www.madridiario.es
    16 de septiembre de 2019

radiales

Fomento no especifica cuánto dinero se destinará al proyecto de variante de la A-1 y sus actuaciones se limitan a un "estudio informativo" sobre el tramo entre el eje aeroportuario y El Molar y la conexión con la A-2.

El ministro de Fomento, José Luis Ábalos, ha ratificado que su Departamento planea acometer una "bajada generalizada" del peaje de las nueve autopistas quebradas que fueron rescatadas en la anterior Legislatura, incluidas las cuatro radiales de Madrid.

El ministro de Fomento ha avanzado que se estudian vías para que las carreteras radiales quebradas se usen más, como abaratar su precio.

Varios fallos judiciales y problemas de déficit anulan el plan del Ministerio de Fomento de asumir las ocho vías en quiebra en una sociedad pública.

El rescate de las autopistas de peaje radiales R-3 y R-5 de Madrid ha sido declarado en suspenso a la espera de una resolución de la Audiencia Provincial de Madrid.

El Estado se quedará finalmente con las ocho autopistas en quiebra y riesgo de liquidación, se alcance o no acuerdo con los bancos acreedores de las vías, que soportan una deuda de unos 3.400 millones de euros, según aseguró el ministro de Fomento, Íñigo de la Serna.

Los juzgados han dado una moratoria de seis meses antes de abordar nuevas liquidaciones entre las ocho autopistas que están en quiebra, dada la intención del Ministerio de Fomento de buscar de nuevo un acuerdo para solventar la situación de estas vías.

Vecinos de trece municipios de la región se verán afectados de lleno en su movilidad si el Ministerio de Fomento no logra evitar el cierre de las autopistas radiales quebradas R-3 (Madrid- Arganda) y R-5 (Madrid- Navalcarnero) antes de que el 1 de octubre el Juzgado de lo Mercantil número 6 de Madrid cumpla la resolución que dicta la liquidación de dichas vías.

El precio medio de los peajes de la red de autopistas dependientes de la Administración del Estado bajará un 0,6 por ciento en 2016, excepto en tres de las autopistas radiales de Madrid (la R-3 Madrid-Arganda, la R-5 Madrid-Navalcarnero y la R-4 Madrid-Ocaña), donde los peajes subirán un 1,34 por ciento.

Las cuatro autopistas radiales de Madrid, actualmente en quiebra, suman una deuda financiera de 1.660,9 millones de euros, con lo que copan el 44,7 por ciento del pasivo total de las nueve vías en problemas.

Seopan, patronal de las constructoras asegura que ya dan por perdido un importe de 1.799 millones de euros en las nueve autopistas de peaje que están en concurso de acreedores y en riesgo de quiebra, de las que estas empresas son actualmente titulares.

El Ministerio de Fomento ha recibido el "apoyo unánime" de los bancos acreedores de la decena de autopistas que afrontan un riesgo de quiebra para llevar a cabo "en 2013" una solución para estas vías, aunque no incluya a todas ellas, según informaron fuentes del sector.

El Ministerio de Fomento ha dado a la decena de autopistas en quiebra un plazo que concluye este miércoles para que comuniquen si finalmente deciden integrarse en una sociedad pública con el fin de solventar los problemas económicos y financieros que actualmente afrontan.

La ministra de Fomento, Ana Pastor, ha asegurado que el Gobierno "no ha considerado poner en marcha" un eventual cobro de peaje en las autovías para no afectar al transporte de mercancías por carretera, "un sector clave e importante para la economía española y su competitividad".

La Asociación de Sociedades Concesionarias de Autopistas (Aseta) propone que, para dar viabilidad a las empresas en riesgo de quiebra o en concurso de acreedores, como las radiales de Madrid, se cobre peaje por los tramos de la M-50 que tienen asociadas.

La inversión estatal centrada directamente en la Comunidad de Madrid se centrará en tres aspectos: el pago de concesiones a carreteras radiales, la subvención del transporte público y las Cercanías.

El Ministerio de Fomento confía en alcanzar "en los próximos días" un acuerdo con constructoras y concesionarias para la constitución de una empresa pública que rescate a las autopistas de peaje que están en riesgo de quiebra y suman una deuda de más de 3.500 millones de euros.

  • 1