www.madridiario.es
    14 de noviembre de 2019

Feria de Otoño

No se esconden, como los mandamases del escalafón -menos Perera- y teóricas figuras. Todo lo contrario. De cara al año que viene podrían vivir de sus respectivos triunfos en el pasado abono isidril. Pero ellos vuelven a dar la cara en Madrid y sufrir el examen de su sacrosanta y exigente afición. Paco Ureña, que cortó tres orejas y fue declarado triunfador oficial, y Antonio Ferrera, que echó idénticos trofeos e su esportón y llevó a cabo la más inspirada faena de su ya larga trayectoria, harán el paseíllo en la Feria de Otoño. El ciclo, en el que destaca también la despedida de El Cid, se celebra durante el actual y el próximo fin de semana.

"¡Torero, torero!" El grito ansiado por cualquier coletudo en el altar venteño rugió desde los tendidos en honor de Diego Urdiales y su apoteosis del toreo de verdad de verdad de la buena. Tres indiscutibles orejas, tres cortó el riojano en un actuación maciza que siempre se recordará, sobre todo su faenón al segundo de sus bureles. También destacó un heroico Octavio Chacón con una oreja de mucho peso y un interesantísimo y variado encierro de Fuente Ymbro con un soberbio tercero que se le fue a un ventajista y vulgar David Mora.

Un festejo con altibajos en el comportamiento de los bicornes de Fuente Ymbro, con tres y tres. O sea la mitad con opciones de triunfo, en diversa gradación, para los coletudos, pero que, salvo la excepción de Francisco de Manuel, con el exigente tercero. Mientras que los otros dos correspondieron en suerte –más bien en desgracia- a Pablo Mora, que se fue de vacío. Menos opciones tuvo un gris Juanito con su lote que tampoco se comían a nadie.

Los hados del destino son así de juguetones. El máximo protagonista del primer festejo otoñal era Talavante, responsable del entradón bordeando el ‘no hay billetes’, con su gesto de anunciarse en dos ocasiones, sí. Más, sin embargo lo noticioso se lo llevaron con la cruz Fortes, herido por el quinto bis tras una espeluznante cogida, y el toricantano Pablo Aguado, que al margen de si hizo méritos suficiente para la oreja que cortó, dejó el doblete de su sello artista y valeroso. En un mal encierro de las dos divisas de Victoriano del Río, el teórico protagonista cumplió.

La presidenta madrileña Cristina Cifuentes ha avanzado este jueves que las obras de remodelación de la Plaza de Toros de Las Ventas empezarán en octubre.

Tercer zambombazo de Alberto López Simón en la cátedra. Tercera puerta grande de 2015, conquistada por agallas, sí; heroicidad, sí. Mas también, por supuesto, con buen toreo. El madrileño, herido por su primero, al que cortó un oreja, se negó a ser operado en la enfermería, y al siguientre le festoneó una faena de emoción, sí. Mas también de macizo toreo 'der güeno', obteniendo el trofeo que era la llave de la saluda a hombros. Y olé. Diego Urdiales pechó con un pésimo lote, como todo el encierro del Puerto, y quedó inédito.

Los taurinos no se quedan atrás, no. Hace años que degenerando el 'bos taurus' a base de quitarle casta y fuerza han logrado el 'bos ni ni'. Sí, animalotes que no tiene ni casta, ni fuerza, ni... 'na'. Animalotes que en lugar de dar miedo, dan pena. Como los corridos en este pésimo inicio de la Feria de Otoño y contra los que estrellaron sus ilusiones la terna de novilleros punteros.

Los taurinos no se quedan atrás, no. Hace años que degenerando el 'bos taurus' a base de quitarle casta y fuerza han logrado el 'bos ni ni'. Sí, animalotes que no tiene ni casta, ni fuerza, ni... 'na'. Animalotes que en lugar de dar miedo, dan pena. Como los corridos en este pésimo inicio de la Feria de Otoño y contra los que estrellaron sus ilusiones la terna de novilleros punteros.

Tarde espesa para los rojiblancos y muy en especial para uno de sus mayores hinchas, el torero Miguel Abellán. Si el equipo era vapuleado en Valencia, el coletudo no pasaba del empate, ni estrenaba su casillero de goles -orejas- en su gesta en solitario en Las Ventas, donde no estuvo mal, mas tampoco alcanzó el sueño de la Puerta Grande. Perdió algún trofeo por la espada, pero en conjunto queda poco que recordar más allá de su entrega y oficio. No perdió como el Atleti, pero...

Peor, imposible. O casi. No es que fuese la crónica de un pertardo anunciado. O casi. Porque la otrora puntera ganadería de Fuente Ymbro, tan del gusto de las figuras, ahora está podrida, como ya demostró hace unas meses en la cátedra de Las Ventas. Y como todo puede ir a peor, pues eso, que fue. Contra estos supuestos animales bravos, además muy escasos de fuerzas, se estrellaron tres novilleros punteros, que acabaron tan aburridos como el cotarro. Peor, imposible. O casi.

Miguel Abellán pretende cerrar su 'annus mirabilis', el de su reaparición en los ruedos, con la guinda al pastel de una buena temporada. Y nada mejor que la gesta de enfrentarse a seis toros en la cátedra venteña, donde ya tuvo una actuación heroica -grave percance y oreja- en el pasado San Isidro. Se convierte así en el protagonista indiscutible de la Feria de Otoño, a la que siguen rehuyendo las figuras, con excepción de Fandiño.
  • 1