www.madridiario.es
Ajustado recorte capotero de Colombo a su segundo enemigo
Ampliar
Ajustado recorte capotero de Colombo a su segundo enemigo

San Isidro: lección del 'teniente' Colombo a los 'soldados rasos' Aguado y Serna

lunes 22 de mayo de 2017, 23:24h
Un novillero a la antigua, más o menos. Y dos a la posmoderna (y perdonen el palabro). El venezolano Jesús Enrique Colombo, que debutaba en la cátedra venteña, demostró que con sus lógicas imperfecciones, quiere ser figura o al menos vivir de su profesión, siendo el protagonista positivo del festejo en el que dio una aplaudidísima vuelta al ruedo. En cambio sus compañeros de cartel, los sevillanos Pablo Aguado y Rafael Serna, parece que ya tienen varios cortijos por sus actuaciones escasas de entrega. Todo ante un noble encierro de El Montecillo muy aptos para el triunfo.

Estábamos a mitad de festejo y no había pasado casi nada reseñable, con lo que el aburrimiento era el amo de los tendidos. Porque, salvo la entrega del debutante Jesús Enrique Colombo ante en todos los tercios ante el que abrió función, tardo como todos salvo el cuarto, pero manejable, también como el resto, y al que muleteó al natural con cierto aire, reclamó algo, no mucho, de protagonismo. Ni siquiera esa mínima atención recabaron Pablo Aguado y Rafael Serna frente a los suyos con un toreo mecánico y sin alma.

Pero la tarde se enderezó, en parte, después. Sobre todo por lo que afectaba al venezolano, que de soldado raso pasó a ser ante el cuarto el 'teniente Colombo' –protagonista de aquella extraordinaria serie televisiva también a la antigua- como demostró en unas lucidas verónicas y un artístico recorte. El burel también dejó atrás en codicia a sus hermanos, se comportó con bravura en el caballo y con casta después.

Lo que añadió mérito a un tercio de banderillas espectacular con el 'teniente' asomándose al balcón de los pitones, tanto en las que clavó al cuarteo como en la que hizo al quiebro.Colombo calentó el ambiente y supo prender y vencer a ratos el torrente embestidor del novillo, al que dio distancia y embebió en la pañosa con temple y ligazón sobre la mano derecha y en menor medida con la izquierda. Allí no brillaba la calidad pero sí la emoción, que aumentó cuando el venezolano se jugó la integridad con ajustadísimas bernadinas y se tiró a matar o morir, siendo volteado.

La faena rozaba en méritos la oreja, pero la petición fue mayoritaria, aunque por razones que se desconocen, el usía Javier Cano, que se supone que sabe contar, se saltó el reglamento y no la concedió. Esta actuación del ‘teniente’ motivó a Aguado, que sacó a relucir la clase que en otras ocasiones ha mostrado en este y otros cosos, con unas esplendorosas chicuelinas y llevando al quinto al caballo por alegres y medidas tapatías. Nos las prometíamos felices porque ese quinto animal, aunque sin casta, era obediente al engaño.

Sin embargo el sevillano se conformó con algunos arreboles sueltos con cierto desmayo en redondo y se vio desbordado al natural sin llegar a conjuntar faena, por lo que aunque apuntó a sargento o teniente volvió a quedarse en soldaso raso. Claro que peor fue lo de su paisano Serna, que no pasó de recluta, pues anduvo otra vez sin chispa ni ganas ni pundonor novilleril e incluso con excesivas precauciones ante el último que no parecía querer comerse a nadie.

Ojalá esta actuación de ambos sólo sea un borrón en sus carreras ya con bastantes festejos. Ojalá no tengan necesidad de acordarse de cómo se les fue una novillada a modo sin torear. Ojalá. Y ojalá el 'teniente' Colombo disponga de otra oportunidad en Las Ventas para ver si es capaz de ser capitán, coronel o general.

Ficha

Novillos de EL MONTECILLO, con trapío, mansos y manejables, excepto el bravo y encastado 4º. JESÚS ENRIQUE COLOMBO: ovación; vuelta tras petición mayoritaria. PABLO AGUADO: silencio tras aviso; silencio. RAFAEL SERNA: silencio; silencio. Plaza de Las Ventas, 12ª de Feria. Tres cuartos de entrada.

CRÓNICA DEL FESTEJO ANTERIOR

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.