www.madridiario.es
    22 de octubre de 2019

villarejo

Habla seis idiomas, se licenció -con nota- en Ciencias Políticas y es responsable de Comunicación e Inmigración en Podemos Comunidad de Madrid, pero se la conoce por el polémico robo de su móvil por parte, presuntamente, de las cloacas del Estado para iniciar una campaña de desprestigio contra Pablo Iglesias. Dina Bousselham (Tánger, 1990) lucha ahora por combatir el machismo que cuestionó su trabajo en el Parlamento Europeo al lado del que fue su mentor desde su paso por la Universidad Complutense de Madrid. Con el feminismo en las venas desde que, a los 12 años, se hizo futbolista en su Marruecos natal, defiende la España del 8-M que está evolucionando y aspira a seguir defendiendo los Derechos Humanos en los que aún queda mucho por hacer. Pide "voluntad política" para erradicar también el racismo y la xenofobia, así como las políticas de Extranjería que, once años después de su llegada a España todavía le impiden votar o presentarse a unas elecciones. Desde la parte de atrás del escenario, centra sus esfuerzos en impulsar a Isa Serra hacia la Puerta del Sol o, en el peor de los casos, a la formación de un gobierno de izquierdas que frene a la ultraderecha de Vox. "Sí, se puede", asegura.

Manuel García Castellón, titular del Juzgado Central de Instrucción número 6 de la Audiencia Nacional, ha firmado el archivo de las actuaciones incoadas al hilo de las declaraciones sobre los atentados del 11 de marzo de 2004 en Madrid del excomisario José Manuel Villarejo. Para el Ministerio Público, su versión es una "mera recopilación de informaciones periodísticas".

La representación legal de Ignacio González ha solicitado que el expresidente de la Comunidad de Madrid sea autorizado a personarse como damnificado en el caso Tándem. Según han argumentado, González es una víctima de dicho procedimiento.

El excomisario José Manuel Villarejo se enfrenta a dos años de cárcel por delitos de calumnias y denuncia falsa contra el director del CNI Félix Sanz Roldán.

Durante dos meses, el excomisario Villarejo y su mujer, Gema Alcalá, no podrán comunicarse por teléfono tras grabar ella una de las llamadas donde se hablaba de Grande-Marlaska, el CNI y Anticorrupción, y difundirla posteriormente a los medios.

Agentes de la Policía Nacional se han personado en la sede del periódico digital moncloa.com para pedir que les hiciesen entrega de las grabaciones del excomisario Villarejo, realizadas durante una comida en 2009 con varios mandos policiales y la ministra de Justicia, Dolores Delgado.
  • 1