www.madridiario.es
Alertan de vertidos y peces muertos en una laguna de Velilla, en pleno Parque del Sureste
Ampliar
(Foto: España 2000)

Alertan de vertidos y peces muertos en una laguna de Velilla, en pleno Parque del Sureste

miércoles 20 de enero de 2016, 07:21h
Hasta 43 millones de las antiguas pesetas invirtió la Comunidad de Madrid en restaurar la laguna de El Raso, en el Parque del Sureste, en el año 2001. El proyecto pretendía terminar con el aspecto degradado de este humedal y potenciar su uso por los habitantes de Velilla de San Antonio. Pero, a día de hoy, la realidad es muy diferente. Los vecinos critican el estado "deplorable" del lugar, la suciedad del agua con la presencia de basura y, sobre todo, los vertidos que periódicamente se observan en la superficie de la laguna. A lo largo de los años se han podido observar en la laguna manchas de colores y texturas diferentes frente a la "pasividad" de las instituciones, según denuncian las asociaciones ecologistas de la zona.
El último episodio medioambiental tuvo lugar entre el 9 y el 10 de enero, cuando empezaron a aparecer peces muertos por toda la zona, tal y como muestran las fotos y vídeos que los vecinos y el partido España 2000 han compartido en Internet. El incidente coincide, según destaca Antonio Martínez, de la Asociación Ecologista del Jarama El Soto, con la aparición "de una mancha blanca flotando en la laguna el pasado viernes 8 de enero". Un vertido que se produce "dos veces al mes", según estima Martínez.

La Consejería de Medio Ambiente es la administradora de la laguna y el Ayuntamiento de Velilla de San Antonio es el propietario, "así que deberían hacer algo", sentencia Martínez, que considera que en esta ocasión, dado que las muertes se han producido al tiempo que el vertido, "sería muy fácil comprobar si los dos hechos están relacionados".

En este sentido, el Servicio de Protección a la Naturaleza de la Guardia Civil (SEPRONA) se acercó al lugar de los hechos el fin de semana para recoger muestras tanto del agua como de los peces y están analizándolas en el laboratorio para concretar si hay algún vertido y si, en caso de haberlo, es o no el causante de la muerte de los animales. En caso afirmativo, "se desplegarían las medidas necesarias para localizar el origen de dichos vertidos", aseguran desde el Ayuntamiento de Velilla. La Comunidad, por su parte, recuerda que no es de su competencia pero asegura que también "se va a interesar por el asunto".

Desde las asociaciones ecologistas desconfían de las instituciones puesto que "no es la primera vez que esto ocurre y por el momento no se ha hecho nada", insiste Martínez. La concejala no adscrita de Izquierda Unida Alicia Martínez va a llevar, sin embargo, en el próximo Pleno del 27 de enero, una moción que incluye medidas a este respecto. Concretamente, "un paquete de iniciativas de recuperación de los humedales de la zona" y, entre ellas, piden al Ayuntamiento que "acabe con los vertidos ilegales" en la laguna de El Raso.

Sea o no el vertido el que ha matado a los peces en esta ocasión, "lo que sí sabemos es que el colector de los vertidos es ilegal, porque no tiene los permisos necesarios de la Confederación Hidrográfica", afirma. La edil reconoce, no obstante, que hasta que no tengan los resultados del Seprona, no se puede saber con certeza qué ha pasado. En cualquier caso, entiende que los dos problemas siguen siendo una realidad y, a su juicio, es responsabilidad de la Consejería y el Ayuntamiento solucionarlos.

No es la primera vez, sin embargo, que se presenta una moción de este tipo en el Pleno. Ya en septiembre de 2015 el grupo político España 2000 llevó una propuesta para mejorar la situación del humedal, pero fue tumbada por el gobierno local, recuerda Pedro Espada, concejal del partido en Velilla. Llevan desde entonces denunciando el "desastre medioambiental" en la laguna de El Raso y volverán a presentar otra moción en el Pleno del 27 de enero porque consideran que la propuesta de la concejala de IU es "errónea". En ella se plantea "taponar el colector en lugar de investigar primero" el origen del problema. Espada recuerda que el colector "lleva ahí toda la vida y los problemas son de hace unos años", por eso "proponemos que se investigue para encontrar al o los responsables" y que se les ponga las sanciones pertinentes. Han sido, además, los primeros en subir un vídeo de la mortandad de peces que tuvo lugar el pasado 9 de enero.

VÍDEO DE ESPAÑA 2000 QUE DENUNCIA EL "DESASTRE MEDIOAMBIENTAL" DE LA LAGUNA DEL RASO


El debate sobre la mortandad de los peces

Existen discrepancias sobre si los supuestos vertidos habrían causado o no la muerte de los peces. Aunque ningún agente forestal se acercó al lugar de los hechos -puesto que el colectivo no está incluido en el 112-, desde el sindicato UGT de agentes forestales aseguran que no tienen conocimiento de ningún vertido. Consideran, además, que si la causa de la mortandad fuese por la presencia de una sustancia tóxica en el agua, "lo lógico sería que hubiesen muerto todos los peces". Sólo lo han hecho, sin embargo, los "siluros y los barbos", por lo que intuyen que puede haber sido una muerte por "eutrofización", que consiste en el enriquecimiento de las aguas con nutrientes a un ritmo demasiado rápido, de forma que la descomposición del exceso de materia orgánica disminuye el oxígeno subacuático y provoca la muerte por asfixia de los peces. "Un fenómeno natural que se produce habitualmente en lagunas y humedales", aseguran.

El ecologista Antonio Martínez discrepa. "No todas las especies responden igual ante la presencia de sustancias tóxicas", tal y como desde la asociación han podido comprobar a través de los estudios realizados en las demás lagunas y humedales del parque, donde las mortandades de peces son una constante desde hace más de una década. Recuerda, además, que "la laguna del Raso es la más profunda de la zona y la que tiene un agua de mayor calidad con una renovación relativa". Considera por todo ello que sí podría haberse producido un vertido relacionado con la mortandad de la laguna.

Especies exóticas que amenazan el ecosistema

El Raso es uno de los numerosos humedales existentes en el Parque Regional del Sureste, zona protegida como reserva de fauna. Tiene una superficie aproximada de 85.000 metros cuadrados -equivalente a unos nueve campos de fútbol- y, al igual que la mayoría de las lagunas de la zona, se originó a consecuencia de la actividad minera y pronto fue poblada por numerosas aves y peces.
Hoy todo eso podría estar en riesgo, al menos en cierta medida. Entre los peces muertos se han encontrado siluros, un tipo de pez "que no ha llegado de forma natural a estas lagunas", explica Martínez con preocupación. Se trata de una especie "depredadora" que podría "arrasar con toda la fauna de la laguna", lamenta. "Sospechamos que algunos aficionados a la pesca irresponsables" traen estos y otros peces al humedal, puesto que hay varias especies "exóticas" y ajenas al lugar. El hecho de que hayan encontrado entre los cadáveres siluros "de en torno a los 120 kilos" es la "confirmación" que estaban esperando. "Significa que, efectivamente, están comiéndose todo lo que hay bajo el agua", lo que podría afectar negativamente al ecosistema.
¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)


Normas de uso

Esta es la opinión de los internautas, no de Madridiario

No está permitido verter comentarios contrarios a la ley o injuriantes.

La dirección de email solicitada en ningún caso será utilizada con fines comerciales.

Tu dirección de email no será publicada.

Nos reservamos el derecho a eliminar los comentarios que consideremos fuera de tema.