos, zumos, cafés o tés, o los Combos 'Paninos' y 'Bols' para tomar a cualquier hora del día.

Y si quieres disfrutar de la típica gastronomía castellana, Los Galayos (Calle Botoneras, 5 - Plaza Mayor, 1) es el mejor lugar. Sus dos terrazas permiten sumergirse en el Madrid de los Austrias y deleitarse con las mejores recetas castellanas remodernizadas.

New York Burger (Calle General Yagüe, 5 / Calle Recoletos, 4 / Paseo de la Castellana, 89 / Calle Miguel Ángel, 16) cuenta con cuatro locales en los que con un mordisco puedes viajar a los Estados Unidos. Las hamburguesas son picadas a diario y cocinadas en un horno de carbón, y sus carnes smoked style harán las delicias de los más carnívoros. El restaurante de la calle Miguel Ángel es el único que cierra del 14 al 27 de agosto.

Chicharro en escabeche rojo, lengua de ternera en escabeche o perdiz en escabeche son platos que pueden probarse en Ponzano, situado en el barrio de Chamberí (Calle Ponzano, 12). Su éxito radica en la calidad del producto, además de la apuesta por las recetas de toda la vida.

Los sabores del País Vasco llegan a Madrid a través de la Taberna Gaztelupe (Calle Comandante Zorita, 32), lugar en el que la modernidad se fusiona con la cocina vasca tradicional, presentando el producto como el gran protagonista.

Para tomar un cóctel

Abierto al público desde las 20 horas, Sunset Lookers (Plaza de Santo Domingo, 13) es el lugar idóneo para relajarse tras una jornada intensa de trabajo. Cuando el calor da un respiro, este oasis situado al lado de la Gran Vía ofrece cócteles, copas Premium y unas vistas privilegiadas de la capital.

Sí, pero no: restaurantes que cierran varios días

Hay restaurantes que, al llegar agosto, necesitan tomarse un pequeño respiro para volver de nuevo con las pilas cargadas y preparados para ofrecer a los clientes lo mejor.

Este es el caso de Kena (Calle Diego de León, 11), cuya cocina nikkei –mestizaje entre la cocina peruana y la japonesa– cierra del 13 al 21 de agosto. El resto del verano, los que allí se acerquen podrán disfrutar de exóticos menús ejecutivos, cócteles, carta o menús degustación.

En Oceanika (Calle Antonio Pérez, 26, semiesquina con Velázquez 150), los churros con chocolate no tienen nada que ver con los que estamos acostumbrados a tomar. Esta cocina de fusión iberoamericana realiza transmutaciones en sus platos que dejan al comensal con la boca abierta. El local cierra del 14 al 31 de agosto.

Sandó (Calle Isabel la Católica 2-4) ofrece en un ambiente elegante una clásica gastronomía, cuidada y con un excelente producto, presente en platos como Habitas salteadas con jamón ibérico y huevo, Medallones de merluza con carabineros y salsa de cítricos o Costillar de ibérico con su adobo en teriyaki y puré de queso ahumado. El restaurante permanecerá cerrado desde el 31 de julio al 24 de agosto.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.