www.madridiario.es
Vistas de las Torres Colón
Ampliar
Vistas de las Torres Colón (Foto: Chema Barroso)

El Ayuntamiento protege la estructura colgada de las Torres de Colón

jueves 25 de junio de 2020, 14:12h

El Ayuntamiento de Madrid ha acordado este jueves en Junta de Gobierno aprobar inicialmente la modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Madrid (PGOUM) para poder incluir las Torres de Colón en el Catálogo General de Edificios Protegidos, lo que permitirá señalar, además, el régimen de obras permitidas en el inmueble y dotar de seguridad jurídica a los futuros proyectos.

Concretamente, se determina un nivel 3 de protección en grado parcial, siguiendo las indicaciones de la Comisión de Patrimonio de la Comunidad de Madrid y se determina que el "valor" del edificio está en su estructura 'colgada', por lo que los elementos que se deben proteger son la cabeza, los tirantes y el fuste central de ambas torres. En consecuencia, se considera que el volumen, la forma o los materiales del inmueble "no afectan a la estructura interna protegida", según el acuerdo alcanzado en Junta.

En consecuencia, se considera que el volumen, la forma o los materiales del inmueble "no afectan a la estructura interna protegida", según el acuerdo alcanzado en Junta.

Después de mantener reuniones con todas las partes implicadas y de las revisiones que la Comisión para la Protección del Patrimonio y Natural (CPPHAN) y la Comisión Local de Patrimonio Histórico (CLPH) han realizado sobre este edificio, el Área de Desarrollo Urbano ha elevado la modificación del plan general para poder incluir las torres en el catálogo con un nivel 3 de protección.

Así, los elementos arquitectónicos asociados a esa estructura 'colgada' características de las torres son los que se deben mantener y restaurar obligatoriamente en caso de obras de reforma. Sin embargo, esta estructura 'colgada' que se protege "no está ligada a la forma, volumen o materiales del edificio", han ahondado desde el Consistorio. La modificación puntual también cambia el plano de ordenación y ajusta la alineación oficial de la parcela a la edificación existente.

Sin embargo, esta estructura 'colgada' que se protege "no está ligada a la forma, volumen o materiales del edificio", han ahondado desde el Consistorio. La modificación puntual también cambia el plano de ordenación y ajusta la alineación oficial de la parcela a la edificación existente.

El edificio, propiedad de Mutua Madrileña, está situado en la plaza de Colón, 2, en el distrito de Chamberí, y tiene una superficie aproximada de 1.560 metros cuadrados. No ha sido catalogado ni como Bien de Interés Cultural en la categoría de Monumento ni como Bien de Interés Patrimonial por la Comunidad.

El Consejo Regional de Patrimonio Histórico llegó a un acuerdo para instar al Ayuntamiento a que las Torres de Colón se incluyeran en el catálogo de bienes y espacios protegidos de Madrid con el grado de protección parcial, con una ficha específica en la que se señala que el elemento a proteger es la estructura interna del inmueble.

La incorporación de un edificio al catálogo debe abordarse a través de una modificación del PGOUM, que es el paso que se da hoy. Este acuerdo se someterá ahora a información pública por el plazo de dos meses. Este expediente enlaza además con la estrategia del Área de Gobierno de Desarrollo Urbano, que dirige Mariano Fuentes, de actualizar el catálogo de edificios protegidos para incluir también exponentes de la arquitectura industrial y contemporánea.

La reforma de las Torres Colón conlleva la eliminación de su emblemático 'enchufe' y en su lugar se erigirán cuatro nuevas plantas de oficinas, "manteniéndose sin alteraciones la altura (117 metros) y la edificabilidad de las torres". El proyecto respeta "íntegramente" la estructura interna, "reforzando y realzando sus características de edificio suspendido".

Así se dio a conocer en diciembre durante la presentación de la reforma en la sede de Mutua Madrileña. En ella estuvieron presentes, entre otros, el presidente y consejero delegado de Mutua Madrileña, Ignacio Garralda; el alcalde de la capital, José Luis Martínez-Almeida, y el delegado de Desarrollo Urbano, Mariano Fuentes.

El edificio diseñado por Antonio Lamela, ejemplo de la arquitectura suspendida de España e inaugurado en 1977, será así remodelado por tercera vez en 50 años. Se encargará del proyecto el estudio luis vidal + arquitectos. Este nuevo diseño cuenta con el visto bueno de la Comisión para la Protección del Patrimonio Histórico-Artístico y Natural (CPPHAN) del Ayuntamiento.

Se prevé que las obras, que han comenzado en el interior, concluyan en el año 2022, y se invertirán 65 millones de euros. El edificio contará con instalaciones de última generación en cuanto a eficiencia energética y sostenibilidad, lo que permitirá convertirse en la primera torre de negocios de España con la consideración de Edificio de Consumo Casi Nulo. Y es que Torres Colón solo utilizará energía eléctrica de origen renovable, y consumirá un 60 por ciento menos de energía que un edificio convencional. Además, casi el 10 por ciento de la energía que se consuma será generada por el propio edificio.

Este proyecto de reforma y el acuerdo de Junta de Gobierno ha sido criticado por el arquitecto Carlos Lamela, hijo de Antonio Lamela, quien ha asegurado que la inclusión en dicho catálogo "no entraña el respeto ni salva de la completa desfiguración a Torres Colón, un icono mundial de la denominada 'arquitectura suspendida', pues protege una "mínima parte" del edificio.

"Se mantiene en su totalidad el proyecto planteado en su día por su actual propietario, que supone demoler varias plantas inferiores y aumentar cuatro pisos la altura, de modo que el conjunto pierde irreversiblemente su condición de dos torres iguales, esbeltas independientes y suspendidas como lo concibió su autor, Antonio Lamela", ha lamentado para incidir en que la reforma planteada "atenta gravemente" contra la estructura de las Torres Colón.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

1 comentarios