www.madridiario.es
Centro Cultural de la Villa
Ampliar
Centro Cultural de la Villa (Foto: Antonio Castro)

Día de las Fuerzas Armadas: 20 años del atentado de ETA en Colón

lunes 11 de octubre de 2021, 14:03h

El 12 de octubre de 2001 Madrid había sido escenario de la celebración del Día de las Fuerzas Armadas. Los paseos de Recoletos y de la Castellana mostraban las gradas para el público. En el Centro Cultural de la Villa se representaba la comedia de Jardiel Poncela Una noche de primavera sin sueño. Acudí a verla con un amigo en la segunda sesión.

Sobre las once de la noche (había dos funciones por ser viernes) la megafonía de la sala anunció el comienzo del segundo acto. Se abrió el telón y Pedro Osinaga comenzó la escena. Casi inmediatamente los espectadores sentimos una sacudida breve, como un salto. Se apagaron las luces de la escena y se encendieron las de emergencia en la sala. Pero, tras unos segundos, volvió la electricidad a la escena. Los actores, un tanto confusos, intentaron reanudar la representación ante un público nervioso. Nada en el interior de la sala hacía presagiar que había explotado una bomba bajo nuestros pies. No recuerdo los minutos que pasaron, pero fueron pocos. De repente por las cuatro puertas de acceso al patio de butacas entraron en tromba agentes de la policía nacional conminándonos a abandonar la sala ordenada pero rápidamente. No hubo escenas de pánico. Con tranquilidad fuimos abandonado el auditorio acordonados por las fuerzas de seguridad. Llovía ligeramente en el exterior. La noche era desapacible. Aun así, me sorprendió la cantidad de gente agolpada en las aceras contemplando el suceso. Hasta que no estuvimos fuera del perímetro de seguridad no nos enteramos de que bajo nuestros pies había explotado un coche bomba. Con la tranquilidad de no haber sufrido ningún daño nos fuimos de copas.

A la mañana siguiente (los medios digitales todavía no ofrecían noticias cinco minutos después de producirse) me sorprendió leer los destrozos provocados por la explosión. El coche del atentado portaba 30 kilos de dinamita. Se esbozó la teoría de que el temporizador había fallado porque estaba previsto que explotara durante el desfile. Fallo o no, no causó víctimas mortales aunque unas veinte personas sufrieron heridas. Ochenta coches fueron destruidos y la planta fue seriamente afectada. El vehículo del atentado se había localizado en la calle Alcántara y el servicio de grúa lo trasladó al aparcamiento subterráneo de Colón.

Las representaciones teatrales se reanudaron cuatro días después tras comprobar que la estructura del complejo no había resultado afectada. El aparcamiento subterráneo permaneció cerrado durante más de un mes. En noviembre de 2010 la Audiencia Nacional condenó al etarra Manex Zubiaga a 111 años de prisión por un delito de estragos terroristas, tres atentados con resultados de lesiones, cinco de lesiones y nueve faltas de lesiones.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios