www.madridiario.es
La localidad madrileña de Tielmes, primera confinada de la Comunidad de Madrid
Ampliar
La localidad madrileña de Tielmes, primera confinada de la Comunidad de Madrid (Foto: William Criollo Ortiz )

Tielmes vive una "normalidad nerviosa" tras decretar el cierre de la hostelería y pedir evitar la movilidad

Tielmes cierra la hostelería y pide reducir la movilidad

lunes 24 de agosto de 2020, 07:36h

Sobre Tielmes se impuso este domingo una situación de preocupación tras decretar la Comunidad de Madrid el cierre de los locales de hosteleria debido al alto número de personas infectadas por coronavirus en un pueblo de poco más de 2.000 habitantes. Según informan desde la Consejería de Sanidad, la situación epidemiológica de este municipio del sureste de Madrid es "altamente preocupante", al tener una tasa de incidencia de la enfermedad en los últimos 14 días de 339,62 casos por cada 100.000 habitantes. Aunque "no lo han cerrado", tanto las autoridades locales como las autonómicas recomiendan ni entrar ni salir de este pueblo que está viviendo lo que podrían ser las peores horas de su historia reciente.

Todo comenzó, según cuenta Alejandro, dueño de un restaurante del municipio, hace diez días. Ante las informaciones que apuntaban a un rebrote en el municipio, "en el que todos nos conocemos", los habitantes optaron por confinarse voluntariamente por "el miedo que había". Predominan las personas mayores, por lo que los bares, para evitar contagios, decidieron echar las persianas antes de que tomaran la drástica decisión en el Gobierno regional.

"Esperemos no tener que adoptar medidas más drásticas"

En este pueblo, la primera ola de la pandemia no llegó a afectar como en otros municipios cercanos, donde el número de casos fue muy alto. Pero ahora está envuelto, en palabras de su alcalde, Miguel Ángel Barbero, en una "normalidad nerviosa" donde se está detectando ya transmisión comunitaria. "Hay varios focos y positivos que no tienen relación entre ellos", apunta en conversación telefónica con Madridiario el alcalde de Tielmes, quien espera no tener que adoptar medidas "más drásticas". "Espero que no se llegue a cerrar el pueblo y que con las medidas adoptadas se reduzca la transmisión en 14 días". El centro de salud, cuenta, no ha llegado a colapsar pero sí ha soportado mucha carga de trabajo al rastrear a los contactos de los positivos. "La mayoría de casos -43 este domingo- son asintomáticos" suspira, mientras espera que los datos que lleguen este lunes sean mejores. "A ver cómo amanecemos", continúa.

Un pueblo "en bancarrota"

Pero si ya el confinamiento decretado en marzo por el Gobierno Central fue un "batacazo" para el sector de la restauración, ahora, en este municipio, ya hay quien, "aunque prefiere ni pensarlo", habla de cerrar definitivamente si no llegan las ayudas de las administraciones. Es Luisa, la dueña de un bar, que define su situación con una palabra: "Mal". Sus respuestas reflejan los "dramáticos" momentos que están viviendo: "Llevamos un año pasándolo mal" y durante el verano "no nos estábamos recuperando". Alejandro, sin embargo, decidió no abrir tras el confinamiento, ya que se vieron "ahogados en deudas". Era un negocio del que vivían tres generaciones de una misma familia, que ahora vive una situación "límite". Cree que con las nuevas medidas impuestas el pueblo va a quedar en "bancarrota" ya que tiene "muchos bares y muy poca gente", lamenta.

Por ello, el alcalde del municipio, que quiere poner en valor el "comportamiento ejemplar" de sus vecinos, va a convocar esta semana una reunión con los dueños de los locales para "buscar una posible ayuda". Pero Alejandro, que también es maestro del colegio de Tielmes, ve el futuro del pueblo "con mucha incertidumbre". Sigue sin creerse que, mientras toda España disfruta de los últimos días del verano, este pueblo madrileño esté cerrado por una situación que evitaron, "gracias a la responsabilidad de sus habitantes", en la primera ola de la pandemia.

¿Te ha parecido interesante esta noticia?    Si (0)    No(0)

+

0 comentarios