www.madridiario.es
    22 de septiembre de 2019

pp

José Luis Martínez-Almeida, candidato del PP al Ayuntamiento de Madrid, ha anunciado que ha enviado un programa de investidura a Ciudadanos y Vox. Según ha mencionado el candidato popular, se trata de un programa asumible por "cualquier votante de centro derecha de Madrid" y espera que se puedan cerrar reuniones con ambas formaciones cuanto antes.

El presidente de Ciudadanos, Albert Rivera, ha afirmado que su partido no firmará ningún acuerdo para que Vox entre en el futuro Gobierno de la Comunidad de Madrid y ha subrayado que con quien están negociando es con el PP y que únicamente aceptarán gobernar con esta formación.

Tras la composición de la Mesa de la Asamblea, en la que VOX entra con la Vicepresidencia tercera, Rocío Monasterio ha asegurado que ya tiene firmado un acuerdo de Gobierno con la candidata popular, Isabel Díaz Ayuso, que le otorgará a los de Abascal entes de la Comunidad y peso en los presupuestos en función de su representación en la Cámara (12 escaños). Por el contrario, Ignacio Aguado no ha querido firmar ese documento por lo que Monasterio, asegura, se ha levantado de la mesa. Desde el PP niegan que este acuerdo recoja la entrada de esta formación en un futuro Gobierno regional y han aclarado que de lo que se habla es de "proporcionalidad en entes y presupuestos" en base al número de escaños.

El artículo 12 del Estatuto de Autonomía establece que los grupos parlamentarios han de estar representados en los órganos parlamentarios "en proporción al número de sus miembros", pero Más Madrid y Podemos se han quedado fuera de la Mesa de la Asamblea que, por primera vez en democracia, se inclina claramente hacia la derecha: PP, Ciudadanos y Vox ocupan cinco puestos y el PSOE, solo dos. El cruce de acusaciones no se ha hecho esperar y Errejón ya ha anunciado que recurrirá al Constitucional la votación de este martes.

La permanencia del PP en la Puerta del Sol se da por hecha: Isabel Díaz Ayuso es optimista sobre su posible Presidencia de la Comunidad de Madrid tras el éxito logrado en la Mesa de la Asamblea. Aun así, la popular deberá manejar bien sus cartas para que Ciudadanos y Vox no rompan la baraja.

La Asamblea de Madrid se constituye este martes sin que el triunvirato de derechas haya alcanzado aún un acuerdo sobre la composición de la Mesa. Ignacio Aguado deberá definirse hoy: o repite la 'foto de Colón' junto a PP y Vox o perderá la Presidencia del máximo órgano de la Cámara regional, destinada, en principio, a Juan Trinidad.

Horas antes de que se constituya el Parlamento madrileño, todo apunta a que los naranjas ceden y dejarán a Vox sentarse en la Mesa de la Asamblea a pesar de que, oficialmente, no ha habido reuniones oficiales para negociar. No obstante, varios diputados de Cs y PP han permanecido en la Cámara regional sin querer confirmar (ni desmentir) conversaciones ni pactos.

En sendas declaraciones, el secretario general de Ciudadanos, José Manuel Villegas, y el candidato de Vox al Ayuntamiento, Javier Ortega Smith, han coincidido en que Manuela Carmena no revalidará mandato de ninguna manera dando por hecho que el tripartito de la derecha acabará entendiéndose y alcanzando el sábado, día de la constitución del Consistorio, la mayoría absoluta necesaria. Ahora queda por saber si será Begoña Villacís o José Luis Martínez-Almeida quien sostenga el bastón de mando. En este punto, los populares insisten en que son la fuerza más votada del bloque y no "regalarán" el Ayuntamiento.

Preguntada por las declaraciones de Esperanza Aguirre en La Sexta Noche el pasado sábado -en las que la expresidenta regional aseguraba que no vería "tan mal" que el PP se abstuviera en la investidura de Pedro Sánchez-, la candidata del PP a la Presidencia de la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso, ha afirmado que "preferiría" que si el sociaista se mantiene al frente del Gobierno no sea con los votos de los independentistas. Poco después, la dirección nacional del PP se aventuraba a corregir a Ayuso: no solo no se facilitará la permanencia de Sánchez en Moncloa, sino que se "dificultará" su investidura, ha dicho el secretario general del PP, Teodoro García Egea.

Vox no podrá inconveniente a que el futuro Gobierno municipal lo lidere el popular José Luis Martínez-Almeida o la naranja Begoña Villacís. Eso sí, quiere estar ahí. Así lo ha anunciado Javier Ortega Smith, candidato del partido al Ayuntamiento, en una entrevista en la que ha dicho no ver los problemas de formar un ejecutivo tripartito.

A menos de 24 horas de que se constituya la Asamblea de Madrid, los partidos entran en modo sprint para negociar un acuerdo que les posicione lo mejor posible de cara a la nueva Legislatura. Por el momento, parace que la primera condición de Ciudadanos para apoyar un Gobierno presididio por Isabel Díaz Ayuso ha sido bien recibida por los populares y será uno de los de Aguado quien presida la Mesa de la Asamblea. De hecho, los naranjas ya le han puesto nombre a la silla: el diputado electo Juan Trinidad. Mientras, Ayuso asegura no haber cerrado la puerta a que también haya en ella un puesto para Vox e insiste en la idoneidad de una reunión a tres con Ciudadanos y los de Abascal.

En apenas seis días, el Pleno del Ayuntamiento deberá elegir a su alcalde y, de momento, hay pocas certezas y demasiadas incertidumbres. PP y Ciudadanos ven con claridad que llegar a un acuerdo programático es “fácil” pero les separa la idea de los naranjas de investir a toda costa a Begoña Villacís pese a quedar por detrás de José Luis Martínez-Almeida en las elecciones. Con todo, en caso de que se pusieran de acuerdo sobre la persona a la que aupar como regidor todavía deberían negociar con Vox, a quien Ciudadanos aún no ha llamado. En juego está la consecución de una mayoría absoluta del bloque de las derechas o un fracaso que se vería traducido en la imagen de Manuela Carmena sosteniendo, de nuevo, el bastón de mando.

Los líderes de Cs y Vox en la Comunidad de Madrid, Ignacio Aguado y Rocío Monasterio, se han reunido este domingo en la capital para “conocerse” en un “encuentro formal”. Es la primera vez que se citan y lo hacen justo dos días antes de que se constituya el Pleno de la Asamblea, en el que la formación naranja deberá recibir los votos de los de Santiago Abascal para presidir la Cámara.

Ciudadanos y el Partido Popular necesitan los votos de Vox para gobernar tanto en el Ayuntamiento como en la Comunidad. Sin embargo y pese a que el PP ya se ha sentado con ellos, la formación naranja sigue empeñada en distanciarse de los de Santiago Abascal. Tanto, que este domingo el candidato a la Comunidad, Ignacio Aguado, ha avisado de que la violencia machista será “una línea roja”.

PACTOS POSTELECTORALES

Después de la reunión mantenida el juves, en la que las candidatas del PP y Vox a la Comunidad de Madrid, Isabel Díaz Ayuso y Rocío Monasterio, se mostraron dispuestas a convencer a Ignacio Aguado (Ciudadanos) para gobernar la región, los equipos negociadores de ambos partidos han vuelto a sentarse este sábado para buscar puntos de encuentro entre sus programas.

Isabel Díaz Ayuso e Ignacio Aguado han protagonizado el primer encuentro fructífero entre candidatos a presidir la Comunidad de Madrid. El líder de Cs ha destacado la "voluntad de llegar a buen puerto" en sus negociaciones con la popular y ambos partidos se han emplazado a otra reunión el próximo lunes con el objetivo de llegar a acuerdos programáticos.

Rocío Monasterio sigue en su línea de hacer un llamamiento público a Ciudadanos para reunirse y ha instado al PP a liderar una negociación a tres. De su encuentro con Ángel Gabilondo, la candidata de Vox ha destacado su "grata sorpresa" por el tono cordial en el que ha discurrido. El socialista ha puntualizado que ambos han dejado claro que no tenían intención de negociar nada.

Avanzan los pactos postelectorales a nivel local. PP y Vox han alcanzado un principio de acuerdo para gobernar juntos en municipios como Pozuelo de Alarcón Las Rozas y Majadahonda, donde no requieren el apoyo de un tercer socio. El Partido Popular considera que están ante "el punto de partida de los gobiernos de la libertad".

El Partido Popular y Ciudadanos se han reunido este viernes para intentar -sin gran éxito- cerrar un acuerdo programático que logre despojar a Manuela Carmena de la Alcaldía de Madrid. Sin embargo, el primer punto del decálogo naranja poco tiene que ver con las competencias municipales de la capital, pues habla de la aplicación "del artículo 155 en Cataluña en caso de que el Govern siga sin acatar el orden constitucional". La formación naranja aclara que, esa y otras medidas tales como bajadas de impuestos o incremento de vivienda social, están incluidas en un documento genérico que han de firmar sus socios en todos los municipios del Estado.