www.madridiario.es
Solar de Tafesa
Ampliar
Solar de Tafesa (Foto: Kike Rincón)

Un 'desierto' urbano entre Estroncio y Eduardo Minguito

Por Enrique Villalba
martes 02 de febrero de 2016, 07:41h
La asociación de vecinos La Unidad de Villaverde Este denuncia el abandono y la falta de proyectos de las administraciones para varias parcelas fronterizas entre los barrios de Villaverde Bajo y San Cristóbal.

Una gran vía de suelo inerte separa Villaverde Bajo de San Cristóbal, y no es la fallida 'avenida del colesterol'. Enormes parcelas sin uso jalonan las calles de Eduardo Minguito y Estroncio. Cuando al otro lado del puente un futuro espera a la nave Torroja y los terrenos de Boetticher, aquí solo quedan promesas sin estrenar. En su momento, la zona fue de las más pujantes de la industriosa Villaverde pero, poco a poco, el ámbito se fue quedando aislado, siendo un punto negro de los equipamientos del distrito, a pesar de que hay suelo público suficiente (principalmente, de Renfe y el Adif) para llevarlos a cabo.

El más sangrante es el de la residencia regional de mayores que se prometió, junto al centro municipal Eduardo Minguito de servicios sociales, y llegó a presupuestar el Gobierno regional cuando se proyectó el Plan 18.000. El centro nunca llegó y el descampado se convirtió en un foco descontrolado de vertidos de basuras, un taller al aire libre de reparación de coches y un almacén de chatarras. A pesar de que el Ayuntamiento valló la zona, a petición de Izquierda Unida, sigue siendo un basural a apenas unos metros del cauce soterrado del arroyo de Butarque. Anexa a la anterior, otra parcela espera un uso público. En su día, acogió un transformador eléctrico que daba servicio al tren y las instalaciones cercanas. Hoy también está abandonado.

Más allá, la Quinta de El Pilar pelea con el Consistorio para que se haga cargo de la urbanización de los espacios interbloque del ámbito, a pesar de ser privados, como ya hiciera el Consistorio con otras urbanizaciones similares, como las de Moratalaz. Los vecinos solventan la falta de limpieza municipal y sufren problemas de humedades en casas antiguas y de endeble construcción. Justo en frente de esta colonia de personas mayores espera tiempos mejores la enorme parcela que en su día albergó los talleres de Tafesa. La empresa Talleres Ferroviarios S.A. mantenía arrendado este terreno al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif) pero en 2009 cerró sin dar una salida al terreno. Años después, en 2014, colas interminables de chatarreros abrieron brecha en el muro y se llevaron en camiones lo que había de valor en el complejo. En el saqueo, se rompieron planchas de los techos de amianto, lo que provocó una nube tóxica. El Ayuntamiento ordenó entonces la demolición y saneamiento del complejo, que quedó como un desierto tapiado. El asunto acabó con una denuncia en la Fiscalía de Medio Ambiente y el Ayuntamiento que hoy sigue abierta. En septiembre, el concejal presidente de Villaverde, Guillermo Zapata, visitó la zona con los vecinos para conocer su problemática pero aún no ha habido una respuesta administrativa a sus problemas.

Según explicó a Madridiario Silvia González, portavoz de la asociación de vecinos, todo ese suelo tiene limitaciones de edificabilidad por estar junto a las vías del tren. No obstante, podría tener usos si se construyen algunos de los muchos equipamientos que requiere la zona. "Además de la residencia de mayores, se podría hacer un aparcamiento público, zonas verdes y deportivas, una biblioteca pública y un recinto ferial para las fiestas". La asociación lleva esta semana dicha problemática al pleno ordinario del distrito con el objetivo de que ese suelo revierta en hacer un barrio mejor, en vez de una cicatriz en el corazón de Villaverde Bajo.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

4 comentarios