www.madridiario.es
    17 de enero de 2020

peces muertos

La aparición de cientos de peces muertos en las aguas del río Henares a su paso por Alcalá este fin de semana y el "fuerte olor a disolvente" advertido en la zona sirven de argumentos para varios colectivos ecologistas para poner públicamente sobre la mesa sus sospechas de que el afluente finalmente se ha contaminado con vertidos del incendio de Chiloeches.

La reciente aparición de decenas de peces muertos en algunos puntos del cauce del río Henares a su paso por municipios como Alcalá ha puesto en alerta a los ayuntamientos de la zona. El suceso tiene lugar sólo unos días después de que comenzara a arder una nave de tratamiento de residuos en la próxima localidad de Chiloeches, un incidente que ha preocupado a las organizaciones ecologistas por, entre otras cosas, el riesgo de llegada de tóxicos a ese río, algo que se analiza ahora.

Hasta 43 millones de las antiguas pesetas invirtió la Comunidad de Madrid en restaurar la laguna de El Raso, en el Parque del Sureste, en el año 2001. El proyecto pretendía terminar con el aspecto degradado de este humedal y potenciar su uso por los habitantes de Velilla de San Antonio. Pero, a día de hoy, la realidad es muy diferente. Los vecinos critican el estado "deplorable" del lugar, la suciedad del agua con la presencia de basura y, sobre todo, los vertidos que periódicamente se observan en la superficie de la laguna. A lo largo de los años se han podido observar en la laguna manchas de colores y texturas diferentes frente a la "pasividad" de las instituciones, según denuncian las asociaciones ecologistas de la zona.
  • 1